Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡INSPIRADOR! Venezolana describe cómo reinventó su negocio familiar y sobrevive en medio de la crisis y los atropellos (+dura reflexión)

La fuerte crisis que enfrenta Venezuela ha hecho que miles de empresarios y comerciantes vean cómo sus negocios se van a la quiebra, en vista de no poder seguir costeando la mercancía y pagarles a los empleados. A esto se le suman las represalias del gobierno venezolano que los obliga a bajar los precios de productos que habrían comprado a un monto superior al que el Estado exige vender.

Composición Maduradas. Fotos: @MayrenMoreno

Pero no todos los comerciantes han tomado esta drástica decisión; algunos se han reinventado para mantenerse a flote en medio de la difícil situación del país, aunque eso implique aguantar atropellos.

Este es el caso de Mayren Moreno, una joven que a través de su cuenta en Twitter contó cómo, junto con su mamá, ha tenido que jugárselas para poder surtir y mantener el negocio familiar.

Relató que su vivienda está ubicada arriba del supermercado que con esfuerzo su madre sacó adelante. De hecho, mostró fotografías de cómo lucía el local en los tiempos en que no existía la presión del gobierno en contra de los comercios.

“La familia que creamos entre empleados y nosotros fue muy genial. Pudimos respaldar a más de 50 empleados años atrás. Hoy solo son 4”, tuiteó la joven, quien afirmó que había emigrado con sus hermanos, pero regresó para apoyar a su madre con el negocio.

Moreno compartió parte de su historia: no solo cómo comenzó la decadencia en el negocio, sino también cómo en tiempos mejores algunos de sus empleados lograron con sus salarios comprar viviendas.

Hoy en día afirma que cuenta con menos proveedores que les surtan mercancía y dice tener pocas ventas.

El demonio rojo se encargó de devaluar hasta la esperanza, los anaqueles están llenos de tristeza y cada vez hay más inflación de miedo. Analogías raras”, expresó.

Para resurgir, decidió redecorar el negocio con nuevos estantes de madera en donde coloca las verduras. “Una nueva imagen para soñar que seguimos y que vamos a poder, que nadie nos tumba, aunque nos tumben”, agregó Mayren.

Sin embargo sus esfuerzos no son valorados por quienes entre gritos y humillaciones quieren adquirir los productos regulados que a veces le llegan al local.

“Hoy, al por fin finalizar la venta de la estúpida harina, una señora gritaba que claro, que volvíamos a abrir porque ya habíamos escondido la harina (…) Me ofendí, me altero rápido y soy muy impulsiva (más de lo que debería). La invité educada y desafiantemente a que entrara a mi casa, pero que eso sí, no le iba a dar café. La señora no entró y me hubiese gustado que lo hubiese hecho. Estaba dispuesta a dejarla subir”, confesó.

Al finalizar su relato, Mayren dejó un mensaje a quienes les ha tocado hacer las largas colas afuera de los supermercados o abastos, colas con las que ella no está de acuerdo.

No somos los enemigos, no subimos precios porque nos da la gana, no somos millonarios y su mala fe, sus malos tratos destiñen la esperanza, dijo”.

“Es constante la idea de abandonar, sin embargo, creemos en que podemos continuar, que son malos tiempos y que hay que seguir trabajando (…) Lamento que tengan que estar horas bajo el sol, cómo me gustaría que fuese diferente, como antes”, comentó.

Redacción Maduradas

Lea También: ¡INCREÍBLE! La exagerada cantidad en dólares que necesitarás para cubrir la canasta básica en Venezuela

¡Deje su comentario!

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).



¿QUÉ OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Top

Send this to friend