Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡ESTREMECEDOR! El desgarrador testimonio de la mujer que llevó a su hija muerta en brazos a la morgue durante apagón

Elizabet Díaz, la madre que llevó a su hija muerta en brazos durante el apagón, explicó que la joven falleció tras consumir un cambur y un poco de agua, porque era lo único que tenía para alimentarla.

Foto: Captura de video.

Detalló que su hija sufría parálisis cerebral y pesaba solo 10 kilogramos, luego de consumir el cambur comenzó a mostrar síntomas de malestar, lo que la obligó a salir en busca de atención médica.

La llevó al Centro de Diagnóstico Integral (CDI) de Trapichito, pero no pudieron atenderla porque no tenían servicio eléctrico.

“Indignación es lo que tengo porque a mi hija no me la pudieron salvar, la dejaron tirada en el piso de un hospital como un perro“, manifestó con desespero.

En el pasado, la mujer pedía atención a los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) desde hace un año, como se evidencia en los reportes hechos en meses anteriores por cuantas ligadas al programa social madurista.

El pasado sábado, la mujer llegó a la morgue de Valencia, en el estado Carabobo, con su hija Gitvierlis garcía, de 19 años, muerta en los brazos, para ese momento el país se encontraba a oscuras producto de una falla eléctrica registrada a nivel nacional.

Para este martes 12 de marzo, Elizabeth esperaba la entrega del cadáver de su hija, no cuenta con los recursos económicos necesarios para cubrir los gastos del sepelio.

Redacción Maduradas.

Lea también:

¡PIDIENDO CACAO! Tras cierre de la embajada Maduro suplica por diálogo: Quiero que EEUU tenga una oficina de negocios en Caracas (+Video)

Deje sus comentarios.

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).



¿QUÉ OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Top

Send this to friend