Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡LO QUE FALTABA! “Piratas” y ladrones atacan la industria petrolera y tienen en la mira la Faja

La creciente delincuencia en Venezuela es también un dolor de cabeza para la industria petrolera, que además tiene que lidiar con la escasez de piezas y la fuga de talento en un negocio que aporta el 96 por ciento de los ingresos en divisas que recibe la nación OPEP.

Los atracos y robos en el sector petrolero van en aumento, según testimonios de unas 40 fuentes, entre trabajadores petroleros, líderes sindicales, ejecutivos extranjeros, políticos opositores, comerciantes de chatarra y habitantes de las comunidades aledañas a las instalaciones petroleras.

Cuando cae la noche en el occidente de Venezuela, bandas de piratas armados a menudo surcan el Lago de Maracaibo para robar equipos de las plataformas petroleras.

Al otro lado del país, en el estado Monagas, cerca de 26.000 potenciales barriles de crudo se perdieron en marzo tras una paralización obligada por el robo de cables de cobre que hicieron empleados y contratistas de la petrolera estatal, Pdvsa.

En la árida península de Paraguaná, desde las barriadas más pobres, muchos socavan el muro que los divide con la mayor refinería del país, Amuay, para robar maquinaria, herramientas de construcción y cables que luego venden como chatarra.

“Los chatarreros son incontrolables”, afirmó el teniente de la Guardia Nacional Lenin Osuna, quien ayuda a supervisar la seguridad en la refinería Amuay, donde, recordó, a veces hasta 30 personas pueden colarse en un solo instante.

“En cualquier momento alguien podría causar un daño irreparable en la refinería”, agregó mientras hojeaba una gruesa carpeta en la que documenta los incidentes de ese tipo.

La evidencia, sin embargo, es meramente anecdótica debido a la escasez de casos que se divulgan públicamente, según las fuentes, por el temor de los testigos de que los criminales tomen represalias contra ellos.

El Ministerio de Petróleo y Minería reconoció el problema en su informe de 2014, pero no dio mayores detalles.

“La alta ocurrencia de eventos de inseguridad en los campos petroleros afecta la continuidad operacional en las actividades de generación y mantenimiento de la producción por hurtos y pérdidas de componentes de equipos y materiales”, dijo en su reporte anual.

Pdvsa y el ministerio no respondieron a las solicitudes de más información hechas por Reuters.

A las pandillas, incluyendo aquellas que han merodeado por años las aguas del Lago de Maracaibo, las atrae una valiosa infraestructura que posee el sector petrolero, que se vuelve aún más codiciada en medio de la crisis económica que atraviesa Venezuela.

Algunos trabajadores, ejecutivos extranjeros y políticos opositores al gobierno de Nicolás Maduro alegan que por una menor supervisión al personal, en Pdvsa se permitió que bandas criminales formen parte de la creciente fuerza laboral que llega a 152.000 trabajadores.

“Los trabajadores que son reclutados para ser perforadores de pozos al final terminan siendo atracadores que matan a sus propios compañeros, que los asaltan, que se roban sus equipos”, dijo Américo De Grazia, un diputado de oposición miembro de la comisión de energía de la Asamblea Nacional, que ha estado en contacto con trabajadores petroleros y líderes sindicales.

“Convierten la industria petrolera en tierra de nadie, donde nadie es capaz de ponerle orden”, añadió.

Con información de Sumarium.

¡No olvide dejar sus comentarios!

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend