Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡ASÍ ESTAMOS! Consumidores cambian carne de res por costilla y bofe: Precios son impagables

La grave crisis económica que atraviesa el país sigue desmejorando la calidad de vida de los venezolanos, quienes se han visto obligados a cambiar sus hábitos alimenticios producto de la escasez y altos costos de la comida.

Incluir carne de res en la dieta semanal para algunas familias no pasa de ser un anhelo.Luis Tineo, corredor de seguros, dijo que de consumir carne tres veces a la semana ahora lo hace solo una vez al mes. “Como solo monte, las proteínas están fuera de mi presupuesto”, afirmó Mónica Pulido, ama de casa.

Foto: El Aragueño

Foto: El Aragueño

¿La razón? El kilo del corte de primera subió de entre 1.800 y 2.150 bolívares, que costaba en marzo, a entre 2.900 y 3.600 bolívares, la semana pasada, lo que equivale a un alza de 61 % y 66,6 %, respectivamente. Los carniceros del mercado de Quinta Crespo afirmaron que por el alza del precio de la carne, los consumidores están optando por comprar costilla, bofe y panza, que son los cortes más económicos.

La costilla la compran para preparar sopa porque cuesta 1.700 bolívares el kilo, la panza para cocinar mondongo porque vale 1.400 bolívares el kilo y el bofe para hacerlo guisado porque tiene un precio de 600 bolívares”, refirió uno de los carniceros, reseñó El Nacional.

Otros carniceros señalaron que durante los casi cuatro meses que van de este año no les ha llegado la carne regulada por el Gobierno a 250 bolívares. Aseguraron que la escasez de este rubro no les ha afectado porque la demanda ha caído significativamente: venden 80 % menos que el año pasado.

Dani Goncalves, encargado de una carnicería en Chacao, relató que anteriormente pedía nueve reses a la semana y ahora con cinco le es suficiente. Dijo que desde Semana Santa los proveedores le han ido subiendo el precio a la carne de res en cada pedido que despachan y los clientes se quejan por el alza.

Señaló que otros clientes cambiaron sus hábitos y piden la carne de segunda, como el solomo, paleta, lagarto sin hueso o falda que cuesta 3.000 bolívares y así resuelven.

Y así dice el Gobierno que la población está “rozagante”. Déjenos sus comentarios

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend