Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡VERGÜENZA! Venezuela es el único país de Latinoamérica con deficiencia en exportación agrícola

La agricultura venezolana no tiene fuentes estadísticas confiables que vayan mostrando la evolución de su producción. Solo existen datos y cifras parciales publicadas por los gremios agropecuarios y por el propio Gobierno, pero sobre unas y otras pesa la sospecha de ser sesgadas o de no tener todo el rigor metodológico que las estadísticas económicas necesitan en el mundo contemporáneo. Sin embargo, existen buenos antecedentes sobre las exportaciones e importaciones de productos agropecuarios.

agricultura

Las mejores cifras en ese sentido son las publicadas por la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), que se basan en las estadísticas oficiales proporcionadas por el Gobierno venezolano, pero que son -en la medida de lo posible- compatibilizadas con los datos suministrados por el resto de los países latinoamericanos que hacen de contraparte comercial de Venezuela. Esto nos permite respondernos una serie de preguntas respecto a cómo se integra Venezuela en los circuitos contemporáneos de comercialización de productos alimenticios.

Basados en esa fuente podemos decir que todos los países con los cuales Venezuela pudiese ser comparado presentan para 2010 mayores exportaciones de productos agropecuarios que importaciones. Argentina, por ejemplo, exporta 32.000 millones de dólares de productos incluidos en los primeros 24 capítulos del arancel de aduanas, e importa solamente 1.500 millones de dólares.

Brasil exporta, a su vez, 63.000 millones de dólares del mismo tipo de bienes e importa 9.500 millones de dólares. Chile presenta 11.000 millones de dólares de ventas externas de productos agropecuarios y compras solo por $4.300 millones. Para Perú las cifras correspondientes son 5.700 millones de dólares y 3.100 millones de dólares, respectivamente.

Colombia exporta por un valor de 5.700 millones de dólares e importa un monto de 4.100 millones de dólares. En todos estos países, por lo tanto, la agricultura produce dólares en cantidad más que suficiente como para financiar las importaciones alimenticias que no se puedan producir internamente. En otras palabras, la agricultura alimenta a toda la población de aquellos países, y aporta dólares al resto de la economía nacional. En Venezuela, en cambio, las exportaciones agropecuarias llegaron en 2010 a la escasa cifra de 59 millones de dólares, mientras que las importaciones alcanzaron poco más de 5.000 millones de dólares. Somos importadores netos de carne, leche, cereales, grasas y aceites.

Las importaciones son casi 90 veces más altas que las exportaciones. Venezuela es el único de los países de América del Sur cuya agricultura presenta un comercio exterior clara y dramáticamente deficitario. Brasil ha llegado a ser el primer exportador mundial de carne de vacuno y de aves, y es un exportador importante de soya y de azúcar. Argentina es importante en soya y cereales, mientras que Chile exporta cantidades sustantivas de frutas y de salmones.

Perú vende al mundo hortalizas, café y alimentos concentrados para animales, y Colombia sigue siendo una potencia cafetalera, además de vender flores y plantas vivas. Entre las escasas exportaciones de Venezuela destacan las que se agrupan en el Cap. 21 (Bebidas Alcohólicas), que suman aproximadamente 17 millones de dólares, las que se agrupan en el Cap. 03 (peces, crustáceos, moluscos), que suman 13 millones de dólares, y café y tabaco con aproximadamente 10 millones de dólares cada uno, sin que en ninguna de estas agrupaciones Venezuela tenga una posición relevante como productor o exportador a escala mundial.

A todo lo anterior hay que agregar que Venezuela es el único país de la región donde los propietarios agrícolas son expropiados sin aviso, justificación ni indemnización; donde con las tierras expropiadas el Gobierno no sabe posteriormente qué hacer -y procede a establecer cooperativas o fincas estatales, o a repartir las tierras entre campesinos o no campesinos afectos al régimen, según sean las presiones del momento- y donde la producción agrícola está sujeta a variados y crecientes controles para efectos de su movilización y comercialización.

Una cosa luce relacionada con la otra. Si Venezuela exporta poquísimo e importa más que Colombia, Perú, Chile o Argentina, eso debe tener algo que ver con la falta de seguridad con que se desenvuelve la propiedad agraria y con la falta de reglas claras que presidan la actividad agropecuaria, reseñó SuNoticiero.

¡No olvides tus comentarios!

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend