Descarga las aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad). Únete al canal de Telegram.

¡LE MOSTRAMOS! Armando Info: La migrante en Venezuela que sabía quién delató a Ana Frank

En una amplia casona de la urbanización La Florida, en Caracas, ronda la leyenda de una mujer atormentada que vivió y murió en ese lugar, se trata de Cornelia Hoogensteijn.

La Patilla.

Esta mujer murió en 1956, a sus 38 años, por un alcoholismo, aunque intentó quitarse la vida antes en tres oportunidades. Fue difamada y llevada a pabellones psiquiátricos.

Luego de más de seis décadas, la publicación del libro «¿Quién traicionó a Ana Frank?», devuelve a Hoogensteijn a la vida.

En enero pasado se publicó el libro con la firma de la investigadora canadiense Rosemary Sullivan, se trata de un trabajo de campo de seis años que realizó un equipo liderado por Sullivan y Vince Pankoke, un ex agente de la Agencia Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI), quienes buscaban descartar las hipótesis que durante más de tres cuartos de siglo circularon sobre el enigma: ¿Quién informó a la Gestapo nazi sobre el escondrijo en Ámsterdam donde la quinceañera Ana Frank y su familia habían conseguido eludir hasta entonces las redadas de judíos?.

Un trabajo de Armando.Info recoge: «Anneliese Marie Frank (Ana, en castellano), y su familia, judíos alemanes de Francfort del Meno, habían escapado a Holanda en 1934 para dejar atrás un antisemitismo de Estado que con Hitler al mando degeneraría en leyes raciales y deportaciones a guetos y campos de exterminio. Pero no pudieron escapar de nuevo cuando las tropas nazis conquistaron los Países Bajos en mayo de 1940. No tardaron en contar con un recurso último: una vida clandestina en la trastienda de una fábrica, que se prolongó por dos años y medio, de 1942 a 1944. Decidida a dar testimonio del encierro, la talentosa Ana escribió un diario íntimo que, tras la guerra, su padre, Otto Frank, único sobreviviente de la familia, recuperó e hizo editar. Se convertiría en un verdadero bestseller global, documento definitivo de la opresión nazi traducido al menos a 70 idiomas, y un reconocimiento para Ana, pero póstumo. Luego de pasar por Auschwitz, la joven fue trasladada al campo de concentración de Bergen-Belsen, en el noroeste de Alemania, donde falleció en una fecha indeterminada del invierno de 1945, como su hermana Margot, en medio de una epidemia de tifus, pocas semanas antes de que las fuerzas británicas liberaran el campo».

Siempre se ha señalado que alguien informó a la policía secreta alemana sobre la ubicación de los Frank, y ahora el libro de Sullivan propone al notario Arnold Van den Bergh, un miembro del Consejo Judío de Ámsterdam, como el posible delator.

Además asegura que en un momento Otto Frank recibió una pieza clave para el caso sobre el que prefirió guardar silencio, se trataba de una esquela anónima con el nombre de Van der Bergh, el presunto delator.

Los investigadores creen que el autor de ese pedazo de papel fue Cornelia Wihelmina Theresia Hoogenstein, conocida como Thea, quien sirvió como burócrata de los invasores alemanes y como informante para la resistencia neerlandesa.

Redacción Maduradas con información de Armando Info.

Lea también: 

¡LAMENTABLE! Niña de 11 años fue hospitalizada en El Tigre tras recibir una brutal golpiza de su madre

Top