Descarga las aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad). Únete al canal de Telegram.

¡IMPACTANTE! La clínica a la que recurrió joven deprimida tras violación en Holanda emitió un comunicado: “No murió por eutanasia, dejó de comer y beber”

La clínica de eutanasia De Levenseindekliniek (Fin de vida) en Holanda se pronunció por la muerte de Noa Pothoven, una adolescente de 17 años que fue abusada sexualmente en su infancia y que pidió morir porque no podía lidiar con su sufrimiento.

Foto: Infobae.

La muchacha acudió a esta clínica en busca de ayuda, pero debido a las normas de privacidad la institución no dio detalles al respecto; sin embargo en un comunicado informó sobre este caso “para poner fin a la información incorrecta sobre su muerte”.

El comunicado completo sobre la muerte Noa Pothoven:

De Levenseindekliniek recibió pedidos de información desde todo el mundo por la muerte de Noa Pothoven, de 17 años. Sin embargo, debido a las normas de privacidad, no podemos hacer ninguna declaración al respecto.

Para poner fin a la información incorrecta (en los medios de comunicación extranjeros en particular) sobre su muerte, nos remitimos a la declaración hecha por los amigos de Noa esta tarde: Noa Pothoven no murió de eutanasia. Para detener su sufrimiento, ha dejado de comer y beber.

De Levenseindekliniek se ocupa exclusivamente de la eutanasia y lo hace explícitamente dentro del marco legal holandés.

El caso de Noa conmocionó al mundo, pues su familia finalmente respetó y respaldó su decisión de ponerle fin a su vida. Así lo reveló ella misma a través de sus redes sociales días antes de su muerte:

“Iré directo al grano: en un plazo máximo de 10 días, moriré. Después de años de luchar y pelear, francamente estoy agotada. He dejado de beber y comer por un tiempo, y después de muchas discusiones y evaluaciones, decidí acabar con todo, porque mi sufrimiento es insoportable (…) Respiro, pero ya no vivo”, indicó.

La tragedia de Noa comenzó cuando apenas tenía 11 años cuando un supuesto amigo la agredió sexualmente en una fiesta, un año más tarde la historia se repitió en casa de otro adolescente. Como si esto fuera poco, cuando tenía 14 años fue violada por dos hombres en un vecindario.
Por todos estos hechos, ella escribió en una carta de despedida: “Hasta el día de hoy todavía siento sucio mi cuerpo. Mi intimidad ha sido asaltada, y nunca se podrá deshacer”.

Redacción Maduradas con información de Infobae.

Lea también:

¡CONTUNDENTE! “No habrá gasolina para los venezolanos pero no faltará petróleo para los rusos”: La fuerte crítica de Beatriz Becerra

Deje sus comentarios.

Top