Descarga las aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad). Únete al canal de Telegram.

¡LAS DOS CARAS DE LA MONEDA! Conozca los pro y contra de una posible intervención militar en Venezuela

Venezuela se encuentra en una encrucijada, Nicolás Maduro se mantiene aferrado al poder sobre la crisis más acentuada de la historia del país, mientras que Juan Guaidó y la Asamblea Nacional intentan dar los pasos correctos para que se concrete el primer objetivo de la ruta democrática: el cese de usurpación.

Composición Maduradas. Fotos: Notilogía / El Manñana de Reynosa.

La lucha de los venezolanos se ha venido dando desde el gobierno de Hugo Chávez, quien inició las políticas de expropiaciones, censura y controles en el país, continuadas por Maduro, su sucesor, quien ha logrado mantener a la población en el más alto nivel de pobreza, hambre y desidia.

A diario los venezolanos enfrentan una dura realidad, sin alimentos y medicamentos en el país, el pueblo muere en medio del sufrimiento, mientras sus gobernantes se niegan a recibir ayudas internacionales que puedan salvar vidas.

La muestra más reciente de esto ocurrió el pasado sábado 23 de febrero, cuando los venezolanos encabezados por Guaidó y los demás parlamentarios de la AN, intentaron ingresar la ayuda humanitaria al país, pero los cuerpos de seguridad al servicio de Maduro lo impidieron. La jornada dejó como resultado cinco personas asesinadas por los funcionarios represivos, más de una docena de desaparecidos y más de 100 heridos, además de dos camiones incendiados uno de ellos con el cargamento.

Es decir, mientras el pueblo clama para recibir alimentos y medicinas, Maduro ordena reprimirlos y quemar los insumos que han donado desde otros países.

Para los venezolanos no quedan muchas opciones, recuperar la libertad y el orden constitucional puede resultar muy costoso, y para algunos la única opción posible es la intervención militar.

Sin embargo, los países miembros del Grupo de Lima ya discutieron al respecto y acordaron rechazar esta alternativa que para muchos venezolanos es la única esperanza para salir de la opresión.

Para el Grupo de Lima es suficiente con arreciar la presión política, diplomática y financiera contra Maduro y sus funcionarios, decidieron congelar los activos de Pdvsa en sus países, transferir la propiedad de los activos al gobierno de Guaidó, restringir la entrega de visas al círculo cercano de Maduro y votar para reconocer al representante de Guaidó ante el Banco Interamericano de Desarrollo.

El diálogo dejó de ser una opción, pues en el país han habido varios escenarios de negociación entre oposición y gobierno que no han tenido resultados satisfactorios, han sido incumplidos y solo han servido para calmar los ánimos en las calles venezolanas.

Ante este panorama, la lucha por la libertad y la democracia queda de nuevo en manos del pueblo venezolano que básicamente no cuenta con el apoyo de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) porque estos están demasiado involucrados con el gobierno de Maduro y sus actos de corrupción.

Aunque, la opción de una intervención militar sigue latente, pues el gobierno de Estados Unidos a cargo de Donald Trump ha manifestado su compromiso de mantener la lucha hasta ver libres a los venezolanos.

En primer lugar, una intervención militar es la intromisión de un Estado sobre el territorio extranjero, una acción que puede ser “solicitada” por el país que desea dar solución a conflictos internos. Es decir, Venezuela puede solicitar a países dispuestos, como EEUU, que intervengan para lograr un cese de usurpación de poderes en el país.

Pero, la entrada de tropas militares extranjeras a Venezuela podría suponer una especie de guerra interna, entre los liberadores y las fuerzas armadas que apoyan a Maduro, entre las que destacan -además de los militares venezolanos que se niegan a abandonarlo- miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), del Ejército de Liberación Nacional (ELN), del grupo terrorista Hezbolá, los colectivos armados e incluso personal cubano armado, como lo han denunciado en reiteradas oportunidades personajes de la vida política nacional.

Una confrontación de este tipo podría traer más derramamientos de sangre en el país, más desabastecimiento de productos de primera necesidad y más destrucción en el aparato económico y productivo del país.

Pese a esto, el resultado final podría ser satisfactorio para la nación y podría suponer el renacimiento de una Venezuela libre, capaz de recuperarse a largo plazo, pues se requerirían varios años de trabajo e inversiones para que el país retomar el rumbo de prosperidad que llevaba hace 20 años, antes de que el poder cayera en manos Chávez.

En conclusión, para lograr un objetivo positivo es necesario hacer grandes sacrificios. Aceptar o no una intervención militar en Venezuela dependerá de su pueblo y de la disposición de Estados Unidos de ejecutar una acción de ese tipo, aunque siempre hayan otras opciones para tomar en cuenta antes de causar más daño al lastimado pueblo venezolano.

Redacción Maduradas.

Lea también:

¡NO SE LO PIERDA! Los memes que compartió Marco Rubio contra Cabello y que lo sacarán de quicio (Le predice un futuro en la cárcel)

Deje sus comentarios.

Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono descargando nuestras Apps para Android o iOS (iPhone/iPad). Únete a nuestro canal de Telegram o suscríbete al resumen diario de noticias por correo.


¿QUÉ OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Top

Send this to friend