Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡ASÍ CONCLUYÓ! “¡Qué injusto, qué injusticia!” le dijo Leopoldo López a la jueza al dictar su veredicto

“¡Que injusto, que injusticia!”. Con estas palabras el dirigente opositor Leopoldo López rompió el silencio en el que se sumió la sala de audiencias luego de que la jueza 16 de Control de Caracas, Adriana López, anunciara su decisión de autorizar su enjuiciamiento tras las rejas por los hechos violentos ocurridos el pasado 12 de febrero en Caracas. Sin embargo, la reacción del fundador de Voluntad Popular no fue porque la decisión le era desfavorable a él, sino porque lo era para los estudiantes Marco Coello y Cristian Holdack.

Leopoldo-Lopez-a-NIcolas-Maduro

“¿Cómo es posible que una llamada haya pesado más que la justicia? Si querían dejar a alguien preso, porque no me dejaron solo a mí, por qué le quieren arrebatar el futuro a dos jóvenes inocentes?“, la espetó López a la jueza, nada más dar su veredicto a las 3:30 de la madrugada de hoy, relató a El Universal Bernardo Pulido, uno de los abogados defensores del exalcalde de Chacao, quien aseguró que él jamás irrespetó a la funcionaria, reseñó El Universal.

Coello y Holdack son dos de los cuatro jóvenes que también están siendo procesados junto con el dirigente opositor por estos sucesos, en específico por presuntamente destruir algunas patrullas de la policía científica en los disturbios ocurridos tras la marcha opositora del 12 de febrero; y desde ese día se encuentran privados de libertad.

López también increpó a los fiscales del caso diciéndoles: “¿Cómo podrán dormir tranquilos?”.

Esto ocurrió pese a que la jueza al momento de leer su decisión se encontraba custodiada por seis alguaciles, lo cual, según Pulido, “resultó bastante intimidante. Parecía que esperaban que alguien se le abalanzara o algo”.

La reacción de López activó a los alguaciles quienes escoltaron a la funcionaria fuera de la sala desde donde el lunes se celebró al maratónica audiencia preliminar.

Regaño por una foto

LILIAN-DURMIENDO

Instantes antes se registró un incidente con los familiares del dirigente opositor. Un funcionario de la Dirección de Contrainteligencia Militar (DIM) regañó a la esposa, madre y hermana de López, Lilian Tintori, Antonieta Mendoza y Diana López, por una fotografía que comenzó a circular en la madrugada, en la que se les veía a las tres durmiendo en los bancos del Palacio de Justicia de Caracas mientras aguardaban la decisión.

“Dejen de manipular haciéndose las víctimas”, les bramó el funcionario, quien las acusó de tomarse la imagen. Así lo relató un funcionario judicial que presenció el incidente.

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top