Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡HOY 5 DE JULIO! 10 razones que demuestran que Venezuela ni es libre ni es independiente

El 5 de julio se conmemora el Día de la Independencia en Venezuela, pero no hay nada que celebrar. Hace tiempo que acabaron con el país por el que el Libertador Simón Bolívar luchó. Hoy Venezuela está más esclavizada que nunca.

venezuela-protesta

Foto: Archivo.

Ser independiente va mucho más allá de dos palabras, significa poder vivir en libertad, democracia y felicidad, como se vivía en Venezuela antes de que la tolda roja cambiara estos 3 principios por inseguridad, injusticia y miseria.

Aquí te mostramos 10 razones que dejan claro que Venezuela no es libre y mucho menos independiente:

1. Invasión extranjera

El Gobierno ha dicho en múltiples oportunidades que el “imperio” ha tratado de invadir Venezuela. ¡No pasarán!, decían sin cesar, mientras Cuba, China y Rusia se metían por la puerta de atrás.

La injerencia cubana en la política venezolana y su incursión en las Fuerzas Armadas, lo dejan todo claro. China, a cuenta de uno que otro negocio, ha desangrado el país, porque el fallecido Hugo Chávez y el presidente Nicolás Maduro se lo permitieron, claro. Y Rusia, cómo olvidarla, ¿qué armas tendría el Gobierno si no fuese por ella?

2. Inseguridad

No se puede decir que Venezuela es un país libre cuando sus ciudadanos no pueden caminar por la calle sin miedo a que los atraquen, los secuestren y terminen con su vida. ¿Qué vida es la que lleva el ciudadano? Que tiene que quedarse encerrado en su casa, como una especie de preso, para no convertirse en una víctima más de la delincuencia.

3. Soberanía alimentaria

¿Soberanía alimentaria? Esto sí es un chiste. En Venezuela nadie es libre de comer lo que quiera, el menú se debate entre lo que se consigue y lo que hay. Para poder comprar debemos entregar una serie de documentos y hasta nuestras huellas, porque hasta las cantidades son racionadas.

¿En qué país libre sucede esto? En ninguno, excepto en naciones como Cuba, que bajo la misma filosofía del oficialismo se jacta de ser independiente mientras sus ciudadanos viven en miseria gracias a una tarjeta de racionamiento.

4. Violación de la voluntad del pueblo

No importa que 80% de la población quiera acabar con el mandato de Maduro, eso no se respeta. Representantes del oficialismo más bien dijeron que lo harían más difícil, con tal de que el referéndum revocatorio no se lleve a cabo.

Si viviésemos en un país democrático y “libre” de opiniones, ¿qué miedo habría de que se escuchara la voz del pueblo?

5. Somos dependientes de las importaciones

El “hecho en Venezuela” está cada vez más desaparecido. No hay rastro de ese corazoncito rojo que ponía el Gobierno en los productos.

La gran mayoría de los alimentos son importados y la negativa del Gobierno a colaborar con la compra de materia prima para las empresas en Venezuela ha sido la causa.

6. No hay libertad de expresión

Tener opiniones distintas no es algo válido en Venezuela, ni de un lado ni del otro. El simpatizante, de cualquiera de los extremos, se niega a comprender a su paisano. Por el contrario, podría terminar hasta culpándolo de la crisis por la que estamos atravesando.

Habría que sentarse un momento a pensar, ¿quién sembró tanto resentimiento?

7. Coacción a los medios

Los gobiernos que han regido el destino de Venezuela durante los últimos 17 años han declarado una guerra sin cuartel a los medios de comunicación. En múltiples oportunidades, Nicolás Maduro, su antecesor y todo su combo se han encargado de culpar a radios, televisoras y periódicos de una “guerra mediática” que no existe.

Y con ese pretexto han acabado poco a poco con muchos de ellos, como lo hicieron con Radio Caracas Televisión (RCTV), por ejemplo.

8. Corrupción

Este 5 de julio, Delsa Solórzano, diputada de la Asamblea Nacional, no pudo decirlo mejor: “seguimos luchando por liberar a Venezuela de la represión, el hambre, la inseguridad y la corrupción”.

Precisamente este último flagelo ha crecido de manera impresionante en los últimos años, ¿o es que nadie se acuerda de los populares “enchufados” o el conocido Cartel de los Soles?

9. Organismo electoral rojo

No puede existir libertad, y en consecuencia democracia, con un organismo como el Consejo Nacional Electoral (CNE), que funciona como apéndice del Gobierno. Bien claro lo han dejado en sus últimas intervenciones en las que han jugado a seguirles el juego a los políticos rojos dejando al margen la voluntad del pueblo.

10. El petróleo como único salvavidas

Dejando de un lado tipos de ingresos como producción de bienes, servicios, turismo, Venezuela se quedó estancada en su dependencia al petróleo como único sustento.

Como prueba de eso están las propias declaraciones del Gobierno, que le achaca la crisis a la caída impredecible del petróleo, cuando a ellos no les alcanzó más de una década para pensar en diversificar la economía y abrirse a otras fronteras.

Sí, duele leer estas razones y sentirse identificado con ellas. Duele que el país esté sumido en la miseria y aun así los líderes políticos sigan queriendo tapar el sol con un dedo. Duele que la juventud y los niños sacrifiquen sus mejores años por una crisis. Pero más va a doler que no llegue la noticia de que llegó la luz, pero no al edificio, sino al país.

Por eso, aunque hoy no es un día para celebrar algo que no tenemos, la invitación es a no dar por olvidada la idea de que ese día llegará. Venezuela renacerá y recuperará su libertad. Y ahí estaremos para celebrarlo, no importa si es 5, 6, julio, noviembre o enero.

¡Nos vemos en democracia! No olvide dejar sus comentarios

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend