Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡ESTRATEGIA VITAL! Maduro ha aumentado toma de medios oficialistas al servicio del régimen

Venezuela tiene poco que celebrar hoy, Día Mundial de la Libertad de Prensa. De los 107 canales de televisión, 46,7% es privado. Solo 47% de los 117 periódicos que existen en el país puede considerarse independiente. Esos porcentajes han caído drásticamente desde que el chavismo llegó al poder en 1998 y empezó a instaurar lo que llamaron una “hegemonía comunicacional”. Nicolás Maduro ha acelerado el proceso creando medios públicos y otorgándoles más recursos. En 2014 recibieron 5,37 millardos de bolívares, más que el presupuesto 2015 de 13 ministerios, publica El Nacional.

En 2014 el Estado venezolano administró directamente al menos 37 medios de comunicación: 10 canales de televisión, 17 publicaciones impresas, 8 emisoras de radio y 2 sitios web de contenido exclusivo en Internet. Según cifras oficiales de presupuestos y memoria y cuenta, entre todos manejaron 5,37 millardos de bolívares, cifra superior al presupuesto 2015 de 13 ministerios, más que el situado constitucional de 17 estados y cualquiera de los 335 municipios del país y una cantidad mayor que el presupuesto de este año de la Asamblea Nacional, el Consejo Nacional Electoral y la Defensoría del Pueblo juntos.

Nicolas-en-Contacto-con-Maduro-800x533

Si a esa maquinaria se le suman los medios comunitarios, entre los que hay periódicos, canales de televisión y emisoras de radio, son más de 600 espacios al servicio del Estado, calcula el presidente del Colegio Nacional de Periodista, Tinedo Guía. El costo total de mantenimiento es imposible de precisar debido a la poca transparencia en el manejo de los recursos públicos. Todo esto hace que Venezuela tenga muy poco que celebrar hoy, cuando se conmemora el Día Mundial de la Libertad de Prensa.

“Están tratando de inundar el espacio mediático”, advierte el diputado opositor Biagio Pilieri, miembro de la Comisión de Medios de la Asamblea Nacional. “La audiencia que tienen es muy baja, pero intentan arreglar ese problema aumentando la cantidad de medios que controlan”, señala.
Un directivo de un medio oficial de cobertura nacional, que declaró en condición de anonimato, lo expresa de otra manera: “Estos son aparatos ideológicos de dominación. En medio de una guerra mediática como en la que estamos, hay que tener armas para poder luchar. Por eso es necesario invertir en medios”.

En 1998 había en Venezuela 89 periódicos, todos bajo control privado, y 25 canales de televisión, 23 independientes y 2 manejados por el Estado, señala un artículo titulado The Authoritarian Resurgence: Autocratic Legalism in Venezuela, publicado en abril de este año en la revista académica Journal of Democracy por Javier Corrales, PhD de la Universidad de Harvard y profesor de Ciencias Políticas en Amherst College, Estados Unidos.

Luego de 16 años del chavismo en el poder, la situación ha cambiado radicalmente. El número de medios aumentó y también el porcentaje de los controlados por el gobierno. Han aparecido algunos muy influenciados por el Estado, como los medios comunitarios y los comprados por empresarios cercanos al oficialismo.

Hoy existen 117 periódicos no comunitarios, de los cuales 47% puede considerarse independiente; 17,1% privados, pero inclinados hacia el PSUV; 14,5% son propiedad del Estado, y del 21,4% restante no fue posible definir una tendencia clara debido a que son publicaciones del interior del país y sin sitios web.

En lo que respecta a los canales de televisión, hay 107: 46,7% son privados, 16,8% públicos y 36,5% comunitarios. Corrales considera que el cambio en los medios refleja una disminución de la libertad de expresión y la democracia.

Nicolas-Maduro-medios

“Primero, es una reducción del pluralismo informático. Segundo, hay que pensar en el modo en que esto se ha provocado: por el abuso de la ley, ya que se le han impuesto multas y restricciones a la prensa privada y se le ha negado acceso a divisas para adquirir papel. Tercero, medios que han desaparecido han sido reemplazados por unos del Estado que están completamente parcializados”, expresa el académico.

En el chavismo ven la situación diferente y sostienen que no es negativo para la sociedad que el Estado controle cada vez más medios de comunicación. “En la mayor parte de Europa los canales más grandes son públicos. En Venezuela fueron desapareciendo algunos privados debido a su propia culpa, porque sus dueños no invertían en ellos. Eso no es responsabilidad del chavismo”, opina Esteban Trapiello, director de TeleAragua, canal financiado por la gobernación de ese estado y que tras la llegada de Tareck el Aissami a ese despacho a principios de 2013 experimentó una transformación para ganar mayor rating, con transmisión de partidos de fútbol y de otros deportes en su programación.

El problema para el periodismo independiente es que muchos medios públicos no dan cabida a tendencias políticas adversas al chavismo. TVFANB y VTV son un ejemplo claro. Un estudio de la programación del primero, realizado el 15 de abril entre 6:00 de la mañana y 12:00 de la noche, reveló que solo en un programa se mencionó a la oposición y fue para criticarla.

En el segundo, analizado en el mismo horario pero el 14 de abril, hablaron de la dirigencia opositora 11 veces, aunque siempre para asociarla a eventos violentos como algunas de las protestas del año pasado y los sucesos del 11 de abril de 2002.

Vea el informe completo acá

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend