Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡EL RÉGIMEN LO OCULTA! Robert Serra realizó un ritual de santería la noche del asesinato

Presumen que los homicidas del diputado Robert Serra y su asistente María Herrera conocían la casa. Ambos fueron asesinados con múltiples heridas hechas con un punzón el miércoles en la noche, en la residencia del parlamentario, ubicada en La Pastora. De acuerdo con la información dada el jueves por el ministro Miguel Rodríguez Torres, los homicidas actuaron entre 15 y 20 minutos en los cuales, además de cometer el doble crimen tuvieron tiempo de apoderarse de los videos de las cámaras de seguridad de la vivienda, cargaron con armas de fuego y dinero en efectivo.

Santeria-2

Ayer funcionarios de la División contra Homicidios del Cicpc continuaron labores de investigación en las adyacencias de la casa del diputado. Se conoció que además de realizar interrogatorios a varios vecinos, citaron a algunos residentes para que comparezcan el lunes ante la sede de la policía judicial ubicada en la avenida Urdaneta.

Los investigadores también analizan los videos de negocios y residencias cercanos para identificar a los autores del doble crimen. Han interrogado a parte del círculo social, familiar y laboral de las víctimas para determinar si habrían confrontado problemas con alguien o si habían sido amenazados, especialmente en el caso de Serra.

De acuerdo con la versión de vecinos, el miércoles, antes de ser asesinado, el parlamentario realizó un ritual de santería en su casa como acostumbraba hacerlo de manera periódica: “Él había hecho el ritual temprano. Había seis personas, pero después él le dijo a sus escoltas que se fueran porque iba a hacer una comilona”, dijo un vecino.

El diputado era padrino de santería de Herrera. Dos de los seis hombres que habrían participado en el doble homicidio iban vestidos de blanco, como los santeros.

La noche del asesinato algunos residentes de La Pastora lograron ingresar al interior de la casa de Serra, donde vivía con su papá y tres de sus asistentes, entre ellas Herrera. Allegados a la víctima señalaron que el cuerpo de la mujer quedó en la puerta de la cocina, ubicada al fondo de la vivienda. Al lado de las escaleras para subir al segundo nivel mataron a

Serra, justo al frente de su oficina. “Los dos tenían las bocas tapadas y las manos estaban amarradas con tirros”, relató uno de los vecinos que vio la escena del crimen.

La casa del diputado, que desde afuera luce sencilla, tiene más medidas de seguridad de las que se pueden apreciar desde afuera. Hay un circuito cerrado de seis cámaras: dos están ubicadas en la fachada de la vivienda y el resto están distribuidas entre el dormitorio y en el despacho del parlamentario.

“Uno le tocaba el timbre a Robert y él veía desde adentro a quién le abría. Desde arriba él tenía un control para abrir o les decía a sus asistentes que abrieran la puerta”, precisó un conocido de Serra.

Los ladridos que escucharon los vecinos de Serra, antes de los gritos de la asistente que encontró los cadáveres, fueron los de África, la perra del parlamentario, que recientemente había dado a luz y aún vive en la casa con sus dos cachorros.

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend