Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡MUESTRA DE UNA HIPERINFLACIÓN! Billete de Bs. 100.000 y su poder adquisitivo (no puedes comprar ni siquiera un desayuno)

El pasado 1 de noviembre el presidente Nicolás Maduro sorprendió al país al anunciar la entrada en vigencia de una nueva pieza monetaria: el billete de 100.000 bolívares.

Créditos: @luceca022

Un diseño, bastante similar al billete de 100 bolívares del viejo cono monetario con el que se pretendía “paliar” la hiperinflación que habrían advertido varios economistas del país.

Este nuevo billete pasó a ser el de mayor valor en el país; desde aquel anuncio apenas han pasado cinco meses y la realidad es que “el billetico” de Maduro ya no alcanza para mucho y encontrarlo es prácticamente una odisea, pues, a pesar de ser el más nuevo está tan escaso como todos los demás.

Para mostrar un poco la devaluación de la moneda venezolana y la hiperinflación generada por las malas políticas económicas (según algunos economistas venezolanos) se hizo la comparación de precios de algunos alimentos para ejemplificar los pocos o muchos productos alimenticios que se pueden adquirir con este billete.

Por ejemplo, los productos empaquetados de producción nacional cuyos precios alguna vez estuvieron “regulados” terminaron prácticamente desaparecidos de los establecimientos comerciales del país; ante esto, los comerciantes y empresas de distribución han recurrido a la importación, cuyos precios terminan siendo elevados producto de los impuestos y gastos de traslado.

Los artículos empaquetados como harina de maíz, harina de trigo, pasta alimenticia, arroz o azúcar generalmente superan los 150.000 bolívares, a excepción de la primera que puede conseguirse en algunos negocios por debajo de los 100.000 bolívares, lo que quiere decir que solo podrías llevar a casa este artículo si tu presupuesto está basado en el billete de mayor denominación en el país.

Otro rubro importante para la dieta del venezolano es el “salado”; es decir, las carnes de res, puerco, pollo o pescados, el kilogramo de los productos cárnicos, en el mejor de los casos, cuesta 340.000 bolívares; o sea, con el billete mas valioso solo te llevas un cuarto de kilo de carne o alguna pieza de pollo, no te alcanzará para más.

Existen otros productos que el venezolano no puede dejar de adquirir: los lácteos, quesos y productos de charcutería en general. Y es que comerse una arepita con alguno de estos productos es sencillamente un deleite único de nuestro país.

Un litro de leche cuesta 140.000 bolívares, las presentaciones pequeñas ya no se comercializan en Venezuela, y la presentación en polvo más económica son papeletas de 500 gramos que oscilan entre 500.000 y 600.000 bolívares. Esto quiere decir que si solo tienes ese billetico marrón, este producto se sale de tu alcance.

El kilogramo de queso más económico es el “duro” o el “popular”, dependiendo de la región su precio varía, en las zonas del país donde se cotiza más barato está por encima de los 300.000 bolívares. Tal vez te lleves un “pedacito” de unos 300 gramos si el comerciante accede a vendértelo, porque generalmente estipulan un mínimo de venta.

La charcutería es menos esperanzador, el producto más económico es la popular mortadela cuyo precio por el kilogramo supera los 450.000 bolívares, es algo que posiblemente no acompañe las arepas de la cena o el desayuno familiar.
Sin embargo, hay productos que con este billete puedes adquirir y que sería más esperanzador para los venezolanos, como las verduras u hortalizas. Por ejemplo, un kilogramo de papas, zanahorias, plátanos, cuesta cerca de 60.000 bolívares; los tomates, los ajíes, ramas verdes y otros aliños pueden conseguirse desde 30.000 bolívares.

En contraste, algunos pueden superar también el valor del billete de Maduro, las cebollas o el pimentón -por ejemplo- pueden estar entre los 100.000 y 180.000 bolívares el kilo.

Si vas a una panadería, también puedes comprar algunos artículos: el pan francés cuesta entre 5.000 y 10.000 bolívares (podrás llevarte entre 10 o 20 unidades), el pan canilla está entre 20.000 y 40.000 bolívares (puedes comprar entre cinco o 2 unidades), el pan campesino entre 40.000 y 60.000 bolívares (te alcanzaría para uno o dos) y las presentaciones dulces tienen mayor valor y sería menor tu adquisición.

Comprar bebidas ya comienza a salirse del presupuesto, a menos que decidas por presentaciones personales que cuestan menos de 100.000 bolívares.

Esto demuestra que comprar con el billete de mayor ddenominación en Venezuela no es precisamente o alternativa que resuelva la vida del venezolano, la realidad es todo lo contrario, necesitarás muchos de ellos para poder llevar una compra que te permita alimentar a tu familia al menos por unos días, eso, solo si tienes la suerte de encontrar los productos que necesitas.

Redacción Maduradas.

Lea también:
¡NADIE SE SALVA! Atracaron a 46 pasajeros de un Rodovías y se llevaron todo el “botín” del robo en un 350
¡RESPIRA, NICOLÁS! Pence pedirá en Consejo Permanente de la OEA incrementar presión contra Maduro

Deje sus comentarios.

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUÉ OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend