Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¿DEFRAUDARÁ MADURO AL “GIGANTE”? Chávez había ordenado NO vender CITGO

Ahora que leemos con más claridad que definitivamente PDVSA si quiere salir de la Refinería CITGO -aún a sabiendas que el precio del que le hablaron a los venezolanos se acercaría a un cifra entre los 10 y los 15 mil millones de dólares y hoy aceptan el avalúo independiente que no pasa de los 8 mil millones de billetes verdes- vale la pena revirado que el supremo-galáctico-irrepetible comandante presidente Hugo Chávez Frías ordenó a dos generales en su momento responsables tanto de PDVSA como de CITGO, respectivamente Guaicaipuro Lameda y Oswaldo Contreras Maza, NO VENDER la empresa y cerrar así el tema con la orden de que no se hablara más del mismo.

citgo

El general Lameda lo detalló muy bien en su blog. Destacando las estupideces de algunos miembros de la comitiva de Chávez cuando en 2001 visitó la refinería de Citgo en Corpus Christi.

Reporte completo del ex presidente de PDVSA y del expresidente de CITGO:

“En marzo de 2.001, yo ejercía como presidente de PDVSA y el General Oswaldo Contreras Maza como Presidente de CITGO. En ese momento PDVSA recibía enormes presiones para que vendiera buena parte de sus activos localizados fuera de Venezuela y Chávez ya había girado las instrucciones para que se iniciara el proceso de venta de la filial CITGO, con sede en Estados Unidos.

Ante esta circunstancia recordé unos principios de negocio que había escuchado: 1) Si necesitas dinero, lo peor que puedes hacer es vender los activos que son productivos y están generando renta; 2) Cuando te están recomendando que vendas un activo, ten cuidado: La recomendación te puede llegar, por mampuesto, de parte de los interesados en comprarlo; 3) Si estas desesperado, las decisiones desesperadas terminarán por hundirte beneficiando a otro.

En PDVSA y CITGO, la resistencia frente a esta venta era casi total, incluso se daba el caso que esta operación era tímidamente apoyada, solamente, por los ejecutivos que abiertamente se manifestaban como simpatizantes del régimen de gobierno. Ante esta realidad, llamé al General Oswaldo Contreras y le pedí que me mostrara las razones que de manera objetiva demostraran la inconveniencia de vender CITGO. La respuesta no se hizo esperar, la recibí casi que de inmediato, resumida de la siguiente manera:

PDVSA, con una inversión de 1.479 millones de dólares, hecha para adquirir y mantener CITGO, ha generado 1.073 millones de dólares en dividendos cobrados y es dueña del 100% de un negocio cuyo valor patrimonial está en el orden de 2.000 millones de dólares. Además, y sin negar la importancia de este resultado financiero, CITGO le ofrece a PDVSA una capacidad de refinación de 851.000 barriles diarios que le garantizan la colocación permanente, en el “mercado premium”, a unos 557.000 barriles diarios de crudo mediano y pesado venezolano, mediante contratos de suministro de largo plazo.

Y SIEMPRE TENGO MI REAL Y MEDIO

Revisado el análisis que conducía a este resumen, se preparó la estrategia para salvar a CITGO de unas sospechosas garras depredadoras. Hugo Chávez realizaría una gira de 21 días para visitar 8 países, la cual concluía en China. Se le convenció para que hiciera su retorno por el Pacífico y no por el Atlántico, esto generaba la necesidad de una parada obligatoria para recargar el combustible del avión. También se le convenció para que la parada se hiciera en Corpus Christy, Texas, donde CITGO posee una de sus refinerías y le invitamos para que aprovechara conocerla antes de que se vendiera.

Acordado esto, ya en junio, hubo la oportunidad de que Chávez sobrevolara unas instalaciones de CITGO, la ciudad y las urbanizaciones donde residen algunos de sus ejecutivos, trabajadores y obreros. Se organizó una reunión de Chávez con los trabajadores que, siendo norteamericanos, también son de la comunidad de habla hispana en más de un 60% y así le dimos la oportunidad de que conversara e intercambiara libremente con ellos: cara a cara.

Luego nos fuimos a una sala de conferencias donde invitamos a Chávez y toda su comitiva para que escucharan la presentación que se les había preparado para informarles de lo que, desde nuestra perspectiva, significaba CITGO para Venezuela y de lo que se estaba desprendiendo la República. (La presentación completa puede verse haciendo CLICK Aquí…(ESTE LINK HABRÍA QUE SACARLO DEL BLOGSPOT..)

Concluida la presentación, escuchamos los razonamientos más absurdos que podríamos imaginarnos de parte de la comitiva que acompañaba a Chávez, entre ellos recuerdo un par muy significativos:

1°) Usted vio como viven los trabajadores de CITGO y como hacen alarde de esa vida, por eso es que tenemos que vender CITGO, presidente como no se justifica que se invierta dinero aquí para que esta gente viva bien mientras hay tanta pobreza en Venezuela.

2°) Usted se imagina cuántas escuelas y hospitales se podrían construir en Venezuela con la venta de CITGO, ese dinero nos hace falta allá en Venezuela y no aquí.

El General Oswaldo Contreras y su equipo de CITGO contra-argumentaron mientras, discretamente, yo le hacía ver a Chávez los tres principios mencionados al inicio de este relato. El final fué muy coloquial pues Chávez quedó frente a los tres strikes o la posibilidad de a quedarnos “con el real y medio”.

Tomamos un receso y de regreso ya el General Oswaldo Contreras y su equipo habían hecho el trabajo necesario para el bien de la Patria: allí mismo Chávez anunció una decisión: CITGO no está en venta y de esto no se habla más y así fue.

Ahora, con Chávez difunto, parece que esa decisión se la llevará el viento y la razón del negocio para la República se irá al sepulcro empujada por las terribles condiciones económicas que han generado los herederos políticos de Chávez. Con ese ambiente económico invocan nuevamente la venta de CITGO como una supuesta medida de salvación y así le meten los tres strikes a la República.

No me queda duda que, de perfeccionarse la venta de CITGO, esto será la misma pretensión de aquellas sospechosas garras depredadoras del 2.001… Negocio para ellos en detrimento de la República. Ya veremos si la dirigencia revolucionaria lo permite y se comporta como el alcahuete de este asalto que se prepara con armas esgrimidas por gente de cuello rojo.

A mi modo de ver, la República podría considerar como necesaria la venta de CITGO si se demuestra que:

CITGO dejó de ser un negocio rentable y a cambio de dividendos ahora la República tiene que absorber pérdidas.

La República tiene una catastrófica situación financiera y esa es la única manera de conseguir algunos dólares para no caer en una situación similar a la ocurrida en Argentina.

La venta del crudo Venezolano es más rentable en otro mercado donde se abarata el costo de su colocación y se maximiza el margen de utilidad.

Venezuela no dispone, ni dispondrá del crudo necesario para colocarlo en las refinerías de CITGO.

De no cumplirse estas condiciones creo que nuevamente estamos frente a los tres strikes:

1) Si necesitas dinero, lo peor que puedes hacer es vender los activos que son productivos y están generando renta;

2) Cuando te están recomendando que vendas un activo, ten cuidado: La recomendación te puede llegar, por mampuesto, de parte de los interesados en comprarlo;

3) Si estás desesperado, las decisiones desesperadas terminarán por hundirte beneficiando a otro.”

¿Se atreverá Maduro a dejar de lado aquella orden de su “padre político”? ¡No olvides dejar tus comentarios!

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top