Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡EL DATO! El Sukhoi que se estrelló en la frontera costó a Venezuela casi 42 millones de dólares

Venezuela informó, la noche de este jueves, que un avión de la fuerza militar cayó en circunstancias aún por determinar, en la frontera con Colombia, donde realizaba patrullaje debido al estado de excepción. El siniestro ocurre luego que Colombia denunció la violación de su espacio aéreo en al menos tres oportunidades, lo que ha sido negado por Miraflores.

Se trata de una nave tipo Sukhoi-30 del cual la Fuerza Aérea Venezolana posee 24, adquiridos por el presidente Hugo Chávez en Rusia en julio de 2006 según pública NTN24.

sukhoi-avioneta-7

En aquel entonces, la compra le costó a los venezolanos 1.000 millones de dólares, pagados a la fabricante rusa “Barrikady”. Cada uno de ellos tenía un valor de 41.666.666 millones de dólares.

Los dos primeros llegaron al país en diciembre del 2006 y los últimos en agosto del 2008.

Según la descripción de Wikipedia, el Sukhoi Su-30 es un avión de combate bimotor y biplaza (es decir; sólo puede ser tripulado por dos) de superioridad aérea para misiones aire-aire y de interdicción aire-superficie de largo alcance; muy similar al F-15E Strike Eagle estadounidense, con capacidad de eyectarse.

Es difícil pensar que una máquina con estas características pueda ser derribada fácilmente. Pero en Venezuela es el segundo avión similar que se precipita a tierra.

Los primeros millones de dólares convertidos en polvo corresponden a un siniestro ocurrido en ejercicio militar el 26 de julio de 2013, cuando un Sukhoy K8 de fabricación china, siglas 2702, cayó a tierra en la Base Aérea Rafael Urdaneta (Baru), ubicada en el municipio San Francisco del estado Zulia.

La nave era piloteada por la teniente Milenia Bolívar, quien logró eyectarse.

En el caso informado este jueves 17 de septiembre los pilotos no corrieron con la misma suerte. Ambos fueron encontrados a pocos metros de la nave en un río del estado Apure bajo execpción por el conflicto con el vecino país.

El piloto Ronald Ramírez Sánchez, tenía 32 años. Deja un niño de dos años huérfano. El segundo piloto del Sukhoi siniestrado era Jackson García Betancourt, 32 años, deja a su mujer embarazada de 8 meses de gestación y una niña de 6 años huérfana.

¡No olvide dejar sus comentarios!

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUÉ OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend