Descarga las aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad). Únete al canal de Telegram.

¡LE MOSTRAMOS! Lo que se sabe del hallazgo de cuerpos descuartizados en Perú: Un venezolano tenía orden de deportación

Los cuerpos de dos hombres, un peruano y un venezolano, fueron hallados desmembrados y repartidos en tres zonas de Lima, Perú.

El Comercio.

El crimen fue ejecutado durante la noche del domingo en una habitación ubicada en el segundo piso del hostal “Señor de Sipán” en San Martín Porres.

La policía y psicóloga forense Gabriela Coros, del círculo de Estudios de criminalística y criminología de la Universidad de Lima, consideró que los autores quisieron hacer visible el crimen que pudiera responder a una guerra entre bandas delictivas.

Las víctimas fueron identificadas como Jafet Caleb Torrico Jara, un peruano de 24 años de edad, y Rubén Matamoros Delgado, un venezolano de 22 años.

El primer hallazgo ocurrió durante la madrugada del lunes en el local donde funcionaba la terminal terrestre de Fiori. indigentes que acostumbran a quedarse en ese lugar contaron que dos hombres bajaron de un carro dos bolsas plásticas y las arrastraron hasta el sótano, cuando notaron que habían personas, huyeron.

Momentos después los mismos hombres ingresaron, intentando quemar lo que habían llevado, pero los indigentes los corrieron a pedradas. En las bolsas habían dos torsos.

Luego, en horas de la mañana, en otro punto de San Martín de Porras, al lado de un colegio inicial una mujer se encontró una bolsa grande y seis pequeñas, cuando abrió la de mayor tamaño alcanzó a ver una pierna.

Además de la pierna, las bolsas contenían dos brazos, de dos personas distintas, así como toallas ensangrentadas identificadas con el hostal, algunas prendas de vestir, preservativos, una botella de ron, una tijera, colillas de cigarros y una boleta electrónica de una compra hecha el pasado 8 de septiembre.

Horas después, en la calle Fausto Castañeda, en Rímac, una estudiante alertó a los cuerpos policiales de la presencia de una maleta negra y en el interior se podía ver una sábana con rastros de sangre.

Allí habían tres piernas y los otros dos brazos, eran las extremidades restantes de los dos cuerpos, además había una franela negra, un pantalón, una sábana, un tenedor y una crema dental. Aún no se han encontrado las cabezas.
Se trata de Rubén Matamoros Delgado, un joven venezolano de 22 años, a quien reconocieron sus familiares en la morgue de Lima por los tatuajes que tenía en los brazos.

Las investigaciones revelan que ambas víctimas fueron asesinadas en el baño de la habitación 507 del hospedaje, en ese piso se estaban hospedando venezolanos desde hace aproximadamente dos meses, informó el administrador del lugar, Javier Navarro.

Una de las hipótesis refiere que se trató de un ajuste de cuentas relacionado con dinero procedente del tráfico de drogas.

Por este caso han sido interrogadas seis personas entre venezolanos y peruanos.

El taxista Raúl Bodero Serna, transportó en su vehículo los restos descuartizados de las dos personas, fue interrogado y luego dejado en libertad. Aseguró que fue contratado pero que desconocía qué había en las bolsas.

Redacción Maduradas con información de El Nacional.

Lea también:
¡INSÓLITO! El banco les depositó 120.000 dólares por error, los gastaron y ahora van a juicio por robo

Top