Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡IDEA MILLONARIA! “Entreguen a Polar las plantas improductivas estatales de harina de maíz”

Si el gobierno no tuviera un afán destructivo ni estuviera desesperado por fabricar un nuevo engaño del tipo “guerra económica” para tratar de tapar su responsabilidad en la ruina y el desastre social y económico que nos han hecho vivir.

Si no fuera por eso y, por el contrario, quisieran encontrar soluciones en positivo a la crisis de producción y por tanto a la escasez, al menos en un producto esencial en la alimentación de la familia venezolana como la arepa/harina de maíz, buscarían un acuerdo sensato y razonable con Alimentos Polar para entregarles a ellos algunas de las plantas para fabricar esa harina que están en manos del gobierno y se encuentran casi totalmente improductivas.

Harina-Pan-Carlos-Osorio

Un convenio en alquiler por un tiempo determinado, podría ser una modalidad. Que Polar invierta en ellas y seguramente en un plazo de pocos meses las pondría en plena producción. La escasez del producto se reduciría tanto que antes de terminar el año ya habría pleno abastecimiento del producto, desaparecerían las colas y no habría lugar para el “bachaqueo” ni la reventa.

Lo apuntamos ayer en esta misma columna. Las plantas de Harina Pan de Polar trabajan al 100% de su capacidad y con ello cubren más o menos el 50% del consumo nacional. La otra mitad era cubierta antes por las otras marcas, pero el gobierno las estatizó y las convirtió en improductivas. Igual que pasó en Sidor, en las cementeras, en Sidetur, en las briqueteras, en Friosa, en los centrales azucareros y un largo etcétera. Esa es la causa de la escasez. Y cuando un producto escasea, aparecen el “mercado negro” y la especulación. La “reventa” desaparece cuando la producción cubre todas las necesidades. Es decir, si usted consigue el producto normalmente en abastos, mercados y supermercados, los revendedores se dedican a otra cosa. No les queda otro remedio. Lo mismo ocurre con el contrabando si el gobierno sincerara el valor de la moneda y de los productos. Y si además no hubiera tanta corrupción del gobierno mismo en alcabalas y puntos fronterizos. ¿O acaso pasan la frontera por arte de magia?

¿Será Maduro capaz de tener la valentía para admitir el fracaso del “modelo” estatista salvaje y de los corruptos “controles”? ¿Tendrá el coraje de admitir las culpas del gobierno y por tanto rectificar como en el caso de la Harina Pan y Polar? Ojalá, pero no es esa la actitud que han mostrado. Siempre inventan las más rebuscadas y retorcidas “explicaciones” para culpar a terceros y hacerse las víctimas, de “guerras y conspiraciones”. No cumplieron ni el 20% de su plan de inversiones en el sector eléctrico pero la culpa de la nueva crisis eléctrica y del racionamiento es de “las iguanas”, del “calor”, de los “rayos perpendiculares” (como si Venezuela no fuese desde siempre un país tropical), o “del capitalismo y el imperio”. Y de los venezolanos que “derrochamos”. Igual es con la “guerra económica”. Las plantas estatizadas de harina de maíz producen muy poco, pero “hay que culpar a Polar”.

¿Sabe el lector que hay un organismo del gobierno que se llama Sunagro? Es muy probable que la gran mayoría no lo haya escuchado nombrar nunca. Es que le cambian los nombres a todo con tanta frecuencia… Ese organismo, con cientos de fiscales, lleva un registro detallado de todos los comercios -grandes, medianos y pequeños- a quienes surten los fabricantes como Polar. Y es el que ha hecho 1.899 fiscalizaciones a las plantas de Alimentos Polar en un año. Más de 6 por día. A ver si pueden encontrar una fallita. Cada despacho de Polar (que apenas pasa dos días en inventario de almacén) y cada camión, es fiscalizado por el gobierno. Sale con una guía de carga que detalla a que parte del país y a cual comercio va. Así sean unas bodeguitas de un barrio. Lo controlan todo hasta el más mínimo detalle. Incluso tienen la potestad de obligar a Polar a cambiar el destino de una carga, cosa que han hecho cientos de veces. Esa guía es controlada y reportada en las alcabalas. No hay forma alguna en que Polar haga boicot si quisiera, que además no quiere.

El gobierno quizás espera poder inventar una fábula contando con que la mayoría de los venezolanos no saben eso. Que si el contrabando (como si ellos no son los responsables de controlar alcabalas y fronteras), que si el boicot. Que si el imperio y la conspiración. Siempre tratando de ocultar sus culpas y su fracaso.

¿Por qué no se ocupan de hacer que las fábricas estatizadas recuperen su productividad en lugar de jo… al que sí produce? Alimentos Polar vende a más 37 mil comercios, entre supermercados grandes, medianos y pequeños, abastos y bodegas, incluyendo Pdval, Mercal, Bicentenario y la ex Friosa. Parece que el gobierno quiere tener un casi-monopolio para Pdval. Los corruptos del “bachaqueo” al mayor se frotan las manos. Más guisos. Y para controlar a la gente. Si lo hacen, durante unas semanas parecerá que hay abundancia en Pdval, como cuando el Dakazo, pero luego la escasez será peor, como fue el post-dakazo y sigue hoy. ¡Cómo cuesta y cuánto cuesta conseguir un electrodoméstico hoy! ¿También van a destruir a Polar que es de lo poco que queda en producción?

Ya se sabe que ese plan es repudiado por más del 87% de los venezolanos que avalan la labor de industrias Polar, pero también encuentra mucha resistencia en el propio gobierno donde ya hay unos cuantos funcionarios de nivel alto y medio alertando del desastre que eso significaría. A Maduro le muestran las encuestas con el rechazo. Y el 90% de los trabajadores de Polar se hacen sentir. A veces, el afán destructivo puede más. Y la desesperación por inventar un culpable. ¡Tan fácil que sería lograr un acuerdo constructivo!.

TIP 1:

Lectura recomendada. “¡VAN POR LA JOYA DE LA CORONA! Polar, el sueño dorado de los PANDILLEROS que gobiernan”. Publicado por runrun.es de Nelson Bocaranda.

TIP 2:

En Guayana, el movimiento obrero y sindical ya conoce de los trucos del gobierno que pone “caramelitos” para endulzar y deslumbrar mientras ejecuta lo destructivo. De aquel Plan Guayana Socialista, tan dañino por la ola de estatizaciones y el hiper centralismo derivó buena parte de la ruina de hoy y de la violación de los derechos laborales. Pero al principio hubo un “caramelito” para crear expectativas y engañar: el control obrero. Montaron “mesas” y algunos se entusiasmaron. Al final todo fue un engaño y retroceso, pero al gobierno le sirvió para imponer su plan militarista. ¿Están considerando algo parecido con el caso Polar? Veremos.

Por Damian Pratt / [email protected]

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend