Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡GRAN DESASTRE! Ante la crisis Venezuela ha dejado de importar carne, pero tampoco produce

Venezuela ha pasado este año de ser el segundo mayor importador de carne de ganado del mundo a adquirir casi nada, de acuerdo con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos. Un descenso de 127 mil vacas en lo que va del año, reseña el portal Bloomberg en su publicación Steak Is One More Thing That’s Disappearing in Venezuela (en inglés).

Como todo lo demás que ocurre en Venezuela en estos momentos, pudieran echarle la culpa a la caída de los precios del petróleo.

Maduro-ganado-importacion-de-carne

El descenso de las exportaciones de mayor valor para el país ha devastado sus reservas de divisas, dejándolo con unos pocos dólares para importar alimentos no esenciales. Las reservas están cercanas al mínimo de hace 12 años, 16.3 billones de dólares, con un desplome de hasta mil millones en el último mes.

La industria local de carne no lo está haciendo mucho mejor. La matanza de las vacas domésticas se redujo casi a la mitad en abril, cerca de 31 mil cabezas, según la Asociación de Industriales de la Carne. La escasez todo, desde transporte para las vacas,  pasando por la falta de financiamiento y los controles de precios ha influido en la desaparición de los rebaños de vacas raza brahmán que paseaban por la exuberante sabana de Venezuela.

El gobierno ha fijado el precio de un kilogramo (2.2 libras) de carne de res de primera en 250 bolívares o USD $ 1.3 en el cambio oficial más débil.

Estos precios bajos han dejado vacíos los supermercados, ya que los proveedores de carne envían el producto a establecimientos no regulados donde cuesta hasta 10 veces más del precio.

Para el gobierno socialista, que se enorgullece de elevar el consumo, esto es un gran problema. El ministro de Agricultura Yvan Gil se ha jactado de decir que un venezolano promedio comía carne  tres veces más en 2012, que lo que consumía antes de Chávez (90 kilogramos por año).

Esa cifra ha disminuido desde entonces. Incluso, antes de la caída de las importaciones, el consumo per cápita de carne de res y pollo se desplomó  10 kg  por persona de bajos ingresos en 18 meses, hasta junio de 2014, según los últimos datos disponibles en el Instituto Nacional de Estadística.

Con información de Bloomberg / Redacción ACN.

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend