Descarga las aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad). Únete al canal de Telegram.

¡TE PONDRÁ LOS PELOS DE PUNTA! Morella contó cómo logró escapar del ‘Gordo Matías’ tras 31 años de encierro: “Si alguien me veía, iba a ser una paliza segura para mí” (+Video)

Morella León López logró huir hace unas semanas del cautiverio de 31 años al que fue sometida por Matías Enrique Salazar Moure. En esas tres décadas el hombre cometió serios abusos físicos, psicológicos y sexuales en contra de la mujer.

Crónica Uno

El pasado 24 de enero de 2020, León López permaneció parada frente a la puerta durante varios minutos, observando el manojo de ocho llaves, pues perderse un detalle conllevaría a una golpiza. Se encontraban en la bisagra superior de la entrada del apartamento C-43. Tuvo que memorizar la dirección de los dientecitos de cada una de ellas y la manera en la que estaba el aro, por si se veía forzada a devolverlas a su sitio. Las agarró, reseñó Crónica Uno.

Con sumo cuidado comprobó cada una de las llaves en la cerradura y logró abrir la puerta, pero todavía le esperaba la reja, nunca había logrado estar tan cerca de ella. Observó las dos cerraduras y el pasador en la parte superior, que le fue difícil de halar con sus manos débiles.

Ese día pudo abrir la reja y el sol volvió a rosar su piel nuevamente. Fue la primera ocasión en los 18 años que llevaba cautiva en el Conjunto Residencial Los Mangos, en Maracay, estado Aragua, gozaba de su libertad. Matías Enrique Salazar Moure la mantuvo cautiva durante 31 años, la apartó de su familia, la convirtió en su esclava sexual y la sometió con violencia física y psicológica

Yo solo le pedí dos cosas a Dios: que las llaves abrieran y que no salieran los vecinos, porque si solo abría la puerta y no la reja, y alguien me veía, eso iba a ser una paliza segura para mí”,  narró Morella.

En dos oportunidades el hombre que la raptó por más de tres décadas la castigó por agarrar las llaves. La primera vez, Morella las sacó de un clavito colgado en la pared. La curiosidad la llevó a probarlas, pero no abrieron. Pero su intención no era escapar, sino que seguía la orden que él le había dado.

«‘¿Por qué agarraste las llaves?’, me dijo muy molesto. Me tomó por los brazos y me paró frente a ellas. Me repetía por qué las había agarrado y me decía que no tenía nada que hacer en la calle. Esa fue la primera paliza que recibí por las llaves. Fue una pelea muy fea, me sorprendía que supiera cómo las había tomado, no sabía cómo lo hizo«, expresó.

La segunda que lo hizo solo limpió el manojo, pero Matías se dio cuenta. La tomó por el cabello. Con una sola mano, que triplica a la contextura de Morella, la agarró por el cuello y le clavó sus dedos en la piel.

«Me ponía boca arriba en el colchón, con una pierna neutralizaba uno de mis brazos y con una mano me agarraba por el cuello hasta casi asfixiarme. Cuando yo intentaba quitarle su mano él simplemente me agarraba la muñeca. Con una almohada me tapaba la cara para que nadie me escuchara y me decía: ‘Tienes que entender que debes hacer lo que yo te digo ¿no ves que las cosas salen bien cuando lo haces?, relató.

Después de estas represalias, Morella no tomó más unas llaves por temor a recibir otra paliza, además no tenía la certeza de que abriera.

«A las llaves les podía caer polvo y telarañas y yo las dejaba así. Me daba pánico tocarlas, tampoco imaginé que las que estaban en Los Mangos abrían porque en el apartamento del centro no abrieron», explicó.

Redacción Maduradas con información de Crónica Uno.

También puede leer: 

¡QUÉ FUERTE! Morella rompe el silencio sobre el ‘Gordo Matías’: “Es un hombre peligroso que castiga, te anula y te moldea a su gusto” (+Video)

Top