Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡CRISIS! Anaqueles vacíos en supermercados generan trifulcas

Como si se tratara de historias de guerra, los relatos de trifulcas, peleas, golpes y hasta sangre en los supermercados se hacen cada vez más frecuentes. Salir ileso, al menos sin un codazo, suena ya como una hazaña. “Entré sin que me empujarán”, decía Ana Ayesterán, al salir de un supermercado en Caricuao, donde hizo cola para comprar carne regulada.

Prueba de la violencia que desata la llegada de productos regulados es la presencia de policías, guardias del pueblo y milicianos en los establecimientos en un intento por regular el comportamiento de los compradores ávidos de alimentos. Sin embargo, los cuentos sobran.

Peleas en super

Yuseika Méndez, mientras hacía cola en un abasto de la avenida Sucre, contaba que la semana pasada salió “bañada” en azúcar porque forcejeó con un buhonero para que no le quitara un paquete que tenía. La señora detrás de ella agregaba que vio como un grupo se “caía a piñas” por una harina de maíz en un supermercado en La Concordia. “Gracias a Dios conmigo no se metieron”. En otro extremo de la ciudad, José Ávila contaba que en Montalbán le arrebataron dos de los seis paquetes de harina que estaban permitiendo comprar en un local. Mientras que Ramses Zamora observó en persona un suceso que antes solo había visto en videos de Internet: una pelea con sangre por unos potes de leche, en un hipermercado en plaza Venezuela, ante la vista temerosa de un policía que solo gritaba “señores compórtense”.

La escasez y las largas colas parecen la formula perfecta para detonar conflictos entre los compradores. Cuando apenas llega un lote de leche el ciudadano no entiende que, de acuerdo con el Banco Central de Venezuela (BCV), hay 16 alimentos básicos con un índice de escasez superior al 41%, solo saben que pueden pasar entre 15 días y hasta un mes para que vuelvan a los anaqueles.

Precisamente, según testimonios de compradores y empleados, es la leche el producto que mayores pasiones desata. Un trabajador de un supermercado en Vista Alegre recordaba que el fin de semana pasado cuando llegó tuvieron que bajar la santamaría y regular el acceso al establecimiento, en grupos de 20 personas. En San Antonio de Los Altos, a través de Twitter, los usuarios reportaron que fue tal el desastre ante la llegada del producto lácteo que tuvieron que cerrar las puertas de la tienda.

Fuente: El Universal.

 

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend