Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡ROGANDO AMOR! Gobierno pide a becarios de Fundayacucho “apoyar en público a la revolución”

Son muchos los jóvenes gracias a la Fundación Gran Mariscal de Ayacucho pudieron salir del país para continuar con sus estudios e inclusive ayudarse en Venezuela. Sin embargo, causa gran incomodidad y preocupación el vínculo de la institución del Estado venezolano con el gobierno nacional.

Carlos Sánchez es el nombre ficticio de un estudiante que realiza un postgrado en el exterior, cuya fundación le debe 4.000 dólares y tampoco le ha cancelado el monto correspondiente al seguro de salud del año 2016 a pesar de que esto último es un requisito que le exigen mientras durante la estadía fuera del país.

Maduro-estudiantes-bachilleres-jovenes-10j-15

Él ha podido bandearse con lo que logró ahorrar, por previsión, de las cuotas que le depositaron meses atrás, pero la incertidumbre sobre cuándo le enviarán los recursos pendientes lo inquieta.

No tengo un trabajo formal y mi tutor tampoco me recomienda que me ponga a buscar empleo porque eso me quita tiempo de la investigación que desarrollo para mi tesis“, señala.

Como él, son muchos los estudiantes en la misma situación o condiciones más criticas porque tienen poco tiempo en el extranjero y no han podido reunir dinero para mantenerse. “Cuando a través de WhatsApp se pregunta por el pago se nos pide que tengamos paciencia, nos hablan de la situación del país y la guerra económica“, cuenta el joven.

El memoria y cuenta 2015 del Ministerio de Educación Universitaria, organismo al que está adscrita Fundayacucho, indica que en 2015 la institución brindó atención socioeconómica a 336 estudiantes venezolanos que cursan estudios de pregrado y posgrado en el exterior, a través de convenios suscritos con varios países y universidades.

A pesar de todo lo anterior, en el primer semestre de este año, los estudiantes comenzaron a recibir un par de correos de su asesor, asignado por el organismo gubernamental, que incluían un saludo revolucionario y una solicitud particular. En marzo, les pedían colaborar con la campaña “Obama deroga el decreto ya” que ideó Nicolás Maduro para presionar al presidente de Estados Unidos a eliminar la orden que dictó contra un grupo de funcionarios del gobierno venezolano.

Necesitamos que los becarios realicen y nos envíen videos de apoyo y solidaridad con Venezuela…“, señalaba el texto recibido, que también refiere que es necesario que el material tenga buena resolución y subtítulos, en el caso de que participen personas que hablen otro idioma.

Poco después enviaron otra comunicación en la que instaban a una acción solidaria para rechazar la destitución de la entonces presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. En ese caso el mensaje indicaba: “Adjuntamos imágenes con las que se pueden tomar fotos individuales o en grupos para que las publiquen principalmente en Twitter” y les pedían etiquetar las cuentas del presidente de Fundayacucho, de Nicolás Maduro y del vicepresidente del Área Social, Jorge Arreaza.

Son muchos los estudiantes que como Sánchez, no han atendido las solicitudes y que no tiene intenciones de hacerlo ya que le parece algo de mal gusto y fuera de lugar. Pero viven con el miedo, de que si no lo hacen puedan existir represalias, como el no concretar sus planes para promover las investigaciones de los becarios y el subsidio para culminar los estudios.

Con información de El Nacional

Leer también: ¡HUELE A MIEDO! Suspenden elecciones de consejos comunales hasta abril de 2017: tampoco las quieren perder

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUÉ OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend