Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

ABC: Maduro desplegó músculo militar en el primer aniversario de la muerte de Hugo Chávez

Desfiles y procesiones presididos por autoridades latinoamericanas han protagonizado los actos en Caracas. Cercado por el descontento popular ante el deterioro de la situación económica y la creciente inseguridad en la calle, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha celebrado el aniversario de la muerte de Hugo Chávez con un desfile «cívico-militar» con el que mostró músculo castrense frente a la revuelta en la calle.

Nicolas Maduro con Raul Castro y Evo Morales

[Galería de imágenes: Desfiles y protestas en Venezuela por el aniversario de la muerte de Chávez]

Maduro aseguró ayer a sus invitados -entre ellos, el dictador cubano Raúl Castro- que el país está en calma y tranquilo, cuando la realidad es que los estudiantes intensifican sus protestas mientras algún antiguo alto mando militar antichavista lanza sus proclamas de desobediencia en los cuarteles

El ambiente de tensión que se vivió en Caracas, en San Cristóbal, capital del estado fronterizo de Táchira, donde comenzaron las protestas estudiantiles, y en otras ciudades de Venezuela, empañó el desfile del primer aniversario de la muerte de Chávez que gobernó durante 14 años hasta su fecha oficial de muerte, el 5 de marzo de 2013.

Entre las anécdotas resaltantes de los invitados extranjeros, principalmente de los aliados que apoyaron a Chávez, destaca la presencia de Raúl Castro. A su arribo al aeropuerto internacional Simón Bolívar, en Maiquetía, se cayó la bandera cubana. Fue a los 48 segundos de bajar del avión presidencial cubano y pasar revista en laalfombra roja.

La oficial Venezolana de Televisión, VTV, lo transmitió en cadena nacional y no hubo manera de corregir la caída del estandarte en la emisión directa televisada. Un viento sopló y tumbó la bandera cubana del asta al lado de la venezolana. Nadie sabe lo que quiso decir la traviesa naturaleza con ese presagio.

En la tarima del Paseo de Los Próceres, lugar del desfile de tributo a Chávez, los invitados extranjeros estuvieron separados de los nacionales.Raúl Castro estuvo rodeado de un círculo de seguridad vestidos de civil según afirma el ex general Carlos Peñaloza en su cuenta de Twitter, que un día antes hizo una proclama a los oficiales del Ejército venezolanos para que no obedecieran las órdenes de Maduro ni se rindieran ante Castro como tampoco reprimieran a los manifestantes.

Llamó la atención que muchos de los benefactores de la amistad con Chávez no acudieran a su primer aniversario de muerto como la argentina Cristina Fernández de Kirchner, la brasileña Dilma Rousseff, el ecuatoriano Rafael Correa y el nicaragüense Daniel Ortega.

En su lugar la presidenta argentina Cristina envió al vicepresidente Amado Boudou, quien fue uno de los primeros en arribar a Caracas la noche del martes. «Hugo Chávez representa ese proceso de integración latinoamericana que empezó Néstor Kirchner», dijo a su llegada al Aeropuerto Simón Bolívar de Maiquetía, en compañía deJorge Arreaza, vicepresidente de la República, y del canciller argentino, Héctor Timerman.

En su alocución, el anfitrión Maduro aseguró que el país está en total «tranquilidad pese a las amenazas de pequeños grupos violentos». También dijo que pequeños grupos intentaron trancas vías principales. Por ello invitó al pueblo organizado a través de movimientos sociales, juveniles, de campesinos y grupos comunales a hacer valer la orden deHugo Chávez al que llaman “comandante eterno” y lo comparan conel «Ché Guevara» en sus canciones.

«Candelita que se prenda»

«Candelita que se prenda, candelita que apagamos con el pueblo organizado», advirtió Maduro al tiempo de afirmar que hoy en Venezuela existe «paz, vida, felicidad, trabajo y más trabajo».

El Paseo de Los Próceres y sus alrededores fue acordado por las fuerzas de seguridad. Sin embargo, el desfile estuvo deslucido por la ausencia de los sectores populares en las tarimas. Con Chávez vivo había más presencia de pueblo en los desfiles militares. En las redes sociales se vieron imágenes de las gorras y franelas rojas tiradas en el suelo para que fueran recogidas por el camión de aseo.

Las hijas de Chávez y sus hijos estuvieron en una tarima especial para los familiares de Los Próceres. Acompañado de la primera dama Cilia Flores, Maduro saludó a la hija mayor Rosa Virginia, su esposo el vicepresidente Jorge Arreaza, y a María Gabriela Chávez.Ninguna vistió de luto negro sino de blanco.

Las principales vías de acceso a Caracas fueron interrumpidas con las barricadas o «guarimbas», al igual que en otras ciudades, de los manifestantes opositores pero fueron despejadas por la Guardia Nacional Bolivariana cuyos tanques antimotines estuvieron desafiantes ante los estudiantes que querían marchar y protestar.

Con gritos Maduro amenazó con dar una respuesta contundente a los «conspiradores» de los ruidos de sables y manifestantes opositores al cerrar el desfile. Advirtió al gobierno de los EEUU de «no inmiscuirse en los asuntos internos, que nadie se meta con Venezuela, somos pacifistas pero armados y arrechos para que aprendan a respetarnos, que nadie se confunda con nosotros». Reseña el ABC de España.

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top