Descarga las aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad). Únete al canal de Telegram.

¡MENTIRAS FRESCAS! Las promesas económicas que el gobierno volvió a incumplir en 2017

Se va otro año y con él, la esperanza de una solución a la peor crisis económica de nuestra historia que tiene a los venezolanos sumidos en la miseria. 

Créditos: Reuters

A pesar de que el Gobierno de Nicolás Maduro ha prometido una y otra vez durante el año que acabará con los fantasmas que le quitan el sueño y la paz a los venezolanos (inflación, escasez, subida del dólar y falta de efectivo) la realidad es que estamos atravesando la fase más dura del desastre económico causado por la revolución.

Llegamos a fin de año y el balance sigue siendo negativo. El gobierno no ha podido con los cuatro “jinetes del apocalipsis” económico, a pesar de que han intentado lavarse las manos una y otra vez atribuyendo toda esta situación a una “guerra económica”, a la baja de los precios del petróleo y más recientemente, a las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos.

El panorama es así, y lamentamos arruinarles -aun más- la navidad. Solo queda rezar y enfrentar como país una situación que se tornará más angustiosa.

1) Inflación:

El país suma en diez meses más de 825% de inflación según el cálculo de organismos internacionales. En un año, esa cifra es de 4,115%, de acuerdo con los cálculos de CNN Money. La canasta alimentaria en octubre se ubicó cerca de los 6 millones de bolívares y el salario mínimo es insuficiente para adquirir ni un cuarto de los productos básicos para que una familia subsista.

No en vano algunos califican a Maduro como el “grinch” que le robó la Navidad a los venezolanos.

Todo esto a pesar de que Maduro sigue diciendo ante el mundo que el país ha sido sometido a “4 años a una de las modalidades más bestiales de la guerra económica“.

2) Escasez

El país solo produce hoy en día alimentos para 3 de cada 10 venezolanos. Lo peor del caso es que desde ya los analistas advierten que la renegociación de la deuda traerá más escasez e inflación para los venezolanos, así que el verdadero fondo no ha llegado.

“El miedo es que los acreedores caigan sobre los activos de Pdvsa que están fuera de las fronteras y eso puede tener consecuencias fuertes en la empresa  pues además, quienes compran crudo venezolano pueden preocuparse y optar por comprar petróleo a alguien más, lo que haría que se reduzcan los ingresos al país”, señaló el economista Miguel Valverde en declaraciones reproducidas por Notimex. 

La escasez de los medicamentos es aún más dramática. Supera hasta el 90%. Reportes individuales indican que para cierto grupo de enfermedades, se puede ubicar hasta en 100%.

Lo peor del asunto es que la poca atención del Gobierno a la emergencia humanitaria sigue siendo discrecional y si usted tiene suerte de que le atiendan en el 0-800-Salud-YA, debe tener obligatoriamente el carnet de la patria para que le entreguen una medicina.

3) Dólar paralelo:

La escalada del dólar paralelo ha sido temible. Durante el último mes, el dólar “guarimbero” como lo ha llamado el gobierno ha llegado a sufrir escaladas de hasta 12 mil bolívares por dólar, para romper todos los récords negativos que ya tenía este gobierno al respecto.

Maduro ha repetido en no menos de 20 ocasiones desde 2013 que derrotaría el dólar paralelo y lo mismo dijo su tristemente célebre exministro de Finanzas, Ramón Lobo, cuando en marzo de 2017 anunció las subastas Dicom. 

Se combatirá el ataque del sistema cambiario por páginas que no tienen ninguna racionalidad económica”, declaró para el momento. Palabras que el viento se llevó, así como la estabilidad económica.

Fue a mediados de noviembre cuando el Gobierno anunció formalmente que no liquidaría más las divisas asignadas por Dicom en las que, por cierto, los adjudicados fueron  un grupo muy “selecto” y cercano al régimen.

4) Escasez de efectivo:

En diciembre pasado, Maduro causó un caos en varios estados del país al anunciar la salida de circulación del billete de cien bolívares. Las revueltas causadas por esta decisión que echó para atrás unos días después causaron varias muertes, principalmente en el estado Bolívar.

El billete de cien sigue todavía con vida y circulando en paralelo al nuevo cono monetario y al recientemente estrenado billete de “100 mil” bolívares, pero todo ha sido insuficiente para paliar la crisis de efectivo.

Cajeros y taquillas de distintos bancos suministran cantidades ínfimas de efectivo y el colapso de los puntos de ventas y sistemas de transferencia digital es notorio.

La situación lejos de prometer una mejora, parece que empeorará a medida que la inflación se vaya disparando y disminuyendo la capacidad real de compra del venezolano.

El superintendente de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban), Antonio Morales, culpó de la escasez de efectivo en el país al contrabando de extracción por la frontera con Colombia y Brasil, por la cual aseguró salen entre 25 % y 30 % del cono monetario circulante en el territorio nacional.

De acuerdo al Superintendente, el billete de Bs. 100.000 “lo están pagando en la frontera el doble de su valor”, y afirmó que “es utilizado para pagar en Venezuela los productos que se llevan de contrabando, como gasolina, café, arroz, entre otros”.

Redacción Maduradas

Otras noticias de interés:

¡AJÁ, NICO! Fedeagro: Es un error garrafal controlar los precios en una economía inflacionaria

Estamos a nivel milagro ya. No olvide comentar.

Top