Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡QUE DIOS LOS AGARRE CONFESADOS! Rincón y Shiera afrontan posibilidad de cadena perpetua

La fiscalía del Distrito Sur de Texas se cuenta entre las más severas en el castigo de crímenes por felonía en los Estados Unidos. Esta jurisdicción, donde los dos empresarios venezolanos son procesados, se destaca por haber ejecutado la mayor cantidad de personas en EEUU.

A medida que pasan los días caen los velos que dejan al descubierto los detalles del entramado de fraude, corrupción y sobornos, en el caso de Roberto Enrique Rincón Fernández y Abraham José Shiera Bastidas, detenidos en Texas y Florida, respectivamente.

United States Distict Court / La Patilla / Archivo.

United States Distict Court / La Patilla / Archivo.

Acusados de cinco cargos, todos categorizados como felonía, ambos empresarios enfrentan penas que van desde 5 a 20 años de confinamiento en Estados Unidos, lo que en un máximo total podrían sumar 100 años o cadena perpetua.

Rincón y Shiera deberán comparecer ante la magistrada Nancy K Johnson [1] a finales de enero o principios de febrero. Allí se les leerán los cargos que la fiscalía les imputa y que se citan a continuación:

  • Cargo por conspiración con pena de al menos cinco años y una multa de 250 mil dólares.
  • Violación de la ley de corrupción en el extranjero que supone la misma penalidad.
  • Conspiración para lavar dinero por el cual podrían pagar al menos 10 años y 250 mil dólares o dos veces el valor de los bienes incautados por este delito.
  • Lavado de dinero según el ordinal 1956 y la pena puede llegar a ser de al menos 20 años, según lo que solicite el fiscal y 500 mil dólares o dos veces el dinero ganado por este delito.
  • El último cargo hace referencia a lavado de dinero, pero según violación del ordinal 1957 y contempla pena de al menos 10 años y 250 mil dólares de multa.

El A,B,C de la conspiración

El despliegue explicativo del texto de la acusación de más de 40 páginas de información asoma la verdadera dimensión de esta conspiración: 10 empresas involucradas, cuatro de ellas de Rincón y seis de Shiera, dos personas allegadas a Rincón y cinco funcionarios de Pdvsa forma parte del esquema que las autoridades estadounidenses pudieron rastrear durante al menos cinco años de investigación.

Los nombres de las otras personas involucradas en la acusación se conocerán en presencia del gran jurado, de ser esta la instancia en la cual desemboque esta acusación.

Por lo pronto, hay dos personas denominadas “asociadas”. La primera de ellas es descrita como familiar de Rincón con residencia legal en Texas, Estados Unidos, y que manejaba numerosas empresas del acusado. El segundo “asociado” corresponde a un venezolano que se desempeñaba como contratista independiente residenciado en Texas y que prestaba servicios para la conspiración tanto para Rincón como para Shiera.

Luego, se describen a cinco funcionarios u oficiales todos empleados de la estatal petrolera Pdvsa y denominados con letras en el expediente. El texto demarca con precisión la relación entre Pdvsa, Bariven, empresa encargada de las compras para la estatal petrolera; y Pdvsa Services, con domicilio en Texas, Estados Unidos. Según fuentes consultadas por El Pitazo, este entramado es de tal magnitud que “el abecedario entero se quedaría corto”.

De allí en adelante, el texto de la acusación describe cómo se fueron relacionando estas nueve personas dejando abierta siempre la posibilidad de existencias de más cooperantes, cuánto dinero fue transferido entre cuántas personas y a cuánto asciende el monto que en soborno pagaron Rincón y Shiera a estos cinco funcionarios, que se espera se conozcan sus nombres próximamente. En el expediente en contra de Rincón se menciona que un solo funcionario de Pdvsa recibió $2,5 millones.

Ambas personas denominadas asociados ayudaron incluso a los funcionarios a abrir cuentas bancarias en Panamá y Estados Unidos con la finalidad de realizar allí los depósitos por sobornos. Shiera y Rincón justificaron estos pagos con facturas de servicios inexistentes.

Así el mencionado funcionario u oficial “A” habría recibido 188.276,61 dólares que Rincón pagó de la hipoteca de su residencia en Texas. Al oficial “B” le fueron transferidos 100.000 dólares a su cuenta en Panamá. El oficial “C” quien se le describe como supervisor de compradores para Pdvsa y además tiene una empresa en asociación con un familiar de Rincón fue, entre los 5 funcionarios que recibieron sobornos, el más favorecido con 1.175.000 dólares, además de citarse un viaje que habrían hecho al menos tres de estas personas con sus familiares a Miami.

El oficial “D” exigió una reserva en el lujoso hotel Fontainebleau de Miami por un monto que superó los 14.000 dólares, mientras que el último de los funcionarios citados al menos en la acusación preliminar, el funcionario “E2, quien además se le identifica como propietario de una casa en Texas habría recibido por lo menos 400.000 dólares. Se trata de una de las numerosas evidencias que maneja la fiscalía y con las cuales pretender llevar a prisión a los presuntos corruptos y conspiradores.

En consultas hechas a abogados especialistas en casos federales en Estados Unidos se asegura que tanto estos montos, como la cantidad de personas vinculadas al caso, podrían ser apenas una pequeña muestra de lo que conoce la fiscalía, lo que se sabrá en el momento en el cual el proceso arribe al descubrimiento de las evidencias.

El peso criminal en Texas

Las leyes en estados como Texas contemplan en su sección penal diversos grados o niveles de crímenes de los categorizados como felonía. En los Estados Unidos las penas van desde alguna ofensa menor hasta las más graves que entran todas dentro de esta categoría. Pero las ofensas federales tienen un tenor distinto.

El Pitazo investigó aún más la gravedad de los presuntos crímenes cometidos por Rincón y Shiera, para entender los alcances de las posibles penas a las cuales se enfrentan. En primer lugar, cada estado en la nación americana tiene su propia estructura de leyes, por lo que hay que conocer entonces a qué se enfrentan los acusados según la jurisdicción del estado de Texas, uno de los más severos de Estados Unidos en lo que a hacer valer el peso de la ley se trata.

En segundo lugar, hay que diferenciar entre ofensas de tipo común y ofensas federales, que son aquellas de mayor gravedad. La magnitud de la condena por un crimen federal se rige por la llamada “guía de sentencias federales”.

Son crímenes federales el narcotráfico, crímenes interestatales, conspiración, lavado de dinero, fraude bancario, fraude al correo, pedofilia, terrorismo, por citar algunos ejemplos.

En el caso de ofensas federales, la severidad es mucho mayor en cuanto a la posibilidad de obtener una fianza y según lo que explican los abogados consultados, todo el proceso es distinto a las instancias regulares: las reglas que rigen el descubrimiento de evidencias, los estatutos del juicio o la selección del juez.

De acuerdo con la Comisión de Sentencias de Estados Unidos, organismo que estudia los casos federales, estableció para los venezolanos acusados de cometer cinco crímenes federales, penas muy altas y que podrían agravarse, si la fiscalía tiene pruebas contundentes que demuestren la magnitud de los delitos cometidos.

———————————

[1]Hay dos documentos. Aquí estamos hablando de uno solo y no de los dos. Me explican que son documentos independientes. Uno es la acusación solo en contra de Rincón

Por Fiorella Perfetto / El Pitazo.

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top