Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡SE BURLAN DEL INCAPAZ… Y EN SU CARA! La buhonería sigue siendo un asunto SIN RESOLVER

La redoma de Petare está mejor abastecida que cualquier supermercado de Caracas. O al menos lo estuvo hasta ayer cuando entró en vigencia el decreto presidencial 1348 que prohíbe a los trabajadores informales la venta de alimentos, artículos de higiene personal y útiles escolares, entre otros productos. Durante los últimos días los vendedores de la economía informal que hacen vida en ese sector de la ciudad se han dedicado a salir de la mercancía prohibida antes de que se la decomisen las autoridades.

Buhoneros en Venezuela Vendedores informales economia informal

“Será que el presidente cree que porque nos va a sacar a nosotros, va a acabar con la escasez”, dijo Katiuska Hernández, quien ya perdió la cuenta de los años que lleva trabajando en la calle, y solamente con el miércoles como único día de descanso. Su puesto está integrado con la mayoría de los insumos que cazan los consumidores: harina de trigo y de maíz, leche, aceite, café, pañales, toallas húmedas y detergente. Aseguró que no especula y, en cambio, justificó: “Yo compró de la reventa. Un paquete de pañales que cuesta 59 bolívares, a mí me lo venden en 130 y lo ofrezco a 150. A la harina de maíz solo le gano 5 bolívares y el kilo de café lo vendo en 60 bolívares”.

En Petare, además, se podía conseguir shampoo, acondicionador, afeitadoras, acetona y desodorante de distintas marcas y presentaciones.

Para Isabel Pereira, directora de Políticas Públicas del Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad, no se trata de defender a los trabajadores informales. Explicó que el problema es que se ataca a los más débiles: “Los buhoneros sobreviven sin créditos, no cuentan con la protección de la Ley del Trabajo, no tienen seguro social, vacaciones, aguinaldo o prestaciones y no se ha implementado ninguna política pública dirigida a organizarlos o atender su situación”. La socióloga agregó que los informales son una reacción a la poca capacidad de generar empleo que tiene la economía venezolana.

El control sobre la venta no resuelve el problema estructural que los buhoneros expresan. Hasta julio de este año el Instituto Nacional de Estadística calculó que hay 5.368.362 personas ocupadas en el sector informal de la economía. De 25% a 30% de ese total se dedica a la buhonería.

Para seguir leyendo, haz clic acá

¡No olvides tus comentarios!

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend