Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡DIFUSIÓN MASIVA! Manifiesto del Vice Almirante Iván Carratú Molina: Solución Civil-Militar a la CRISIS

El siguiente es un manifiesto y declaración política de parte del Vice Almirante Iván Carratú Molina como solución civil-militar a la crisis económica, social y política que vive actualmente el país. El escrito se encuentra acompañado por un audio donde además de dar soluciones para solventar la crisis, comenta la declaración realizada en días pasados por el general Ángel Vivas.

A continuación la declaración:

UNO, 1 Nuevo Orden, La Solución Civil-Militar A La Crisis Terminal De Venezuela. UNO es una Organización Político-Social, Civil-Militar, que impulsa soluciones de fondo a la crisis de todo género que padecemos. Queremos establecer una Junta Cívico-Militar como Gobierno de Transición, durante el tiempo que aconseje un gran consenso nacional de los ciudadanos y la reconstrucción de la economía y su tejido social.

Se impone, como tarea urgente, la disminución drástica de los altos índices de inseguridad y la reconstrucción democrática de las instituciones que han de volver a elegirse mediante un verdadero ejercicio del voto soberano, una vez reestablecida la identidad de los ciudadanos venezolanos, sin la falsificación masiva de cédulas, pasaportes y registros de propiedad írritos, generados por funcionarios y esbirros de la ocupación castrista cubana.

Ejercito-GNB-Militares

Se impone en prioridad conducir una verdadera reconstrucción del registro civil con la mayor celeridad y la subsecuente estructuración de un impoluto registro electoral.

Esta base fidedigna del censo poblacional del Estado Nacional, ahora malogrado, permitirá devolver la soberanía al pueblo legítimo emancipado de la tutela criminal del Estado castrista delincuente cubano.

UNO, 1 Nuevo Orden como propuesta política, procura generar un gran consenso nacional para retornar a la vigencia de un marco constitucional sólido, que articule plenamente la separación, colaboración e independencia de los poderes públicos, donde se ejerza el pleno control del Ejecutivo nacional por parte de un poder legislativo, con amplias atribuciones contraloras efectivas, que al igual de un poder Judicial autónomo, nos haga efectivamente iguales ante la ley y usufructuarios de derechos inalienables, siendo vigilante del sometimiento a normas inapelables de administración de justicia, reclamando de los ciudadanos la sujeción a deberes y el respeto a instituciones y a los derechos de todas las personas.

Los poderes públicos, la Fiscalía, así como la Contraloría y el Poder Electoral deberán expresar, con idoneidad absoluta, un total apego al marco legal, impidiendo por todos los medios que se vulneren las garantías o se distorsionen atribuciones si el Estado se subordinare a intereses de personas, grupos o partidos, subvirtiendo así el marco legal de derechos y deberes que deberán siempre estar sometidos al arbitraje último del poder judicial autónomo.

UNO nace y se desarrolla en la comunidad nacional, para asumir la dirección de la nación del Estado y la sociedad venezolana.

UNO no es un partido político para estructurar una clientela desde el poder o para buscar fórmulas de participación electoral, dentro de este régimen, para “conquistar o defender espacios”. UNO se propone barrer TODAS las clientelas y posibilitar el ejercicio del poder por la sociedad civil.

Los CIUDADANOS, las ONG de todo género y objetivos loables, organizaciones políticas, sociales, culturales, gremiales, académicas y sobre todo los que ejerzan control directo de las instituciones del ESTADO y sus funcionarios, permitirán reconstruir la REPUBLICA superando las graves deformaciones de nuestra sociedad y Estado, acumuladas tras décadas de “rentismo” petrolero, la partidización de la gestión pública y bajo el populismo de rebatiñas del ingreso nacional, cuyos principales beneficiarios fueron las clientelas partidistas y élites “empresariales” “boliburgueses” de guisadores de oficio.

El sistema económico y social del país se reconstruirá sobre los pilares del empresariado digno y el concurso de toda la sociedad productiva, así como de la gestión del Estado dando soportes eficientes a la actividad privada masiva y nunca identificada con intereses crematísticos de especuladores de las divisas de Venezuela, que han sido administradas por camarillas de depredadores y sus cómplices.

El remedio supremo contra el tráfico de influencias masivo, que terminó pulverizando nuestro ingreso, nuestras reservas y el valor de la moneda, deberá ser el usufructo de PLENAS LIBERTADES Y GARANTIAS económicas para nuestro aparato productivo, comercial y financiero a nivel interno y en nuestra inserción con la economía global.

UNO; 1 Nuevo Orden, asumiendo los intereses de la sociedad civil entera y su lucha por convertirnos en nación de ciudadanos libres, soberanos e iguales ante la ley, hará suyas las más audaces propuestas de modernización y adecentamiento económico-social e institucional, bien sea desde el poder de conducción del Estado o desde una radical oposición a un gobierno de transición que intente mantener los viejos privilegios de los últimas décadas, los guisos y corrupción de la Cuarta y la gangrena populista de la Quinta.

El poder en manos de UNO, durante la transición, sería el poder de TODA la sociedad civil, de los ciudadanos defendiendo la integridad de las familias, sus propiedades y su seguridad, contra el abuso de poder, el clientelismo y la opresión jurídico-política ejercida por mafias judiciales instrumentadas desde las roscas delincuenciales de las elites asociadas al poder.

UNO, 1 Nuevo Orden, germina desde el seno de la familia militar indignada por las infamias cotidianas de un régimen que se apoyó en las cúpulas de nuestras FFAA saciadas de toda clase de prebendas corruptas que dejan como su peor herencia el haber desnaturalizado y destrozado la institución militar, inutilizándolas para la defensa de la nación al subordinarlas a los intereses del estado totalitario castrista cubano en perjuicio a la soberanía nacional.

Ya se hizo impostergable y urgente la reconstrucción institucional de la República de Venezuela. Esto implica la necesaria hermandad de los ciudadanos militares con los civiles de UNO, para asumir como propio un pensamiento militar profesional moderno. Requerimos la reconversión castrense disminuyendo drásticamente el pie de fuerza así como la formalización en sus funciones, restringiéndolas a sus misiones estrictamente militares y adecuar para ello su equipamiento. Esta estrategia de readecuación supone además la vuelta a los cuarteles para aceptar disciplinadamente la autoridad civil quien será la que disponga, para las FFAA renovadas, las tareas de resguardo a los ciudadanos, a sus propiedades, a sus libertades y a las garantías plenas a la integridad territorial de la nación.

EL presupuesto militar, su gerencia y ejecución tendrá un estricto control civil a través de los órganos competentes para tales fines. La manipulación de sectores civiles o grupos de interés privados sobre la vida militar, su equipamiento así como la interferencia en su vida interna, el ascenso de sus oficiales etc, serán severamente sancionados como delitos de prevaricación contrarias al interés nacional.

UNO, 1 Nuevo Orden, adoptará una política de seguridad ESTADO. La seguridad de personas de sus familias y sus bienes no puede ser contingente episódica o aleatoria dependiendo de circunstancias favorables o desfavorables de acuerdo a la zona urbana o geográfica donde se viva.

La adopción de un sistema de seguridad ciudadana requerirá de la máxima dotación de recursos que permitan atender al ciudadano en su seguridad jurídica, en la garantía absoluta a su integridad y derecho a la tranquilidad en sus hogares, en las calles y en todo lugar de convivencia social.

La seguridad como concepto suficiente para el logro del pleno desarrollo de las personas y comunidades, implica la atención hospitalaria de primera, la protección de sanidad ambiental, la protección civil frente a emergencias, el pleno usufructo de protección a una vejez digna mediante los fondos de pensiones, el pleno derecho de los niños a la escolaridad, la alimentación, la salud y el esparcimiento que son los índices que miden la calidad de vida de una nación.

La república de ciudadanos será por definición, si podemos determinarlo, la armazón institucional que desarrolle el poder Municipal y local que atienda las necesidades de buen gobierno eficiente costeado por los impuestos de todos -en particular del IVA- que deben ser administrados bajo estricto control del poder contralor de la ciudadanía a través de instancias con poder judicial preestablecido, para imponer la idoneidad de los funcionarios y la probidad en su gestión.

Para el logro de todos los fines fundamentales ya expuestos Venezuela como nación implementara una política interior y exterior que nos devuelva a los máximos niveles de concordia en la vida cotidiana arrinconando el miedo al hampa social y política, restaurando plenamente los derechos y dando garantías para que ningún grupo sectario menoscabe nuestra normal vida civilizada.

Igualmente esta reinserción en un ambiente de paz ciudadana requerirá de la plena inclusión de Venezuela entre las democracias del mundo implementando la reconstrucción de un clima de amistad con todas las naciones y particularmente con Norteamérica y Europa occidental y central así como con las democracias asiáticas.

Somos parte del sistema interamericano y especialmente amigos de USA y Canadá, así como de nuestros hermanos vecinos y en especial las naciones bolivarianas.

Conceptos tan dogmáticos y equivocados, como el de dotarse de grandes arsenales ofensivos para hipótesis improbables de conflictos fratricidas y argumentos elevados a nivel de políticas de Estado totalmente fracasadas como el de la llamada SEGURIDAD ALIMENTARIA, solo pueden concebirse fomentando climas de belicosidad contra vecinos y divorciándonos con la comunidad internacional.

Muchos de nuestros alimentos más baratos y de mejor calidad vendrían de las naciones amigas a quienes compremos a precios competitivos y de quienes aspiramos a la reciprocidad comercial para comprar los nuestros.

Venezuela debe volcarse de nuevo a producir lo fundamental de nuestra dieta alimentaria, insumos y necesidades sin menoscabo de una amplia relación de abastecimientos con todos nuestros socios comerciales.

UNO, 1 Nuevo Orden, propone e impulsa una vasta organización político social de tipo horizontal. No estamos conformando ninguna pirámide de atribuciones e instancias dirigentes. Todos somos actores y líderes. Cualquier núcleo familiar, vecinal, gremial ONG u otro tipo de organización solidaria o cualquier sitio de encuentro entre venezolanos para fines lícitos, puede asumirse como núcleo de UNO, en cualquier ciudad, localidad, de Venezuela o en cualquier país que reúna núcleos de exilados venezolanos o de otra nacionalidad que quieran ser solidarios con nuestra causa libertaria.

Los fundadores de UNO solo nos reservamos el derecho de admisión y representación transitoria hasta que un futuro UNO sea una organización registrada en el territorio nacional.

UNO no es infiltrable vive en la más absoluta clandestinidad al interior de los cuarteles allí donde germinó y florecerá como gran ruptura social y política junto a los ciudadanos para impulsar las más ambiciosos objetivos.

Uno, 1 Un Nuevo Orden, nació para reconstruir la república de la mano de los ciudadanos. Si la sociedad civil no toma en sus manos el destino nacional habremos fracasado, si acertamos y nos convertimos en parte vital de la transición todos los sueños de justicia son posibles.

Te invitamos a formar parte de UNO.

Por: Alberto Franceschi G. VA Mario Iván Cartas

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend