Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡AL BORDE DEL ABISMO! Aseguran que la crisis persistirá tras unificación cambiaria

El economista Ángel García Banchs pronostica un cambio único más cercano a los 35 bolívares por dólar, pero considera que el levantamiento del control de cambios será parcial “hasta el año que viene cuando con la ayuda del FMI, y probablemente en el marco de otro gobierno, se termine por completo de levantar el control”. “Están metidos en la trampa del populismo: si la gente de la CVG se levanta, tienen que imprimir bolívares, si la gente de Fedepetrol se levanta, tienen que imprimir, si los empleados públicos se levantan tienen que imprimir; entonces están entrampados; solamente una nueva forma de gobierno podría con un mínimo de gobernabilidad levantar por completo el control”.

pobreza colas comprar venezuela

En la opinión pública se maneja la especie de que, con motivo del anuncio de unificación cambiaria, Nelson Merentes cree que el cambio debe ubicarse en 25 bolívares mientras que Rafael Ramírez es de la tesis que debe ser a 35 bolívares. ¿Qué piensa usted?

Que Rafael Ramírez está sacando un poco mejor los números y que Merentes los está sacando muy mal. Para poder eliminar el control y atender la demanda de divisas (por lo menos el flujo actual de demanda y no la demanda que está represada), se requieren al menos 35 bolívares por dólar a precios de hoy. El problema es: ¿qué pasa con toda la demanda vieja; es decir, las solicitudes a 4,3 y 6,3 bolívares por dólar? Esa, les adelanto, no la van a pagar sencíllamente porque no tienen con qué.

-Más aún, luego está la pregunta sobre si podrán mantener una tasa de 35 bolívares por dólar. Y la respuesta es que para ello tendrían que darse otras políticas fundamentales como acabar con los desórdenes fiscales, salariales y monetarios. Los traspasos al Fonden se tendrían que acabar; la impresión de bolívares para financiar el déficit fiscal se tendría que acabar; y los aumentos de salarios a un ritmo superior a los de la productividad también. ¿Podrán? Lo dudo. El levantamiento parcial de los controles lo hará Maduro. Pero, el levantamiento completo lo hará un próximo gobierno de transición.

-Mientras sigan con los desórdenes, la tasa de cambio va a tener que ajustarse, y de no ajustarse van a tener que racionar y reprimir.

El ministro Rafael Ramírez ha asegurado que vamos por el camino correcto. ¿Esto tiene que ver con la aparatosa salida de Jorge Giordani? ¿Está dispuesto a aplicar el capitalismo mafioso verde, como usted lo conoce, un paquete neoliberal en la economía?

-Sin duda, la salida de Giordani es fundamental. Los bancos de inversión han exigido su cabeza, como a Herodes le exigieron la de Juan El Bautista; pero, además, han exigido cambios de política económica que al final, sin intención o no por parte de esos bancos, conducirán a cambios políticos.

-Lo cierto es que en el próximo mes de octubre se vencen los papeles Pdvsa 2014 y Global 2014, y que no hay fondos ni en la República ni en Pdvsa con los cuales pagar esos vencimientos. Las reservas líquidas del BCV están vacías, igual que las del Fonden. Esto significa que no existe en las reservas internacionales liquidez suficiente ni tampoco en los fondos paralelos que han sido vaciados por las mafias.

-El Fonden en este instante no debe tener más de 300 ó 500 millones de dólares líquidos, liquidez parecida a la que debe haber en las reservas del BCV; por lo tanto, no hay con qué pagar lo que se vence en el mes de octubre en el que vencimientos y cupones superan la cifra de 5 mil millones de dólares. Ciertamente, esos cambios son obligatorios, y se van a dar. Borrego está en Venezuela para garantizar que los ajustes y las penurias se dan acá y no en Cuba, país que cuenta con un año más para hacer la transición.

-El capitalismo mafioso y el chavismo verde militar se están liberando del socialismo del siglo XXI; por cierto, que por un tiempo permitió internacionalizar a Chávez y ponerlo al nivel de Fidel; el socialismo del siglo XXI fue asociado en Venezuela y en el mundo hasta 2011-2012 con bonanza (claro, por la bonanza petrolera que vivía el país); pero, ahora tan sólo se asocia con represión, penuria y escasez; la pregunta clave entonces es: ¿qué está dispuesto a ofrecer o qué producto alternativo al Socialismo del Siglo XXI está en capacidad de ofrecer el chavismo militar al mercado político venezolano, y quién va a ser el comunicador de ese proyecto político?

-Antes existía un excelente comunicador que era Hugo Chávez; pero, hoy uno se pregunta: ¿quién está en la capacidad de vender el substituto del Socialismo del Siglo XXI? Porque, si bien es cierto que ya no están Giordani y sus otros representantes, también es cierto que este sector dejó una herencia tremenda y fundamental: un país y Estado hipotecado, sin reservas, con una nómina pública que se triplicó; una economía fracturada y quebrada, para resumir.

¿En qué se basa usted para decir que para el próximo año el gobierno desmantelará el control de cambio?

-Hemos pronosticado que en las próximas semanas o meses viene la madre de todas las devaluaciones con la “unificación”. Pero, a la vez, hemos dicho que seguirán las imprudencias y los desórdenes fiscales, salariales y monetarios; es decir, por presiones políticas seguirán imprimiendo, y aumentando los salarios por encima de la productividad, por lo que van a tener que continuar racionando la entrega de dólares, razón por la cual por ahora sólo podremos hablar, con respecto a los controles, de un levantamiento parcial. Será el año que viene cuando con la ayuda del FMI, y probablemente en el marco de otro gobierno, se termine por completo de levantar el control.

-Están metidos en la trampa del populismo: si la gente de la CVG se levanta, tienen que imprimir bolívares, si la gente de Fedepetrol se levanta, tienen que imprimir, si los empleados públicos se levantan tienen que imprimir; entonces están entrampados; solamente una nueva forma de gobierno podría con un mínimo de gobernabilidad levantar por completo el control.

¿Qué sabe usted de la “conexión francesa” denunciada por Jorge Giordani? ¿Son ellos los que están intermediando para hacer posible un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional?

-No tengo información al respecto, más allá de lo que maneja el público. Lo cierto es que los gobiernos siempre tienen relación con el FMI. Esa idea de que Venezuela se deslastró del FMI es mentira. Nosotros siempre hemos tenido nuestro representante allí.

-Es un compromiso, independientemente, de si el país está en una posición acreedora o deudora, entregar información transparente a la institución.
-Venezuela estuvo dejando de compartir información transparente con el FMI, pero desde hace un cierto tiempo, evidentemente, en la medida en que se hace obligatorio acudir al organismo, se me ocurre que tiene que estarle suministrando mejor información.

-En fin, Venezuela tiene su representante oficial ante el FMI. Así que para efectos de esa relación, no son necesarios los oficios de los banqueros de inversión.

-Los banqueros de inversión juegan más bien el rol de comunicar, facilitar y vender la idea de un cambio; un giro en la política económica, y, sobre todo, el rol de convencer a otros actores financieros para que estén dispuestos a reestructurar la deuda venezolana; porque en la práctica lo que viene con la deuda de la República y Pdvsa es una reestructuración.

-El gobierno está buscando alargar los vencimientos que tiene ahora, y trata de mejorar las condiciones crediticias; y para eso, tiene que dar algo a cambio; porque no basta con la salida de Giordani; también debe adoptar otras medidas, que no serán nada populares, y que lo más probable es que causen cambios a nivel gubernamental. No puede perderse de vista que, justo ahora es cuando los beneficios de los militares vienen cayendo (por la escasez de dólares) y sus costos aumentando (por la represión).

¿Cuál es el balance que usted tiene de lo que han sido las subastas del Sicad I y Sicad II? ¿Acaso ha privado la política del clientelismo partidista también en estas instancias?

-Bueno, lo que ha privado es la corrupción; como cualquier mecanismo de asignación discrecional de los recursos. Ahí no hay un mecanismo de mercado. Ahí no hay señales de precio, sino arbitrariedad; eso es simplemente un mecanismo de asignación con base, en primer lugar, a criterios burocráticos “por industria”, y después “a nivel de empresas” con base a, sobre todo, la corrupción; allí está la semilla de su destrucción, la semilla del cambio político: son asignaciones ineficientes, que causen escasez y represión.

Con información del portal Noticiero Digital

¡No olvides tus comentarios!

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top