Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡MANO PELÚA! Analistas dicen que ingresos de PDVSA por venta no coinciden con anuncio oficial

En estos cinco lustros Pdvsa aumentó la nómina propia más del doble, la producción disminuyó más de 800.000 barriles diarios y se benefició con el precio del barril que subió más de 4 veces y los ingresos sólo se triplicaron. Los analistas consideran que con esos números, Pdvsa debió ingresar por ventas $220.000 millones en lugar de los $113.000 millones que anunció en 2013.

Maduro-y-Ramirez-con-trabajadores-de-PDVSA

Mientras el pozo Zumaque-1 pasa la tercera edad con una vejez digna produciendo 20 barriles diarios, durante 100 años seguidos, sigue contribuyendo al fisco nacional con un aporte de 2 mil dólares diarios. No sucede lo mismo, con su casa matriz, Petróleos de Venezuela, que durante los últimos tres lustros acelera un retroceso continuo.

No es hora y es aburrido sacar a pormenorizar las fallas continuas y las variadas críticas. Petróleos de Venezuela perdió en las estadísticas y veamos lo siguiente. Para el año 2000, la vieja Pdvsa tenía 40.945 personas en la nómina fija, una producción de 3,5 millones de barriles diarios, incluyendo los convenios operativos y los cuatro “mejoradores”, 20.000 pozos activos, 2.400 yacimientos, 6.000 kilómetros de oleoductos, una capacidad de refinación en Venezuela de 1,3 millones de barriles diarios y el precio del barril era 20,21 dólares. Las ventas de ese año fueron de 46.400 millones de dólares.

Para el 2014 tiene una nómina de 129.000 personas, (1) una producción de 2,7 millones de barriles diarios (2) 16.000 pozos activos, los mismos yacimientos, varios cientos de kilómetros más de oleoductos, una capacidad de refinación de 1,1 millones de barriles diarios (3) y el precio del barril es de 95,84 dólares y las ventas fueron en el 2013 de 113.900 millones de dólares.

Algunas observaciones y contrastes. (1) el contrato colectivo ampara a 60.000 trabajadores y como la nómina es de 129.000 personas, hay 80.000 que no trabajan para Pdvsa. (2) Pdvsa envía las cifras de producción a la Opep, incluyendo unos 300.000 barriles diarios, que corresponden a crudos condensados y líquidos del gas, que siempre se contabilizan en otra lista. (3) la refinación es otra incógnita, porque ya no se asombran los vecinos de Paraguaná, El Palito o Puerto La Cruz, cuando ven la emisión de humo en las refinerías, porque es muy frecuente, lo cual incide en el procesamiento de los crudos, por las paradas y las interrupciones. Han roto records de accidentes y el reciente de Amuay, está en Guinnes. Los resultados son: más del doble de personal en la nómina, 800.000 barriles diarios menos en la producción y la refinación basta decir, que se necesitan importar diariamente más de 50.000 barriles de gasolina. El precio actual del barril es 4 veces mayor en relación al año 2000.

Un analista financiero que analizó los indicadores de precios, producción, nómina y ventas, como corresponde a normal administración comercial, los ingresos por ventas debieron ser de 220.000 millones de dólares.

Pdvsa, observada como una empresa comercial es una calamidad, pero considerada como suplidora de divisas, mezclando medias verdades, entonces es otra cosa, es un éxito rentista. El hecho de repetir “que ahora el petróleo es de todos los venezolanos, o decir que nacionalizaron el petróleo 38 años después del suceso original, es un engaño. Convertir los convenios operativos en empresas mixtas hace más de un lustro, no merece el calificativo de nacionalización. Antes de convertirlos en empresas mixtas, eran simples contratos comerciales, pero después de crear las empresas mixtas son accionistas minoristas y ahora esas empresas tienen propiedad de esas reservas, que jamás se habían otorgado, y pueden pedir préstamos a la banca internacional con esas referencias, advirtieron en su oportunidad abogados venezolanos constitucionalistas.

La realidad es que Venezuela hace 15 años que se desconectó de las nuevas tecnologías que han nacido en las actividades de exploración, perforación, refinación y otras medulares del negocio, por esos infantilismos políticos de “que vienen del imperio, su aversión a Estados Unidos para copiar la estrategia de La Habana, que ataca ferozmente el gobierno de Washington y paralelamente planifica que le quiten el embargo”, algo asi como una estrategia de doble vía.

La industria petrolera estatal no se ha querido dar cuenta que la nueva tecnología petrolera paralizó la campaña de hace una década, cuando muchos expertos dijeron que iba iniciarse la escasez de crudos en 2015 y el pico de producción sería en el 2035. Esto acentuó la búsqueda de fuentes alternas de energías. Las fábricas de autos fueron el más cercano ejemplo y todas ya tienen listo el auto eléctrico y esperan en poco años que sea bastante accesible. Sin embargo, en California, que es la sexta economía del mundo, hay más de 300.000 autos eléctricos rodando por las carreteras.

Ni hablar del “fracking” en la perforación que ha creado tal abundancia de petróleo, que en los actuales momentos que hay tres guerras (Gaza, Siria, Ucrania) los precios del petróleo están estables. Es mucho exigir a una organización política, que es útil en otras áreas como las reservas de lutitas, en lugar de gastar sumas impresionantes en los “mejoradores”, esos procesos se pueden realizar en el subsuelo y salen a la superficie crudos livianos y gasolina. Aunque no lo crean ya hay empresas que están inyectando a los pozos, el temible Co2, que crea el efecto invernadero para llevarlo a su sitio original de convivencia con los fósiles. Esos crudos a los que inyectan Co2, se convierten en más livianos.

Veamos los vecinos: Colombia, con su apertura petrolera, que era un importador neto de crudos, ahora está bombeando 1 millón de barriles diarios. Irónicamente, Ecuador que entró en la “marea chavista” sigue detenido hace décadas en 500.000 barriles diarios, la mitad de la producción de nuestro vecino colombiano.

Brasil, también otro importador que originalmente no llegaba a producir 1.5 millones de barriles diarios, no obstante los rollos financieros en su empresa estatal Petrobras, de la intocable era de Lula, descubrió gigantes reservas en los campos de Tupi, y ha desarrollado tecnología propia para extraer ese petróleo identificado como pre-sal a más de 6.000 metros de profundidad. Ha descubierto hasta ahora más de 30.000 millones de barriles y sus campos ya están bombeando esos crudos.

En Argentina, el gobierno de los Kirschner sacó groseramente a los inversionistas petroleros y sólo atendió a Repsol, vendiéndole la mitad de su empresa estatal a la empresa española, y cuando ésta descubrió el gran campo de lutitas de Vaca Muerte la intervino. Este campo es el más grande mundial. Lo ideal habría sido dejar que Repsol lo desarrollara y después negociar y sacar una mejor tajada. Pero ahora, con esas experiencias, las transnacionales dicen “wait to see” para invertir en la Argentina.

La nueva tecnología petrolera hasta ha cambiado las rutas del petróleo. En los estados Dakota y Texas, hay 3 campos petroleros con 1.400 taladros activos, que están produciendo 4 millones de barriles diarios. Son propiedad de nuevos inversionistas y no están ninguna de las tres grandes de EEUU (Exxon, Chevron y Conoco). El año próximo EEUU estará disputando el primer lugar de extracción de petróleo a Rusia y Arabia Saudita, con más de 8 millones de barriles diarios de producción.

Que ha pasado con esta explosiva producción. Simplemente, que los refinadores norteamericanos que estaban molestos porque ganaban de 10 a 15 centavos de dólar por procesar un barril, ahora ganan más de 10 dólares por barril. Al bajar los precios del petróleo por la importante producción doméstica, EEUU creó un problema de mercado. Redujo las importaciones de Arabia Saudita, Nigeria y Angola para comprar los crudos nacionales, de igual calidad pero varios dólares más barato el barril.

EEUU que compraba los excedentes de gasolina a las refinerías europeas (cuya gran producción es de diésel y no de gasolinas ) ya no los compra, y los adquiere de las refinerías estadounidenses. Adicionalmente, como las empresas suramericanas no han hecho mejoras en sus refinerías y por razones lógicas aumenta la población y la venta de autos, demandan más gasolina y no tienen. Pero las refinerías del golfo de México (Texas y Loussiana) se han convertido en los grandes suplidores de gasolina a México, Brasil y Venezuela y otros países (irónicamente tres países petroleros y tres empresas estatales).

Un dia Venezuela se despertará y encontrará que estamos en otro mundo, que la actividad petrolera) no es Rusia y China, y la obsesión por Asia, que además no es el único. El pecado original es “el petróleo a futuro”, una practica que no se utiliza, porque en la modalidad de trueque el productor pierde la pista del negocio, según dicen los expertos consultados. La inversión en petróleo, ofrece poca mano de obra y requiere de inversiones muy gruesas. Pero aguas abajo, es una locomotora promotora de negocios, bienestar y empleo.

Otro mecanismo tradicional que fue abandonado, es que los contratos de suministro con China eliminaron la cláusula de “destino”. Esto es vital, porque en el pasado los buques y principalmente los “trader”, entregaban el petróleo en sitios que estuviera el precio más alto. Eso originó problemas, porque con frecuencia dejaban petróleo en sitios de clientes del productor, a precios mas bajos.

No cometen un delito los chinos si dejan el crudo que compran en Venezuela en el camino con precios especiales en las refinerías del golfo de México, que pagan mejores precios (en ésta área se procesan 8,5 millones de barriles diarios).Este mercado ya lo perdió Venezuela, reseñó el portal de La Patilla.

¡No olvides tus comentarios!

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend