Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡DINERO EXTRA! Crisis en Irak podría salvar a Maduro

El régimen de Nicolás Maduro, que lidia con un creciente descontento social y una economía que yace en ruinas, podría recibir una inesperada tabla de flotación este año de manos de Irak, de cumplirse las advertencias de que una agudización del conflicto interno en ese país dispararía los precios del petróleo. Pero los ingresos adicionales, que podrían llegar a generar conservadoramente entre $3,000 y $7,000 millones al año, serían demasiado escasos como para retornarle a los venezolanos la sensación de bienestar que han perdido en los últimos dos años, al tiempo que el saneamiento de la postrada economía de todas maneras requeriría de un paquete de ajustes estructurales que obligatoriamente desmantelaría gran parte del modelo implantado por el chavismo, dijeron analistas.

Nicolas-Maduro-06072014-6-800x533

“Un incremento en los precios del petróleo de entre $15 y $20 el barril obviamente que le daría algo de oxígeno al régimen. Le permitiría realizar algunas importaciones de productos, y de esa manera frenar la terrible crisis de escasez”, comentó Horacio Medina, ex gerente de PDVSA.

“Pero la balanza comercial seguiría siendo deficitaria y el aumento tendría que ser mucho mayor de los $20 y tendría que mantenerse por más de un año”, para que pudiera resucitar el colapsado modelo chavista, agregó Medina desde Miami.

Analistas de mercado han señalado que los precios internacionales del crudo podrían alcanzar los $120 el barril si el conflicto se extiende hasta Bagdad y podría ser mucho mayor si las fuerzas de los insurgentes sunitas llegan a tomar el control de las instalaciones petroleras en el sur del país.

Según un reciente análisis de Bank of America-Merrill Lynch, la actual crisis de Irak hasta el momento está presentando características similares a lo que el mercado petrolero vio durantes los recientes conflictos de Libia y Siria.

“Un incremento de la violencia significa que la producción de petróleo iraquí ahora es poco probable que aumente este año de sus actuales niveles de 3.5 millones de barriles diarios, defraudando de esa manera las expectativas de crecimiento [del mercado]”, señaló el informe.

La crisis también amenaza con restringir el flujo de inversiones al país, limitando todo esfuerzo de incrementar la producción en el futuro.

La amenaza de un estancamiento de la producción iraquí, que previamente venía registrando un fuerte crecimiento, ha llevado a los precios del petróleo a repuntar en los últimos días.

Pero lo peor podría estar por venir. En el “poco probable” escenario de que las fuerzas rebeldes ingresen a Bagdad, los precios del referencial crudo Brent podrían registrar un incremento de entre $10 y $15 el barril, estimó el analista del Bank of America Merrill Lynch, Francisco Blanch, en su informe.

“[Y] en el muy remoto escenario de que las exportaciones iraquíes de 2.6 millones de barriles diarios se vean interrumpidas, el impacto sería muy severo, con el crudo Brent subiendo en hasta $40 y $50 el barril”, advirtió Blanch.

Si bien es cierto que la mayoría de los analistas coinciden en que es muy difícil que se produzca un escenario donde la producción de la región sur del país deje de salir al mercado, lo cierto es que el conflicto no está dando señales de aminorar.

El Ejército iraquí trataba el viernes de retomar la iniciativa, lanzando ataques contra los insurgentes sunitas en la ciudad de Tikrit (norte) intentando a duras penas de retomar las regiones controladas por los insurgentes, liderados por los yihadistas del Estado Islámico en Irak y el Levante (EIIL).

Durante la ofensiva, emprendida tras recuperar el jueves el control de la universidad de Tikrit, ubicada a 160 kilómetros al norte de Bagdad, el Ejército bombardeó posiciones de los insurgentes y preparaba el asalto a la ciudad de Qaraqosh, al tiempo que cerca de unas 10,000 personas huyeron de la localidad.

Horas antes, la ONG Human Rights Watch informó que combatientes del EIIL llevaron a cabo en Tikrit ejecuciones en masa de soldados, donde mataron a entre 160 y 190 hombres en dos sectores de este antiguo bastión del ex presidente sunita Sadam Husein.

El recrudecimiento del conflicto fue suficiente para sacudir la semana los precios del petróleo, llevando al crudo Brent a alcanzar la semana pasada los $114.69, su mayor cotización en nueve meses.

Desde entonces, el precio ha bajado en un par de dólares, pero las noticias de Irak sigue siendo el factor de mayor influencia en el mercado.

Cada dólar adicional ayudaría a palear la grave escasez de la divisa estadounidense que está asfixiando a la economía venezolana y permitiría al régimen bolivariano suavizar la aguda crisis de desabastecimiento que aflige al país, con los actuales ingresos petroleros —derivados de un barril de petróleo cotizado en $100— mostrándose insuficientes para mantener los enormes subsidios populistas sobre los que tradicionalmente ha descansado el chavismo.

Pese a contar con un nivel de producción de crudo estimado por fuentes privadas en alrededor de 2.4 millones de barriles diarios, la mayor parte de su renta petrolera proviene de los cerca de 900.000 barriles diarios que coloca en Estados Unidos, dijo Juan Fernández, ex director ejecutivo de planificación de PDVSA.

“El resto de la producción se va a las ventas del mercado interno, que son de pérdida, y los pagos de deuda, como es el caso de los préstamos chinos, y los regalos de Petrocaribe, que Venezuela no los cobra”, explicó.

Bajo ese esquema de ventas, un aumento de $20 dólares en el precio del barril de crudo venezolano, de mantenerse por un año, le daría a Venezuela cerca de $6.570 de millones.

Y el país sudamericano recibiría $16.450 millones adicionales, en el “extremadamente improbable” escenario de que las exportaciones iraquíes se suspendan totalmente por un año, lo que elevaría el precio del crudo a niveles de $150 por barril.

Pero incluso si eso ocurre, los ingresos adicionales serían insuficientes para solventar la grave crisis por la que atraviesa la economía venezolana, dijeron los analistas.

“Ya en el estado actual que se encuentra la economía, esos montos lucen insuficientes”, dijo desde Miami la analista Vilma Petrash.

Petrash explicó que para comenzar a reparar los graves daños provocados a la economía y al aparato productivo del país se requiere de una profunda reforma estructural y gigantescas sumas de dinero para saldar las enormes obligaciones y compromisos internacionales que tiene, además de deslastrarse de la pesada carga que representa el sostenimiento de la economía cubana, reseñó el portal de La Patilla.

¡No olvides tus comentarios!

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend