Descarga las aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad). Únete al canal de Telegram.

¡DE INTERÉS! El análisis que devela las razones que obligarían al régimen de Maduro y a la oposición a una inminente salida negociada: “Esto va a terminar en una mesa”

Un reciente análisis realizado por el presidente de DatinCorp, Jesús Seguías, reveló lo que serían las razones que obligarían al régimen de Nicolás Maduro y a la oposición venezolana a encontrar una solución a la crisis en Venezuela a través de una mesa de negociación.

Rayner Peña / EFE – Prensa Miraflores

En principio, Seguías rememoró una frase expresada por el enviado de la casa Blanca para el caso Venezuela, Elliott Abrams, “Esto va a terminar en una mesa de negociación… Y se va a negociar con los que están allí, no con los que uno quiera”.

Según las observaciones del también consultor político, sería el régimen oficialista el que «tiene dilemas más pronunciados que la oposición sobre si le conviene negociar o no».

Seguías recuerda que existen múltiples razones -y experiencias-  por las que en la sociedad venezolana en general la vía del diálogo ha perdido credibilidad como método para lograr recuperar la democracia en el país.

Sin embargo, Seguías sostiene que «las condiciones actuales no se parecen a las anteriores», lo que conllevaría nuevamente al método de la negociación como puente para solucionar la crisis política.

Entre las razones que forzarían al régimen a negociar, Seguías enumeró las siguientes:

  1. «La crisis del país adquirió una dimensión colosal que no se asemeja ni siquiera a la de hace un año»: teniendo en cuenta la pandemia por covid-19, que a su juicio, «llevó el caos a un nivel más profundo».
  2. Las escasas probabilidades de violar los eventuales acuerdos: Seguías sostiene que a diferencia de las negociaciones en Barbados y República Dominicana, donde los garantes eran pequeños países, una nueva negociación debería contar con Rusia, China, Estados Unidos y la Unión Europea como garantes, consideradas como las cuatro grandes potencias del mundo.
  3. Otra razón que, más que obligar, incentivaría al régimen a aceptar una negociación, es su sensación de encontrarse en ventaja, tras salir «victorioso» ante los intentos del presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, de lograr su salida del poder.

En cuanto al sector antichavista, Seguías destaca que entre las principales disyuntivas de la oposición para aceptar una salida negociada se encuentran pasar la página del «cese de la usurpación», asumir la realidad y aceptar las exigencias de la comunidad internacional: «negociaciones para ir directo a un desenlace electoral».

El consultor político descalificó a los dirigentes opositores que depositan sus esperanzas en una «intervención militar» como única alternativa para sacar a Maduro del poder. En este sentido, consideró que «esa conclusión tan simplista para un político conduce a otra interpretación más simplista aún: si no hay intervención militar internacional (como evidentemente no la habrá) tácitamente estos líderes lo que están es informando de su claudicación y renuncia como políticos, abandonando a su suerte a los venezolanos que han creído en ellos».

En consecuencia, concluye que ante la ausencia de insurrecciones civiles o militares para desalojar a Maduro del poder, y siguiendo la estrategia de la comunidad internacional, que representa la mayor fortaleza de quienes aspiran por un cambio, el escenario que se presenta es que «ya no le queda más salida a la oposición que asumir las realidades y proceder en consecuencia a negociar».

Redacción Maduradas con información de El Nacional

Lea también: ¡REVELADOR! Las supuestas razones que obligarían a la oposición a “enterrar” el cese de la usurpación y ceder ante una negociación con el régimen

Top