Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¿NI ESTUDIAR SE PUEDE? Lo que faltaba: Drogan a estudiantes de la UCAB para atracarlos

Estudiantes de primer semestre de Comunicación Social de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) fueron drogados con escopolamina, conocida como “burunganda”, en la sede de la casa de estudios, la tarde de este lunes. Posteriormente fueron víctimas de un atraco e intento de secuestro. Así lo informó la hermana de una de las victimas.

El Hecho

La información fue confirmada en exclusiva a El Diario de Caracas, a través de la hermana de una de las víctimas, quien nos relató los hechos vividos por los estudiantes de la Escuela de Comunicación Social de la UCAB.

Entre 11:15am y 11:30am de este lunes, dos mujeres de buen vestir, acompañados por un hombre, abordaron a los estudiantes del primer semestre de la carrera, dentro de la nueva biblioteca de la universidad, la cual cuenta con un estricto control de seguridad. Una de las mujeres le pregunta a los estudiantes si ahí se podía fumar, acto seguido, el hombre pasa al lado de ella y le dice que se le perdió un dinero y estos le piden a los estudiantes ayuda para encontrarlo, asegurando que “son muy pobres”. Inmediatamente, la otra mujer involucrada divide a los muchachos diciéndoles: “ven nosotras dos vamos por aquí y ellos van por allá”.

Esa situación, significó que un grupo se quedaba buscando en Planta Baja, mientras que el otro estaba a dos pisos con el hombre para ayudarle a buscar el dinero, luego bajan cuando ya no había mucha gente en la biblioteca y se encuentran los cuatro nuevamente. Según el relato, las mujeres se sacudían constantemente una especie de polvo y tocaban a sus victimas levemente, luego estas lograron sacar a los estudiantes a otro espacio de la universidad, con la excusa que ya habían encontrado el dinero y querían repartirlo entre ellos, y aquí fue donde comenzó la confusión, pues el hombre apareció repentinamente diciéndoles que ellos tenían su dinero, afirmación que los estudiantes negaron y se dispusieron a irse.

Apenas los jóvenes hicieron el ademán para retirarse, una de las mujeres sacó un paquete con dinero, pero ellos se niegan alegando que eso es de ellos y no quieren nada. De pronto, las mujeres comienzan a pasarles las manos a los muchachos, llenas de una especie de harina blanca y les dicen: “Oye, pero tienes las manos con harina pan”. Al instante pasa un guardia de seguridad y las mujeres les dicen que no digan nada porque si no, quedarán todos como ladrones.

Posteriormente, las mujeres junto con el hombre, los llevaron a uno de los estacionamientos y comienzan a interrogar a los jóvenes con preguntas cómo: ¿Tienes carro?, ¿Tienen tarjetas de crédito o de débito?, entre otras. A los que ellos responden que no, que solo son estudiantes y que sus padres llegarían por ellos pronto. Ante la negación, los sospechosos insisten y los despojan de todo lo que llevaban encima en ese momento, artículos entre los que se encontraban: pasta dental, un teléfono celular, dinero, entre otras pertenencias que tenían en sus bolsos. Luego, los dejaron tranquilos y se retiraron.

La hermana de una de las víctimas, nos relata que su hermano recuerda que luego aparece el hombre, se les acerca y les dice: “para ver lo que me van a pagar por el dinero que me robaron”, y luego no recuerda nada más.

UCAB

El sentía que no podía decir que no

En exclusiva, pudimos conocer a través de la hermana de una de las víctimas, que este sentía que no podía negarse a nada de lo que las mujeres le pedían. “El estaba consciente de todo, pero aún así el sentía que no podía decir que no, cuenta.

Asimismo, nos hizo saber que en la universidad existe un circuito de vigilancia con cámaras, además de un personal aparentemente capacitado en materia de seguridad interna, no obstante, a esa hora del hecho, no había nadie en los alrededores.

Luego que parte del efecto de la escopolamina pasó, y los jóvenes recuperaron ciertas funciones cognitivas y motoras, denunciaron el hecho en la Escuela de Comunicación Social de la Ucab. “En la escuela llamaron y ya, no hicieron carta alguna, no levantaron informe, todo fue de palabra”, dice la fuente.

Antecedentes

Del mismo modo a través de esta y otras fuentes, logramos saber que en esa casa de estudios, existen numerosos antecedentes con posible relación. Solamente en las últimas 48 horas, han ocurrido hechos parecidos, como este que nos relató otra estudiante: “A las chamas las agarran en los baños. El campus había implementado medidas de seguridad, después de que secuestraron a una como en octubre, pero desde entonces esas medidas han disminuido, al punto que uno entra sin carnet y no te dicen nada”.

Nuestra fuente también nos comentó de un caso de secuestro al estilo ‘comando’, hace aproximadamente dos meses, el cual asegura no tuvo difusión en los medios y que la misma universidad intentó callar para que no trascendiera. Igualmente, nos contó que recientemente estaba un grupo de compañeras en el estudio de radio, dejaron sus bolsos adentro del salón y al salir todo lo que tenían fue robado en cuestión de diez minutos.

“Los profesores saben que aquí están robando, al punto que te dicen que no dejemos nada por ahí por más seguro que sea, que todo lo carguemos encima”, dijo.

UCAB estudiantes inseguridad

Las autoridades de la universidad se encuentran al tanto de lo ocurrido, mas no se han pronunciado al respecto.

Se conoció que las cámaras de seguridad de la casa de estudios grabaron a las mujeres que efectuaron el robo.

¿Ya ni estudiar se puede en este país? NMJ.No olvide dejar sus comentarios.

Con información de: El Diario de Caracas.

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top