Descarga las aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad). Únete al canal de Telegram.

¿MÁS DE LO MISMO? Un sexto capítulo del diálogo entre Maduro y sectores de oposición solo permitirá gastar tiempo y buscaría mitigar sanciones, advierten expertos

Luego de la instalación de la ilegítima Asamblea Nacional (AN) del régimen de Nicolás Maduro tras unas elecciones que no son reconocidas por la comunidad internacional por falta de garantías democráticas, se designó una comisión para el diálogo, paz y reconciliación presidida por Jorge Rodríguez.

Prensa Presidencial (@PresidencialVE)

Esa comisión se ha reunido con representantes de Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras), rectores universitarios y algunos sectores de los trabajadores.

Nicolás Maduro dijo el pasado 6 de febrero que la ruta adecuada es la del diálogo, así como el encuentro de acuerdos y soluciones. La misma que han usado en al menos seis oportunidades.

Miguel Ángel Martínez Meucci, especialista en Conflicto Político y Procesos de Pacificación, aseguró que de esas acciones queda algo claro: “la devaluación que ante la opinión pública nacional ha sufrido la palabra ‘diálogo’ no es fortuita. Es resultado de su uso reiterado y mendaz por parte del grupo de poder que preside Maduro con miras a desmovilizar, dividir y cooptar a las fuerzas políticas y sociales de la alternativa democrática”.

En una entrevista ofrecida a TalCual, Martínez Meucci señaló que esos procesos de negociación han sido “tremendamente eficaces para el chavismo”. En ese sentido, considera que el régimen de Maduro no dejará de insistir en aplicar esa fórmula continuamente.

El investigador aseguró que el incentivo de Maduro para volver a esos diálogos surge en la búsqueda de negociar con gobiernos que han impuesto sanciones contra su régimen.

“El mejor modo de lograr una negociación eficaz en ese sentido es que los propios sectores internos de la oposición política y social, a quienes es mucho más fácil presionar, aboguen por el levantamiento de dichas sanciones. De ahí el gran lobby que se aprecia en estos momentos para solicitar que las sanciones sean levantadas”, explicó.

Martínez Meucci señaló que ante el control que desempaña el oficialismo sobre “los partidos de oposición, a la dinámica represiva y a la proyección del Estado comunal, diría que lo que el chavismo tiene en mente es otra cosa”.

“El gobierno insiste en buscar efectos especiales y retratarse para el diálogo”, concluyó.

Redacción Maduradascon información de TalCual.

También puede leer: 

¡NO SE GUARDÓ NADA! “Venezuela vive una catástrofe ética. Esto no es ninguna revolución”: la explosiva carta del exministro chavista Rodrigo Cabezas que causará escozor en Maduro

Top