Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡ABSURDO COMUNISMO! Propondrían transferir el control de los peajes a las comunas del país

El subsidio a la gasolina y la eliminación de los peajes se han tornado en medidas reaccionarias y antipopulares que es necesario debatir en el marco de la campaña para las elecciones parlamentarias.

La eliminación de los peajes fue una medida que en su momento se consideró necesaria, pero a la larga terminó favoreciendo a las clases de mayores recursos. Estas tienen suficiente capacidad económica para comprar y mantener varios vehículos, los cuales no solo consumen una gasolina escandalosamente subsidiada, sino que también se benefician al utilizar sin costo alguno el sistema vial, mientras que los más pobres que no tienen carro, no ahorran nada con la eliminación de los peajes ni con el ruinoso subsidio a la gasolina.

Peajes-en-Venezuela-Transporte-Terrestre-4-800x533

“En la campaña para las parlamentarias del 6 de diciembre propongo –tanto a los electores como candidatos a diputados por los diferentes circuitos y estados-, debatir la viabilidad y conveniencia de transferir los peajes a las Comunas…”, expresó Álvarez a través de su columna publicada en el portal Contrapunto.

En la construcción del socialismo venezolano no todo tiene que ser gratis. Levantar una sociedad más justa y equitativa pasa por superar estas gratuidades y subsidios perversos, verdaderos actos de injusticia redistributiva. Las inversiones en el mantenimiento y modernización de la infraestructura vial tienen como beneficiarios directos a quienes más la utilizan a lo largo y ancho del territorio nacional. Pero también están los beneficiarios indirectos, que salen favorecidos por la revalorización de sus terrenos, inmuebles y negocios, gracias a las inversiones que se hacen en mejorar el sistema vial. Por esta razón, los beneficiarios directos e indirectos de las mejoras de la infraestructura vial están llamados a contribuir con su mantenimiento, modernización y ampliación.

Lamentablemente, el peso de la cultura rentista que se empeña en vivir de la renta petrolera impide asumir la corresponsabilidad ciudadana en la mejora de la infraestructura vial. Incluso los sectores más pudientes, que son los que más se benefician de estos subsidios y gratuidades regresivas, en lugar de reconocer que no aportan nada, se desbocan criticando y culpando al gobierno de la precariedad de la infraestructura pública y se oponen a la reactivación de los peajes como fuente de recursos para mantener en buen estado el sistema vial. ¡Cómo me van a cobrar un peaje si las autopistas están tan deterioradas!, suelen protestar. Actúan de la misma manera que el vecino que se queja porque los ascensores no sirven y por eso se niega a pagar la cuota de condominio.

El subsidio a la gasolina y la eliminación de los peajes se han tornado en medidas reaccionarias y antipopulares que es necesario debatir en el marco de la campaña para las elecciones parlamentarias, de tal forma que se perfile un gran consenso nacional para impulsar una nueva legislación que sincere y corrija esta situación. De lo contrario, se mantendría la injusticia redistributiva si el gobierno destinara todo lo recaudado por sincerar el precio de la gasolina y reactivar los peajes a invertirlo solo en la mejora de la infraestructura vial, pues de esta forma continuaría favoreciendo sobre todo a las clases de mayores ingresos que tienen vehículo propio. Para que lo recaudado también favorezca a los sectores menos pudientes, buena parte de esos recursos se deben destinar a ampliar y modernizar el sistema de transporte público urbano e interurbano.

En Europa se cobra 0,10 euros/km y en EE.UU. entre 0,08 $/milla. En Venezuela se pudiera comenzar a cobrar una locha (0,125 céntimos) por Km de recorrido. Así, entre dos peajes separados por 80 Kms se pagarían Bs. 10. Si por allí transitan 50 mil vehículos diarios x Bs. 10 el peaje x 365 días al año, se generarían Bs. 500 millones al año, cantidad con la cual se pudiera comenzar a repotenciar y mantener en buenas condiciones el tramo y ofrecer los servicios que tanto reclaman los usuarios. Es propio de la cultura rentista exigir mejores vías con todos los servicios, sin mostrar la más mínima voluntad de contribuir en algo con su mantenimiento. Si realmente se quiere mejorar la infraestructura del tránsito terrestre a lo largo y ancho del territorio nacional, todos los usuarios estamos llamados a asumir la corresponsabilidad en el mantenimiento de las vías que a diario usamos. Solo así podremos tener vigilancia, zonas de atención a los usuarios, servicios de grúas, sanitarios higiénicos, ambulancia, etc. Ya todo no lo puede seguir pagando el petróleo y debemos contribuir a generar los recursos necesarios para mantener las vías en condiciones adecuadas.

De hecho, el pasado martes 6 de octubre reinició sus operaciones el peaje Virgen del Rosario, ubicado en la carretera Machiques-La Villa, en el Zulia y es el tercero reactivado de los nueve con los que cuenta ese estado. Las autoridades han informado que la reactivación del resto de los peajes se hará de manera progresiva, a medida que se recauden los fondos necesarios. Estos trabajos de acondicionamiento requirieron una inversión superior a los 30 millones de bolívares, por lo que el cobro del peaje comenzará el 9 de octubre. El peaje de Virgen del Rosario, junto al de Santa Cruz de Mara, en la carretera Falcón-Zulia, ya está operando y ahora cuentan con servicio de grúas para auxilio vial, ambulancias para la atención de cualquier emergencia que se pueda presentar en las carreteras y patrullaje las 24 horas del día.

Según datos del Servicio desconcentrado para la administración de las estaciones recaudadoras (SEDAEREZ), a la fecha los peajes reactivados han recaudado cerca de 250 millones de bolívares y se espera que estos recursos sean reinvertidos en la modernización de la vialidad en el estado para así brindar mayor seguridad a los miles de vehículos particulares y de transporte público y de carga que transitan por esas vías. El cobro de las tarifas son los mismos para todos los peajes y varían según la modalidad de vehículo. Van desde 5 bolívares por una unidad de transporte pequeña hasta 800 bolívares por vehículos de carga pesada.

En la campaña para las parlamentarias del 6 de diciembre propongo –tanto a los electores como candidatos a diputados por los diferentes circuitos y estados-, debatir la viabilidad y conveniencia de transferir los peajes a las Comunas para invertir estos recursos en crear empresas comunales de mantenimiento vial y servicios de transporte urbano e interurbano, como nuevas formas de economía comunal que contribuyan a generar trabajo digno, estable y bien remunerado.

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUÉ OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend