Descarga las aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad). Únete al canal de Telegram.

¡TE LA MOSTRAMOS! Esta es la misteriosa “isla de las orgías” donde Jeffrey Epstein se daba un “break” (+Fotos +Video en drone)

El millonario financista estadounidense Jeffrey Epstein, acusado de tráfico sexual de mujeres menores de edad, y quien se suicidó este sábado en prisión, era dueño, entre muchas otras propiedades, de la isla Little Saint James que lugareños bautizaron como “isla de las orgías”.

REUTERS / Marco Bello

La llamada “isla de las orgías” forma parte de las islas Vírgenes de Estados Unidos. Se trata de un paraíso tranquilo rodeado de palmeras al que Epstein escapaba cuando tomaba un descanso del trabajo duro de cortejar a ricos y poderosos. La piscina y las cabañas se pueden ver en la distancia. No hay tráfico en los caminos de tierra, no hay personas en el muelle ni en la playa.

El magnate invirtió una fortuna después de comprar la isla de 300 hectáreas por 7,95 millones de dólares en 1998 para construir vías, plantar decenas de palmeras, instalar varias villas y la estructura tipo templo, que tenía una cúpula dorada hasta que el huracán Irma arrasó con ella, según los habitantes de la zona.

REUTERS / Marco Bello

En su apogeo, antes de declararse culpable en 2008 en Florida, Epstein visitaba su parte del archipiélago de las islas Vírgenes unas dos o tres veces al mes y se quedaba tres o cuatro días, según un exempleado, quien pidió no revelar su identidad.

REUTERS / Marco Bello

Describió la isla como un retiro tipo zen cuando Epstein estaba presente. Caminaba sin camisa en pantalones cortos y sandalias, con música meditativa sonando alrededor de la casa principal, las cabañas y la piscina, en donde mujeres a veces tomaban sol en toples o desnudas.

REUTERS / Marco Bello

Durante años, Epstein, de 66 años, se relacionó con expresidentes y futuros jefes de Estado, además de figuras del mundo de los negocios y celebridades.

REUTERS / Marco Bello

El tamaño y la fuente de la fortuna de Epstein son objeto de interrogantes tanto en la isla como en Wall Street. Banqueros y administradores de fondos se preguntan exactamente en qué consistía su negocio, con teorías que van desde ayudar a los ricos entre los ricos a reducir sus impuestos hasta la compra y venta de divisas.

Redacción Maduradas con información de El País.

Top