Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡FRAUDE EN FONDO CHINO! – Últimos RUNRUNES de Nelson Bocaranda

Alto

CHINA. La información que viene saliendo sobre uno solo de los fraudes al Fondo Chino por $ 84.900.000 deja traslucir el grado de complicidad de muchos funcionarios de alto y medio nivel que tardaron seis meses en denunciar el guiso “por no saber hasta que nivel llegaban las conexiones arriba”. La modalidad usada contaba con cómplices en el Fondo, en las firmas comprometidas y el conocimiento de algún funcionario que la cuenta donde se depositaron los millones en el Credit Suisse estaba inactiva, se usaría y luego se cerraría. El trabajo del colega Javier Ignacio Mayorca  muestra la telaraña roja de corrupción. Ni amarilla, azul, verde o negra. Sería por ese conocimiento del caso que la expresidenta de Bandes lanzó al ruedo público a las empresas de maletín que según ella se llevaron más de $ 24 mil millones. Un nuevo elemento se suma al tema del Fondo Chino. Mis fuentes amarillas -asiáticas por si las moscas creen que son los justicieros (¡zape gato y los mezclan en el caso!)- me confiesan que durante la visita del presidente de la Asamblea Nacional a Beijing le informaron de los muchos casos reportados, registrados y documentados de corrupción por parte de funcionarios venezolanos ligados a diversos entes del gobierno chavista a través del tiempo que se estableció el Fondo Chino y la cooperación con el gigante asiático. Los nuevos capitalistas feroces del globo aunque han atacado alguna forma de corrupción en el gobierno se hacen la vista gorda ante compromisos políticos adquiridos con exagerada ventaja para si como es el caso venezolano. Cómo de atrevida sería la corrupción detectada que tuvieron que denunciársela a Diosdado, quien trajo el reporte para Maduro apenas llegó a Caracas. Ahora que hablamos de China vale la pena preguntarse a que se debió la rápida, contundente y sorpresiva defenestración de quien ostentaba cuatro cargos (presidente de Bandes, presidente de Fonden, viceministro de Exteriores y Comisionado Presidencial para Asuntos Estratégicos)  al momento de ser botado sin contemplaciones por el  Presidente de la República. Supe que Maduro se sintió traicionado por alguien en quien había puesto toda su confianza desde el momento de la muerte de Chávez, quien por cierto en tres oportunidades pidió al canciller que lo sacara del cargo tras las irregularidades denunciadas por la embajadora en China, Rocío Maneiro, en el pabellón venezolano en Expo-Shanghai. Desde el funeral de Chávez-donde demostró Temir Porras  una vez mas hablar varios idiomas- ascendió en la escalera burocrática y hasta en la del camión que lo paseó por Caracas junto a la dirigencia militar-cívica en el traslado del ataúd a La Planicie. Las malas lenguas hablan de los chinos como culpables de tamaño baño de agua fría para su padrino rojo rojito. ¿Y eso que no se siguió investigando el caso Kenya y la valija por la que mataron a la embajadora venezolana Olga Fonseca? El tiempo es sabio…

Medio

NO FALO BRASILEIRO.  Luego de 8 años de promesas, ofertas de amor, viajes millonarios, cantos retóricos a la integración y a un supuesto recorrido de la “Espada de Bolívar” por el continente, los gobiernos de Hugo Chávez y de Nicolás Maduro, y bajo la gerencia exclusiva del todo poderoso en lo financiero Rafael Ramírez, fueron incapaces de concretar el pago de la parte venezolana en la refinería Abreu e Lima, en la provincia de Pernambuco, en Brasil. Chávez logró llevarse por delante, engaño  tras engaño a dos presidentes brasileros: Lula y Rousseff.  Por una dirección incompetente, maula, carente de credibilidad y experticia en Pdvsa, hemos pelado el boche de 200 mil barriles diarios de petróleo y un socio políticamente estratégico en el continente. La noticia le da la vuelta al mundo, los países de la OPEP juzgan y nuestra confiabilidad financiera es objeto de análisis en toda corporación financiera grande. Creo que esto no termina aquí, traerá consecuencias en otros ámbitos nacionales e internacionales, afectando, de nuevo, nuestra moneda, nuestra estabilidad económica. ¿Hablan en la Asamblea  de interpelar a venezolanos enemigos de la revolución socialista? Pues allí tienen, frente a ellos, al mayor de todos: Rafael Ramírez. Pero, ya veremos, ni citado, ni interpelado, probablemente ni una llamada. ¿Quién es el culpable o los culpables? Nadie en el Gobierno. De seguro son nuevamente el imperio, la oposición, los medios, los apátridas que se llevaron los reales de PDVSA..! Ante este terrible default que mancilla nuestro gentilicio, no olvido aquella retórica de Chávez cuando parodiando la letra de una canción se refirió a esta inversión: “…Entre Brasil y Venezuela se desató el amor… todo está hecho para el matrimonio, todo está dado para el gran matrimonio que se concretará allá en Pernambuco.”  Hasta hoy ni una palabra sobre este enorme fracaso en la web de Pdvsa. ¿Cuál será la verdad verdadera sobre la destrucción de nuestra industria petrolera? En Navidad no se perturba a los interesados en conocer la información veraz por ser inoportuna…

Bajo

“CADIVISMO”. Aunque ya no hemos oído más la palabra, quizás por la molestia de los uniformados que la controlaron en buena parte, es imperdible la definición que de este término, lanzado por el presidente Maduro, que elaboró el respetado periodista Víctor Suárez, en su mundialmente conocido servicio “Inside Telecom”. Dice: “El término Cadivismo, acuñado por el Gobierno para señalar a los culpables de la crisis económica nacional, podría ser definido así: “Sistema de adquisición de divisas a precio oficial utilizado a discreción por empresas fantasmas aupadas por el mismo Gobierno para defraudar a la nación y enriquecer a sus socios y militantes”. Añado: si hay alguna duda pregunten a la ex ministra y presidenta del BCV, Edmée Betancourt, o al propio monje Giordani que alertaron sobre el desvío de más de $24 mil millones de dólares a las empresas de maletín…

OTRA LLAMADA MáS. Primero fue el exasesor Heinz Dieterich. Lo siguió el exministro Felipe Pérez. El domingo fue el exrector de la UCV Luis Fuenmayor Toro quien en su columna en La Razón señaló que “la responsabilidad de la inflación es del Gobierno por sus políticas monetarias y cambiarias, las cuales son claramente inflacionarias”…”la emisión de dinero sin respaldo de producción o de reservas es la causa fundamental de la inflación…la especulación es una consecuencia de la crisis económica existente, donde la inflación y la constante devaluación conspiran contra la reproducción del capital”. Clarito…

www.runrun.es
@nelsonbocaranda

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top