Descarga las aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad). Únete al canal de Telegram.

¡QUÉ FUERTE! Esto es lo que dijo un reo antes de ser ejecutado en una cárcel de Amazonas

“Estoy casi muerto, mamá. Cuídate mucho”, fueron las últimas palabras de Gabriel Alfredo Muñoz Pameya, de 32 años, quien estuvo detenido en el Centro de Detención Judicial Preventiva del estado Amazonas (CDJA).

Captura de video

Su madre, Josefina Pameya, relató durante una rueda de prensa que el martes 15 de agosto, visitó a su hijo y este le contó que se corría el rumor de que iban a tomar la cárcel, sin embargo ella le dijo que “se quedara tranquilo, que eso no iba a pasar”. 

“Cuando salí del CDJA, empecé a ver a los cuerpos policiales acercarse al lugar“, relató la mujer.

Al día siguiente, cuando tan solo le faltaban tres días para salir en libertad, fue “ejecutado” por agentes de la fuerza pública.

Pameya relató que ese día llamó a su hijo para saber cómo estaba, y él le respondió que bien, pero cuarenta minutos después lo llamó de nuevo, y él le dijo: “Mamá, estoy casi muerto. Cuídate mucho. Te quiero mucho”.

Por su parte, la hermana de la victima contó que ese día vieron pasar camionetas del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) con heridos y muertos, por lo que decidieron acudir al hospital José Gregorio Hernández, que era adonde los estaban llevando.

“Les dijimos que Gabriel tenía un tatuaje con el nombre de mi mamá. Revisaron los cadáveres y fue cuando nos dijeron que él había sido ejecutado también”, explicó Fabiola Muñoz, la hermana de la víctima.

Según el Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) ese día fueron ejecutados 39 detenidos en una acción en la cual intervinieron funcionarios de distintos cuerpos policiales.

Redacción Maduradas con información de Caraota Digital

Vea también:

¡ALARMANTE! Por desnutrición “severa” murió recluso en calabozos de la GNB en El Junquito

¿Y los derechos humanos? Déjanos tus comentarios

Top