Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡BOMBAZO EN APORREA! “Los secretos de Ramírez y el tsunami cambiario”

Durante días varios portales, conocidos columnistas y periodistas opositores, lanzaron la noticia: Rafael Ramírez deja Pdvsa y será llevado a la vicepresidencia de la República. Su lugar sería ocupado por el actual presidente de Citgo. En el “paquete informativo” venía añadido la salida del Seniat de José David Cabello, así como la ministra de Defensa. En la misma trama periodística se decía que Jorge Arreaza iría a una embajada, con lo cual el ala militar se apoderaría finalmente de todos los hilos de poder…

Rafael-Ramirez-vicepresidente-del-Area-Economica-PDVSA-Venezuela-06162014-3-800x533

Hasta allí dejamos las predicciones, pues hasta ahora, ninguna se cumplió, y más bien dieron pies para que el Presidente Maduro no sólo ratificara a Ramírez en Pdvsa, sino que lo atornillara como el ejecutor de las próximas medidas económicas por anunciar.

Los cambios en la economía serán efectivos inmediatamente finalicen las elecciones internas del PSUV, planificadas para finales de mes.

Entonces, el momento será para Rafael Ramírez, probablemente uno de los funcionarios más odiados por opositores y presionado a lo interno de su partido.

¿Cómo explicará el presidente de Pdvsa que a partir de ahora se entierra la era chavista, caracterizada por estatizaciones, expropiaciones y subsidios, para dar a luz un nuevo esquema social en el país?

Diagnóstico de la situación

  • 15 años de estatizaciones, expropiaciones y subsidios en la economía, finalmente pasaron facturas a un modelo desgastados y caduco, dicen los opositores.
  • Hoy Venezuela está a la cola no sólo en materia de corrupción, sino en crecimiento, inflación y modernización de la economía.
  • Se espera que la inflación en 2014, sea del 70%. En 2013, fue de 56%.
  • La economía caerá en su producción (PIB), en más de 2%, calculan diferentes firmas nacionales e internacionales.
  • La escasez de productos básicos supera en 30% en la zona metropolitana y el 45% en el interior del país.
  • Se masificaron las colas para casi todo en el país, desde la vehicular, pasando por la hospitalaria, y llegando a los establecimientos de alimentos.
  • El salario mínimo, se desbarrancó de $300 mensuales a 80 actuales, calculado a tasa Sicad II.
  • Las reservas internacionales se vinieron abajo en los últimos años, hasta ubicarse en 20.690 dólares a junio de 2014. Esto en número redondos parecen suficientes, pero si los desgranamos ,quedaría así la cosa: 70% ($14.483) son barras en oro; otros 4 mil en papeles y sólo 2.782 en efectivo para compras al exterior y pagar deudas internas y externas.
  • Aquí dejamos la serie estadísticas de los últimos años en reservas internaciones: año 2008 ($43.127); año 2009 ($35.830); año 2010 ($30.332); año 2011 ($29.892); año 2012 ($29.890); año 2013 ($21.481).
  • Hoy Venezuela es casi (97%) totalmente dependiente del petróleo, como nunca antes. En 1999, la relación era (70% petróleo)-(30% sector privado), aproximadamente. Es decir, no producimos nada. Exportamos sólo 3%. Todo lo importamos.
  • Las expropiaciones de hatos, haciendas y tierras tipo A con la promesa de elevar la producción de alimentos; hoy no sólo dejaron de producir, sino que las que siguen en pies, su producción es marginal.
  • 70% de lo que consumimos es importado. La promesa de la soberanía alimentaria, quedó en el discurso y la retórica irresponsable de funcionarios.
  • El BCV está produciendo más que nunca dinero inorgánico. Esto es dinero sin respaldo en dólares u otra moneda fuerte, con lo cual la gente tiene muchos bolívares en manos y presiona el alza de los productos. El gasto del gobierno es de unos 370 mil millones de bolívares, 84% superior a junio de 2013.
  • No hay aceite, leche, harina, afeitadoras, jabones, repuestos de todo tipo, celulares. En consecuencia hay que sacudir al mercado negro y a portales web donde su precio es 5 y hasta 10 veces el regulado o permitido.
  • La panacea del Sicad II, comienza a esfumarse, dado que las ofertas son insuficiente para un mercado voraz, y las liquidaciones de las divisas sobrepasan los 30 días. E ese sentido, el dólar negro o paralelo, volvió a dispararse esta semana, llegando a los 75 bolívares por unidad.
  • Si bien el petróleo se cotiza en $100 el barril, suficientes para que todos los venezolanos estuviéramos viviendo una bonanza, no alcanzan para una economía enferma e insolvente. El presupuesto de la nación se elabora en base a $60 el barril y el diferencial se destina a los más de 5 fondos (Fonden, Fondo Chino…) existentes, cuna del maridaje y corrupción jamás visto en el país.
  • Desde febrero de 1999 a la entrada en vigencia del Sicad II, la devaluación acumulada del bolívar alcanza el 8.937%, un porcentaje brutal si se toma en cuenta que más del 70% de los venezolanos viven de salario mínimo.

Podríamos continuar enumerando items, pero sería cansón y repetitivo.

¿Qué medidas tomará Ramírez?

El ministro habló de “convergencia cambiara”, esto es desmontar el actual aparataje Cadivi-Cencoex- Sicad y decidirse por un dólar libre, con flotación; anclado o fijo o uno que fluctúe entre bandas.

Hay varios escenarios, pero aún el Presidente no se decanta.

En cualquiera de los escenarios planteados, el impacto será fuerte en todos los renglones de la economía: el transporte, los servicios, alimentos, telecomunicaciones, hogar, materiales, ropa, etc.

El gobierno ripostará con nuevos aumentos salariales, pero con una inflación indetenible, será poco su efecto.

Ahora, eso por el lado cambiario. ¿Y el fiscal?, es decir, ¿qué hará Ramírez con la emisión de bolívares por parte del BCV?, ¿con el déficit del gobierno?, ¿con las misiones?, ¿con los ingresos a nómina y gastos en los ministerios, alcaldías y gobernaciones?

¿Es posible mantener el actual esquema?

Cuando surgió Hugo Chávez, a finales de los ´90, se dijo para entonces que el modelo capitalista era inviable por las secuelas sociales y porque desfavorecía a los más vulnerables de los diferentes estratos.

Chávez dio un viraje al modelo capitalista e intentó crear uno socialista, “a la venezolana”.

Privilegió a los pobres; disminuyó la pobreza; acertó en numerosos programas sociales; dio vigor a las masas desde el punto de vista político y sus derechos civiles, pero no pudo detener la corrupción, al igual que el modelo anterior.

15 años después, se repite, con sus diferencias, lo que se dijo del modelo capitalista de finales de los noventa, que privilegiaba a las clases AB.

Entonces, así las cosas, ¿qué escogemos: el actual sistema de cosas o regresarnos a los noventa?

¿Usted qué dice? Bonito tema para el debate en la página.

Por: Rubén Marcano / Aporrea

¡No olvides tus comentarios!

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend