Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡IMPERDONABLE! Estudiantes venezolanos duermen en McDonald’s esperando por Cencoex

La gran mayoría de los estudiantes venezolanos en el extranjero dependen de la caridad para sobrevivir. El retraso en la entrega de divisas para la manutención y matrícula de estos jóvenes ha generado alarma pues supera los 6 meses en la mayoría de los casos. “El gobierno no nos ayuda ni siquiera a comprar un pasaje para regresar”, afirmó Salomé Montenegro desde España.

Carlos Moreno es presidente de la federación de centros de estudiantes del Salt Lake College en Utah. Es el primer latino elegido para el cargo en la historia de la universidad, donde asisten aproximadamente 64.000 personas. Cuando su padre fue a las instalaciones del Centro Nacional de Comercio Exterior a preguntar por qué su hijo tenía más de un año sin recibir divisas la respuesta fue que el joven estaba bajo investigación porque “era mentira que estaba estudiando”.

venezolanos-en-el-exterior-protesta-4

“Aquí para que te elijan presidente de un centro de estudiantes no solo tienes que tener aptitudes de líder, sino que también debes tener un buen promedio. Y ellos dijeron que yo no estaba estudiando. Cuando mi papá les contó no supieron que decirle”, relató.

Su posición en la universidad le ha permitido obtener ayuda para no tener que suspender sus estudios. Admite que su situación es privilegiada comparada con la de otros estudiantes.

Por eso también dirige la asociación Estudiantes Venezolanos en el Exterior, que ha venido gestándose desde 2013 y que busca apoyar a los jóvenes afectados por la falta de divisas en todas partes del mundo. Estados Unidos y España son los países con mayor cantidad de casos, porque son los preferidos por la calidad de la educación y el idioma.

“Aquí en Estados Unidos hay estudiantes que duermen en McDonald’s porque no tienen donde quedarse”, dijo. Mencionó el caso de un joven de 20 años que cursa ingeniería aeroespacial en Texas. “Este muchacho brillante anda pidiendo dinero”, indicó.

El Departamento de Estado reveló en 2012 que eran 6.000 los venezolanos que cursaban estudios en la nación norteamericana. “Hoy se calcula que son aproximadamente 10.000“, dijo Moreno.
En España, según los datos del consulado, existen alrededor de 2.500 estudiantes. Montenegro, coordinadora de la asociación en Madrid, aclara que debe haber más, pues no todos hicieron el registro consular cuando arribaron al país.

Los retrasos del Cencoex para liquidar las divisas para el pago de la matrícula y manutención de los estudiantes en el extranjero ha dejado a muchas personas en situación de calle. Tanto Moreno como Montenegro afirman que las organizaciones de caridad y los ciudadanos solidarios son el único apoyo que tienen estos jóvenes, muchos de los cuales no tienen dinero ni para mantenerse ni para regresar a casa. Mientras tanto, el gobierno venezolano observa silente.

-Unos sí, otros no-

El presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes. prometió en declaraciones televisadas que los dólares a Bs 6,30 para los venezolanos que estudiaban en el exterior estaban garantizados. “No tengan ningún nervio, dedíquense a estudiar”, dijo.

Sin embargo, quienes acuden al organismo cambiario a solicitar información sobre las asignaciones de divisas para actividades académicas reciben una respuesta más desalentadora: “Si te vas a ir a estudiar fuera del país tienes que estar dispuesto a pasar varios meses sin ver un dólar”, advirtió uno de los asesores a un usuario consultado por Elestimulo.com.

“Para cursos de inglés no están liquidando nada desde mayo de 2014 y para el resto de las carreras desde octubre-noviembre, aproximadamente”, añadió. Esto aplica tanto para solicitudes nuevas (las realizadas en el último trimestre de 2014) como para las consecutivas, es decir, las que introducen las personas que ya han sido adjudicadas y necesitan divisas para pagar su próximo período académico.

A pesar de esta información, la semana pasada, específicamente entre jueves y viernes, se reportó una ráfaga de liquidaciones a estudiantes para solicitudes consecutivas de divisas. Usuarios en Canadá, Estados Unidos y España fueron algunos de los beneficiados. Sin embargo, afirman que el dinero no llegó a todos los afectados.

“Pedimos una liquidación masiva. No se puede liquidar a unos sí y otros no”, expresó Montenegro.

Moreno coincidió y aseguró que esto no es nuevo. Añadió que en esta oportunidad el pago puede deberse a que el 12 de febrero los estudiantes organizados entregaron una carta a la Organización de Estados Americanos explicando su situación.

“Entonces liquidaron. Quieren salvar la poca credibilidad que les queda en la comunidad internacional”, sostuvo.

Mientras tanto, son los albergues, comedores, organizaciones de caridad y la sociedad civil organizada los que realmente se han ocupado de los estudiantes venezolanos que se encuentran “varados”. En Madrid. organizaciones como Caritas, Amigos del Inmigrante Latinoamericano y sociedades de venezolanos en España han tendido la mano.

También hay voluntarios españoles que les prestan habitaciones a los estudiantes sin costo alguno y los ayudan con la comida. “Uno de mis compañeros se fue hoy (martes) a la casa de uno de los españoles solidarios que lo dejará quedarse hasta que termine en octubre”, contó Montenegro.
Moreno mencionó a la Asociación Venezolana Americana de Utah y a la Asociación de Madres y Mujeres Venezolanas en el Exterior (Avamex). “El problema es que Estados Unidos es muy grande y cada estado es distinto. En Utah, por ejemplo, hemos logrado que las universidades esperen por el pago”.

-Más problemas-

No todos han sido tan comprensivos. Moreno advirtió que se han detectado casos en los que las universidades expulsan a las personas que no pueden pagar, sobre todo en Florida. “Cuando los botan no solo quedan con la deuda sino que además caen en la ilegalidad desde el punto de vista de inmigración, pues ya no están estudiando”, dijo.

El problema se agrava si se enferman. Como el seguro estudiantil se suspende por la falta de pago, si un estudiante debe ser hospitalizado queda también con la deuda del centro de salud. “Aquí los servicios no son baratos. Tenemos casos de personas que quedan debiendo hasta $25.000″, detalló Moreno.

Montenegro indica que muchos centros de estudio presionan a los estudiantes para que paguen. “No todos se han portado bien, algunos están peleando por su dinero”, señaló.
La situación se presta para que los afectados recurran a trabajar ilegalmente, aceptando míseras remuneraciones.

“Hay quienes piensan que siempre tenemos la opción de regresar, pero no es tan fácil. Cuando se inician estudios de más de un año solo se compra el boleto de ida. El costo del pasaje para retornar a Venezuela son 1.200 euros. Eso es un mes de manutención”, explicó.

Afirma que para el gobierno la educación dejó de ser una prioridad. “Entre el 1 y 3 de marzo el gobierno de Venezuela hará una feria turística en España para desmontar una supuesta campaña mediática que hay en contra del país. Como es que sí hay euros para hacer esas cosas y no hay para darles a los estudiantes en el exterior”, cuestionó.

Información de: Elestimulo.com.

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top