Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡EL MEDIO QUE LES FALTA! Nicolás Maduro y sus aliados ahora pretenden amordazar a Twitter

Inquieto con la libertad con que millones de venezolanos expresan sus opiniones por Twitter, el régimen de Nicolás Maduro está dando señales de que busca la manera de cortar las alas a la participación de los ciudadanos en la popular red social y altos funcionarios del chavismo se pronunciaron a favor de regular las ideas y los mensajes transmitidos a través de la internet.

“Este tema de las redes sociales hay que regularlo”, manifestó la fiscal general Luisa Ortega Díaz en su programa de radio. “La conducta del hombre en sociedad tiene que ser regulada”.

censura en venezuela sin twitter

“La gente siente que ya no tiene otros medios. Ya no hay ningún canal de televisión que transmita información relevante. Si hay un suceso en vivo, no lo puedes ver. En la radio tienes menos espacios. Los medios impresos, si son críticos, se les está acabando el papel porque no les aprueban las divisas para importarlo. En este ambiente está entrando esta decisión”, comentó.

“Se entiende que a través de las redes sociales y Twitter haya un flujo de información que incita a la polarización. Pero más allá de eso, es un contrasentido plantear que motivado por eso haya que regular las redes con un montón de leyes”, apuntó Marcelino Bisbal, investigador venezolano experto en el área comunicacional y director de postgrado en Comunicación Social de la Universidad Católica Andrés Bello, también en exclusiva para Diario Las Américas.

Advirtió que aun cuando su propuesta “no busca coartar la libertad de expresión”, la introducción de nuevas regulaciones es necesaria para contener el uso de las redes sociales para generar zozobra y lanzar campañas de desprestigio contra el régimen bolivariano.

Ortega formuló los comentarios en medio de las acusaciones lanzadas por el chavismo de que los enemigos de la Revolución Bolivariana lanzaron una campaña de desinformación a través de las redes sociales sobre presuntos secuestros de niños.

Reporte de Financial Times, Venezuela: sobreviviendo en las redes sociales

El alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodríguez, atribuyó los rumores al estratega político residente en Miami, J.J. Rendón, a quien acusó de lanzar una “campaña psicológica” contra los venezolanos a través de las redes sociales.

“Cuánta angustia están creando en madres venezolanas”, manifestó Rodríguez en declaraciones publicadas el viernes por el diario 2001.

“Con esta nueva escalada en la guerra sucia instaurada por la derecha, están sellando el papel más vergonzoso que haya tenido un grupo político de la historia reciente de Venezuela”, sentenció antes de solicitar una investigación de las cuentas de Twitter por las que la información fue difundida.

“Todas estas cuentas tienen que ser investigadas porque son las que de forma tradicional se utilizan para instaurar estas campañas repudiables”, indicó el alcalde, al develar la más reciente conspiración presuntamente emprendida por la oposición para tratar de desestabilizar el régimen de Maduro.

Pero los observadores ven con mucho recelo los nuevos pronunciamientos del chavismo sobre el uso de las redes sociales, al advertir que acusaciones similares fueron esgrimidas antes de lanzar la denominada “Ley Resorte”, legislación que limitó seriamente el ejercicio periodístico en el país.

Para los especialistas consultados, el régimen bolivariano, que ha instaurado una virtual hegemonía comunicacional en el país, ahora ve a las redes sociales como la última frontera a ser controlada.

Venezuela aparece entre los primeros cinco países que más utilizan Twitter, por usuarios de internet.

Hay un área que no han podido regular, que donde ahora se entremeten, pero que aún no controlan, y esa es el área de las redes sociales”, dijo en Miami el consultor de medios digitales Fernando Núñez-Noda.

“Es el área donde los venezolanos aún se pueden expresar libremente, como debería ocurrir en toda sociedad democrática, y es un área a la que ellos [el chavismo] le viene dando vueltas desde hace algún tiempo para ver cómo controlan, para ver cómo hacen, para ver cómo la censuran y para promover la autocensura entre los usuarios”, aseveró.

Hasta el momento, los esfuerzos de Maduro por controlar a Twitter han consistido en acusar de conspiradores a algunas de las personas con un alto perfil en la red social y encarcelarlos posteriormente.

Según datos del Instituto Prensa y Sociedad (IPyS), el régimen encarceló a siete personas por hacer uso de la red social, incluyendo a un joven de 26 años por subir en Twitter fotos del cadáver del asesinado dirigente chavista Robert Serra, y la ciberactivista Inés González, conocida como @inesitaterrible.

González, conocida por su fuerte crítica hacia el gobierno, se encuentra encarcelada aún bajo cargos de delitos de instigación pública, ultraje violento y ultraje contra funcionario.

Y en un incidente más reciente, un periodista fue retenido por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) por postear en su cuenta de la red social fotografías que había tomado desde su teléfono celular.

Gerald Evans tomó fotos dentro de una estación del metro de Caracas repleta de usuarios que esperaban pacientemente el restablecimiento del servicio de transporte que había dejado de funcionar.

Los agentes le pidieron al periodista que les permitiera revisar su teléfono y tras ver las fotos exigieron que las borrara.

Evans lo hizo, entendiendo que si no iría detenido.

Pero al salir, reportó en Twitter el incidente.

“¿Y mi libre ejercicio a la información dónde queda? No lo hay. Las fotos no tienen algún mensaje ‘desestabilizador’ o algo. Bueno…”.

Por Antonio María Delgado / El Nuevo Herald / Diario Las Américas

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend