Descarga las aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad). Únete al canal de Telegram.

¡POLÉMICO! Almagro pide investigar denuncias sobre supuesta corrupción en manejo de ayuda humanitaria en Colombia (señalan a dos enviados de Guaidó)

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, instó a las autoridades correspondientes a investigar las denuncias sobre supuesta corrupción en el manejo de fondos y recursos de ayuda humanitaria para Venezuela en Colombia.

Foto: La Patilla

El exhorto vino luego de un polémico reportaje publicado por el periodista Orlando Avendaño del portal Panampost, en el que denunció graves acciones como “desvío de dineros, malversación de fondos, inflación de cifras, fraude y amenazas” supuestamente cometidas por dos delegados del presidente interino, Juan Guaidó, que habrían sustituido a los diputados José Manuel Olivares y Gaby Arellano en el control de este tema en el vecino país.

“Solicitamos a jurisdicción competente investigación esclarecedora de graves cargos aquí formulados, determinar responsabilidades y exigir rendición de cuentas. No hay democratización posible bajo la opacidad de actos de corrupción“, escribió Almagro en su Twitter.

En concreto, Avendaño contó como habrían ocurrido los hechos luego del 23 de febrero, fecha en la que no se pudo concretar el ingreso de la ayuda humanitaria a Venezuela.

“Los diputados José Manuel Olivares y Gaby Arellano, con meses exiliados en Colombia, eran los que conducían con mayor sutileza y detalle toda la parte operativa relacionada a los esfuerzos por ingresar ayuda humanitaria a Cúcuta. Olivares, particularmente, llevaba días manejando junto a otros activistas venezolanos la eventual posibilidad de un quiebre militar en la frontera que derivaría en el gran triunfo del ingreso de la ayuda humanitaria a Venezuela. Pese a la relevancia de Olivares y Arellano, su cercanía al Gobierno de Colombia, su compromiso desde el 2014 con el tema y su cabal entendimiento de lo que ocurría en la frontera ambos fueron inesperadamente apartados de una responsabilidad clave. El 24 de febrero, al día siguiente de que decenas de militares cruzaran la frontera hacia Colombia, el presidente Juan Guaidó firmó una carta en la que se autorizó a Rossana Barrera y a Kevin Rojas, ambos militantes de Voluntad Popular, la atención de ‘la situación de los ciudadanos venezolanos, civiles y militares que ingresan a territorio colombiano buscando ayuda y refugio’, reza la misiva oficial”, se puede leer en el artículo.

El periodista asegura que Barrera es cuñada del diputado del partido Voluntad Popular, Sergio Vergara, a quien señala como mano derecha de Guaidó luego de que Roberto Marrero fuera secuestrado por el régimen de Maduro. Y prosigue en sus controversiales denuncias.

“Barrera, junto a Kevin Rojas, asumió completamente la operatividad de lo que ocurría en Cúcuta y se encargó del manejo de fondos para el pago de la estadía de los militares. Las alarmas se encendieron cuando, según me dijo un funcionario de la inteligencia colombiana, Barrera y Rojas empezaron a llevar una vida que no se correspondía con quienes eran.  Me entregaron todas las pruebas. Facturas que demuestran excesos y, varias, extrañísimas, de diferentes talonarios, firmadas el mismo día y con estilos de escritura idénticos. Casi todas sin sello. Gastos de más de 3 000 000 milones de pesos en hoteles colombianos y en discotecas, por noche. Unos mil dólares en bebida y comidas. Gastos de ropa en carísimas tiendas de Bogotá y en Cúcuta. Reportes de alquiler de vehículos y pagos en hoteles a sobreprecio. Plata que fluía. Mucha plata. Inteligencia colombiana fue la primera en precisar la anomalía (…) Barrera, designada por Guaidó, empezó a desarrollar todo un entramado para malversar fondos relacionados a la ayuda humanitaria y la manutención de los militares en Cúcuta. Según me confirmaron tres fuentes diferentes, Barrera reportaba a Caracas el pago de los siete hoteles en los que se estaban alojando los uniformados y sus familiares. Caracas desembolsaba los fondos; sin embargo, a Venezuela solo le correspondían dos hoteles”, explica el comunicador social.

El Panampost sostiene además que tanto Barrera como su compañero Rojas habrían inflado la cifra de militares que se desmarcaron de Maduro y que hablaban de 1450 funcionarios cuando, en realidad, eran solo 700. Aseguran que el gobierno de Colombia comprobó esta contradicción.

Estos dos delegados de la presidencia interina, según estas versiones, habrían también intentado organizar una cena benéfica por Venezuela en un prestigioso restaurante de Bogotá, para lo cual se habrían valido del nombre de la embajada venezolana -encabezada por  Humberto Calderón Berti- a través de un “correo electrónico falso”.

“Una fuente de inteligencia de Colombia me dijo que compartió toda la información que poseía con la embajada venezolana y con el presidente Iván Duque. Les informaron de todo el material que tenían sobre Barrera y Rojas. Según el miembro de inteligencia, la embajada hizo lo que le correspondía y avisó a Caracas. En concreto, me dijo el colombiano: ‘Leopoldo López y Juan Guaidó se enteraron de todo lo que hacían Rossana Barrera y Kevin Rojas”, relata Avendaño.

En el texto se precisa que, luego de que el gobierno colombiano destapó el “escándalo”, ambos delegados habrían sido removidos de sus puestos por Guaidó aunque con supuestas “reticencias”.

“Rossana Barrera y Kevin Rojas fueron apartados del cargo aunque entre conversaciones. Caracas mostraba una defensa a ultranza de ambos. Hubo amenazas y se trató de desviar la responsabilidad hacia la embajada de Calderón Berti. Finalmente, ante las presiones a Caracas, Barrera acudió el 27 de mayo a una reunión con miembros de la embajada para someter sus gastos en Cúcuta a una auditoría. Un hombre, el diputado Luis Florido, la acompañó para abogar por ella, según comentó un allegado a uno de los que estuvo presente en la reunión. La carpeta que entregó era pequeña. Muy pocas hojas para toda la escandalosa información que manejaba la inteligencia colombiana. Al final, Barrera pudo entregar un soporte, bastante burdo, de US$ 100 000 que había gastado durante su estadía en Cúcuta. Varios montos de los que entregó no se correspondían con la realidad. La cifra es formidable pero, según me dijo el miembro de inteligencia, se queda corta”, detallan finalmente.

El medio no logró obtener de parte de Guaidó una confirmación o desmentido de estas versiones.

Redacción Maduradas con información de Panampost

Más noticias de interés:

¡ASÍ LO DIJO! Guaidó reconoce que el pueblo necesita soluciones “de inmediato”: “El tiempo sí importa porque las soluciones tiene que ser ya”

Deje sus comentarios a esta noticia.

Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono descargando nuestras Apps para Android o iOS (iPhone/iPad). Únete a nuestro canal de Telegram o suscríbete al resumen diario de noticias por correo.


¿QUÉ OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Top

Send this to friend