Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡CAMINO A LA DEBACLE! Si no se aplican ajustes económicos habrá inflación de 4 dígitos en 2016

Ante la negativa del Gobierno venezolano de tomar medidas de fondo que generen verdaderos efectos positivos en la economía, la inflación y la escasez avanzan a pasos agigantados. Así lo asegura  Francisco Rodríguez, economista jefe para la Región Andina de Bank of America, al diario El Estímulo.

Asimismo, agrega que la situación de Venezuela llegó a un punto en el que el análisis económico no puede desvincularse del político. De hecho, analistas y firmas de inversión, tanto locales como internacionales, han señalado que la toma de decisiones económicas está supeditada al evento electoral de este año, cuya realización todavía no tiene fecha.

Nicolas-Maduro-Devaluado-Devaluacion-en-Venezuela-Inflacion-800x533

Buscando disipar la incertidumbre, han recurrido a las encuestas. Bank of America pidió a la firma Datanálisis que recogiera la percepción de la población sobre el control de cambio. La mayoría de los consultados se inclina a su flexibilización y/o eliminación.

Ante este panorama, Rodríguez afirma que no son descartables los ajustes económicos pre electorales.

Aquí parte de la entrevista:

¿Por qué considera que un ajuste en este momento, tan cercano a las elecciones, puede ser positivo para el gobierno?

-El gobierno tiene que darle un vuelco a la economía para no perder las elecciones. La gente no vota a favor del gobierno cuando el crecimiento es negativo y la inflación se acelera. Si no se hacen cambios en la política económica habrá inflación de 3 dígitos este año y de 4 en 2016, y no ha habido ningún gobierno democrático capaz de sobrevivir a una hiperinflación en unas elecciones.

¿Cuáles podrían ser estos cambios?

-Una corrección de los desequilibrios cambiarios y de precios (relativos) podría tener un efecto expansivo en la economía. Yo pienso que el gobierno debería ir a una flotación cambiaria, que tendría un impacto inflacionario relativamente limitado porque permitiría reducir la impresión de dinero que en este momento es la principal causa de la aceleración de los precios.

Las economías como la venezolana son parecidas a las del bloque soviético, porque los ajustes se hacen vía cantidades y no vía precios. Ya la parte contractiva del ajuste se hizo con el recorte en las importaciones. El año pasado se registraron más de 40 mil millones de dólares en importaciones, pero yo estimo que debido a la sobrefacturación solo llegaron aproximadamente 20 mil millones de dólares en bienes. Si reduces el incentivo para la sobrefacturación, generas beneficios fiscales, aunados al aumento del precio de la gasolina. La política cambiaria actual no tiene sentido. Es un enorme subsidio indirecto, y hay fuerte evidencia de que este tipo de subvención no funciona.

¿Por qué?

-El Estado intenta subsidiar al sector privado para que le transfiera este subsidio al consumidor, a través de los precios, pero tiene muchos problemas haciendo que este subsidio llegue a los consumidores. Tal vez esta política podría funcionar en un gobierno de derecha, pero para un gobierno de izquierda, que no tiene esa relación armoniosa con el sector privado, no tiene sentido canalizar el subsidio a través de las empresas.

Lo que debe aplicarse es una política social compensatoria de los ajustes, a través de subsidios directos, como las tarjetas electrónicas. De hecho, parte de los bolívares recogidos con el aumento a la gasolina podrían destinarse a estas tarjetas. Lo que hay actualmente es un gigantesco subsidio a la fuga de capitales.

¿Qué opina del funcionamiento del Sistema Marginal de Divisas?

-Para mí el problema del Simadi tiene que ver con que el gobierno no deja que el precio lo fije el mercado. Esa es la razón por la que no hay oferta: nadie quiere vender en Simadi a 198 bolívares por dólar cuando pueden vender en el paralelo a 285 bolívares. Pero creo que hay que tener cuidado con la crítica de que el gobierno no vende suficientes dólares en el Simadi, porque sugiere que cualquier aumento en la venta de dólares en este mecanismo es buena. Lo que queremos es que el gobierno venda dólares sosteniblemente, no que queme reservas. Me preocupa que en un país con la moneda fuertemente sobrevaluada el gobierno intente usar la intervención cambiaria para bajar el tipo de cambio.

Continúe leyéndola aquí.

Con información de El Venezolano News y El estímulo.

¡No olvide dejar sus comentarios!

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend