Descarga las aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad). Únete al canal de Telegram.

¡GRAVE! La ruta con la que el madurismo ingresaba dinero del narcotráfico al sistema financiero según ABC (+Infografía)

El periodista Emili Blasco, del diario español ABC, publicó un trabajo basado en supuesta información del Departamento del Tesoro de Estados Unidos y de otras agencias de Washington que apuntarían a que el régimen madurista habría utilizado los cargamentos de alimentos enviados desde México, en el marco de su programa de distribución de comida de los CLAP, para recibir camuflado dinero en efectivo de los carteles mexicanos en pago por los envíos de droga de dirigentes chavistas.

Prensa Presidencial / Archivo / Con El Mazo Dando

Según estos datos, esta operación se realizaba con una parada de los barcos en Puerto Limón, en Costa Rica, donde la empresa Alunasa, de propiedad estatal venezolana, dispone de una terminal. Supuestamente, a partir de dicha empresa, el dinero habría entrado en el sistema financiero y llegado a cuentas en bancos rusos vinculadas a los dirigentes Diosdado Cabello y Tarek el Aissami, para esquivar así a las sanciones de Estados Unidos.

Los buques supuestamente partían del puerto mexicano de Veracruz y hacían escala en Puerto Limón, en Costa Rica, en lugar de navegar directamente a La Guaira, en Venezuela. En Puerto Limón, la estatal venezolana Alunasa posee una terminal para uso propio, como se indicó antes.

“Alguien que intervino en las operaciones realizadas en esas instalaciones confirmó a la investigación que era frecuente que entre los contenedores de alimentos que llegaban —en una parada ‘técnica’ que luego constaba en los registros de navegación– hubiera alguno con dinero en efectivo”, destaca ABC.

Diario ABC de España

En junio de 2018, el Banco Nacional de Costa Rica cerró las cuentas de Alunasa tras un alerta estadounidense luego de que se hubiesen hecho muchos depósitos en efectivo, cosa que levantó sospechas porque ningún cliente real de la compañía paga de esa manera. También, se habrían registrado transferencias, directamente o través de Panamá, a cuentas en Eurofinance Mosnarbank, Gasprombank y VTB, vinculadas a Diosdado Cabello y Tarek el Aissami.

Parte de los supuestos envíos de dinero se descargaban en Costa Rica para entrar en el sistema financiero, eludir las sanciones de EE.UU. e ir a parar a las cuentas de altos jerarcas chavistas. Pero fuentes también garantizaron al medio que otra parte del dinero seguía hasta Venezuela y que, posiblemente, era destinada a las FARC.

Los cargamentos aprovechados habrían sido los gestionados por El Sardinero Es Servicio, S. A., la empresa mexicana que más alimentos ha exportado a Venezuela para los CLAP. El medio llama la atención de que esta empresa estaría siendo especialmente favorecida en la actualidad por el gobierno izquierdista de Andrés Manuel López Obrador, ya que, pese a contar con alguna sanción durante la anterior presidencia de Peña Nieto, actualmente ha obtenido un contrato de 70 millones de dólares para suministrar la comida de la Policía Federal y estaría cerca de firmar un acuerdo para suministrar alimentos a la mayor parte de las cárceles federales mexicanas.

Un colaborador de la investigación expuso las razones por las que la alta jerarquía madurista habría decidido hacer negocios de alimentación con México:

“La hipótesis de los investigadores era que, dado el carácter de narcoestado de Venezuela, lo normal es que los dirigentes chavistas intentaran resolver la necesidad de alimentos que hay en el país al mismo tiempo que resolvían cómo obtener el pago por parte de los carteles mexicanos de la cocaína colombiana que sale a través de Venezuela”, asegura ABC.

Destacan que la compra de alimentos en el exterior para el programa CLAP estuvo liderada por Alex Saab y Álvaro Pulido, dos colombianos de larga trayectoria (el primero ha sido especialmente vinculado a las FARC por parte de EE.UU.; el segundo ha estado en prisión por cargos de narcotráfico).

Recuerdan también que estos negocios de alimentos con México estaban caracterizados por el sobreprecio y por el envío de productos caducados, como lo denunció el Tesoro estadounidense el pasado 25 de julio. La Secretaría de Economía de México ha calculado que ese negocio movió más de 850 millones de dólares entre enero de 2017 y agosto de 2018.

Redacción Maduradas con información de ABC de España

Más noticias de interés:

¡NADIE LE CREE! Maduro negó chantajes con cajas CLAP a cambio de firmas contra Trump (+Video)

Top