Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡ANTES DE LA TRAGEGIA! Así fueron las últimas cinco horas de la vida del lanzador José Fernández

El lanzador de los Marlins estaba molesto por algo. Sus amigos dan varias versiones. Hacemos un recorrido por lo que ocurrió antes de que abordara la lancha y mostramos la última foto que se tomó con los dos amigos que lo acompañaron apenas 45 minutos antes del accidente que le costó la vida a los tres.

El pasado sábado en la noche tuvo que haber sido un momento de celebración en el estadio de los Marlins. El equipo de béisbol acababa de ganarle 6-4 a los Bravos de Atlanta.

Esta es la última foto que se conoce de José Fernández con vida, tomada a las 2:37 a.m. del domingo en el bar American Social junto a una seguidora. Emilio Macias (izquierda) y Eduardo Rivero (derecha) murieron con él apenas 45 minutos después. Univision

Esta es la última foto que se conoce de José Fernández con vida, tomada a las 2:37 a.m. del domingo en el bar American Social junto a una seguidora. Emilio Macias (izquierda) y Eduardo Rivero (derecha) murieron con él apenas 45 minutos después. Univision

Sin embargo, después del partido, el lanzador José Fernández se sentó en los camerinos visiblemente molesto aplastando con su mano una lata de cerveza, según dijeron testigos.

Cinco horas después, Fernández y dos amigos estaban muertos, víctimas de una salida nocturna en lancha que terminó trágicamente en un rompeolas de rocas en South Beach.

Tres días después, los detalles siguen siendo confusos en torno a lo que llevó a la muerte al fenómeno cubanoestadounidense de apenas 24 años de edad. Amigos y compañeros de equipo no quieren hablar sobre las circunstancias y lo que tenía molesto al pelotero.

Créditos: Univisión.

Créditos: Univisión.

En todo caso, fuentes le dijeron a Univision Noticias que Fernández estaba teniendo problemas con su exnovia, Carla Mendoza, también de 24 años y antigua cheerleader de los Marlins de Miami.

Despedida

Mendoza fue despedida por violar reglamentos del equipo que le prohíben salir con los jugadores.

Otros informes han dicho que Fernández tuvo una discusión con su actual novia, María Arias, que está embarazada de una niña.

Un amigo cercano del pelotero, su barbero personal Hugo ‘Juice’ Tandron, aseguró que las mujeres no tenían nada que ver.

“Le encantaba salir en su lancha. Esto es Miami, es muy normal ir a cenar en tu embarcación. Es como sacar tu auto para ir cualquier parte”.

Parece que se trató de un accidente, según agrega. “Todos nos estamos preguntando lo mismo. Algo malo pasó. ¿Estaban funcionando las luces?”

Fernández tenía una gran pasión por el mar, recuerdan sus amigos. Cuando era pequeño y vivía en Santa Clara, Cuba, le llamaban ‘Delfín’ por su amor al agua, contó su exvecino Dayami Peña, de 45 años, que dejó la isla el año pasado y asistió este miércoles al funeral público del héroe de su ciudad natal en la iglesia católica Saint Brendan’s de Miami.

En el papel su vida lucía de maravilla. En el montículo de lanzadores experimentaba el mejor desempeño del año, algunos incluso decían que de su carrera.

Días atrás, Fernández había mostrado en Instagram su regocijo porque iba a ser padre. “Estoy muy feliz de que hayas llegado a mi vida”, escribía sobre Arias.

En los camerinos del estadio, Fernández invitó a sus compañeros de equipo a pasear en su nueva lancha de 32 pies, la ‘Kaught Looking’, el término que se usa en el béisbol cuando un bateador es ponchado sin abanicar.

Ya era tarde, el partido había terminado a las 10:32 pm, pero el volátil lanzador cubanoestadounidense quería liberar estrés, dicen sus amigos.

Fernández tenía que lanzar al día siguiente a la 01:00 pm, pero su aparición fue postergada hasta el lunes en la noche, lo que le daba un día extra de descanso.

Muy estricto

Conocido por ser un profesional muy estricto en lo que se refería a su preparación física, sus amigos dicen que no ha debido salir tan tarde, mucho menos tomar cerveza la noche anterior al partido donde debía lanzar como abridor.

Sus amigos también afirman que la energía que hacía a Fernández tan carismático en el terreno de juego, también lo hacía emocionalmente volátil.

“Le dije, ‘no salgas'”, recordó a los periodistas el jardinero Marcell Ozuna en los camerinos del estadio tras el partido del pasado lunes, cuando Fernández fue homenajeado. “Todos sabíamos que le encantaba su lancha y salir a pasear en el mar”.

Ozuna no quiso salir con él porque su esposa e hijos lo esperaban. “”No, no, no, mejor ve a casa. Dale calor a tu barriga, hay una niña en camino, quédate tranquilo”, insistió Ozuna.

Fernández le pidió a su compañero de equipo que lo llamara en la mañana siguiente para asegurarse de que se levantaría para ir al estadio y estar a tiempo para el juego en la tarde del domingo.

“No nos escuchó. Todos dijimos que no”, agregó el jardinero de los Marlins.

Fernández estaba decidido a salir esa noche en su nueva lancha. Por ello telefoneó a dos amigos, Eduardo Rivero y Emilio Macías.

“José lucía estresado”, dijo Will Bernal, amigo de Rivero al canal de TV local WPLG, una afiliada de la cadena ABC, quien finalmente decidió no ir con ellos.

Rivero no le explicó “específicamente qué lo tenía molesto, que solo quería liberar estrés e irse en la lancha”, aseguró Bernal.

Fuente: Univisión.

¡No olvide dejar sus comentarios!

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend