Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡MEGA GUISO! Familia zuliana obtuvo $455 millones “preferenciales” en contratos a dedo con IVSS

Una investigación realizada por la periodista Lisseth Boon para Runrunes, reseña que una red de 19 empresas manejadas por cuatro hermanos y parientes recibió 455.631.647 dólares preferenciales para la compra de materiales del IVSS bajo la administración de Jesús Mantilla y Carlos Rotondaro.

El registro de Continental Medica se encuentra entre las primeras 61 empresas que más recibieron dólares Cadivi en la historia del control de cambio, además no se conocen concursos públicos convocados por el IVSS para la adjudicación de los contratos como exige la Ley de Licitaciones. Informe de Contraloría de advirtió irregularidades administrativas

Corrupcion CADIVI Dolares Divisas Control de Cambio

Foto: images3.alphacoders.com

La red familiar incluye empresas y propiedades en el extranjero mientras el chavismo pregona que “en revolución la salud dejó de ser una mercancía y un negocio”, reseñó el artículo.

Una madre y su hija recién nacida mueren en el Hospital Uyapar de Puerto Ordaz por falta de insumos y negligencia médica. Seis niños hemofílicos sufren lesiones graves por falta de profilaxis, que el Estado venezolano dejó de suministrar.

Pacientes de diabetes en Barquisimeto en peligro de caer en coma y hasta perder la vida por no tener acceso a las inyecciones y/o bombas de insulina. Niños con cáncer no pueden seguir tratamiento por falta de microgoteros. Trabajadores del Hospital Pérez Carreño y Domingo Luciani en Caracas protestan por fallas de inventarios.

La lista apenas incluye algunos casos agravados por la falta de insumos médicos que denuncian pacientes, empleados y organizaciones como la Asociación Venezolana de Hemofilia y la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida (Codevida), registrados por la prensa nacional entre el primero de julio y la primera semana de agosto de 2015.

Todos tienen un proveedor común: el Instituto Venezolano de Seguros Sociales (IVSS), adscrito al Ministerio para el Proceso Social del Trabajo (MPST), que forma parte del sistema de salud que administra 36 hospitales, 59 ambulatorios, 5 líneas populares en el país y las Farmacias de Medicamentos de Alto Costo, según enumera la web www.ivss.gov.ve.

Pero las compras de insumos médicos en el extranjero no solo corrieron por cuenta del organismo público que preside el militar activo Carlos Rotondaro Cova. También existen empresas privadas que han surtido de mercancía al IVSS, como es el caso de una red de 19 compañías manejadas por una familia de origen zuliano. A seis firmas de ese grupo, el Estado le aprobó un total de 455 millones 631 mil 647 dólares a tasa preferencial (6,30) para importar insumos médicos, una cantidad que equivale a poco más de la mitad de los 856 millones de dólares que adquirió el Seguro Social en el extranjero en cuatro años.

Entre 2004 y 2012, Continental Medica C.A, la compañía matriz de esta red empresarial, recibió $331.803.298 de Cadivi, lo cual la ubica entre las primeras 61 corporaciones en Venezuela que más recibieron divisas a tasa preferencial desde que el gobierno de Hugo Chávez impusiera el control de cambio en 2003. Específicamente, se encuentra entre las primeras 14 compañías del sector salud que recibieron montos mayores a 300 millones de dólares a una tasa de 6,30. Entre ese grupo, el IVSS es la única institución del Estado.

La cifra de dólares Cadivi otorgada a esta empresa coincide con los registros de https://www.importgenius.com/: entre 2009 y 2014, Continental Médica gastó 327.317.907 dólares en importación de insumos, de los cuales 90% entraron por Maiquetía y el puerto de La Guaira.

Pero la empresa con domicilio fiscal en Maracaibo no solo fue beneficiaria de Cadivi. Aparte, hasta septiembre de 2014, recibió $2.463.582 del Centro Nacional de Comercio Exterior

(Cencoex), organismo que suplantó en 2014 a la anterior administradora de divisas. Con esto, la suma total de dólares preferenciales otorgados sólo a Continental Medica asciende a 334,2 millones de dólares. Un monto con el que podrían construirse al menos 4 hospitales especializados de Barrio Adentro IV, si se considera el monto de $87.820.736 por cada edificación, según los proyectos de inversión 2014-2019 del Ministerio para la Salud, contemplados en la memoria y cuenta 2014.

Las compañías presentan características comunes: nóminas pequeñas (de 2 a 15 empleados); bajo o nulo perfil en redes sociales; tienen menos de 10 años de existencia; fueron creadas durante los primeros años del chavismo 2001-2007 (o bien adquiridas por miembros de la familia dentro de ese período); su objeto social es la importación y distribución de insumos y equipos médicos y en 8 de los 19 casos su cliente principal es el IVSS.

Los principales actores de esta familia de contratistas del sector salud son los hermanos Daniel Esgardo e Isabel Rangel Baron, quienes tienen presencia directa en 12 de las 19 empresas domiciliadas en Venezuela, bien sea como accionistas o  integrantes de las juntas directivas (presidente y vicepresidente), indica el Registro Nacional de Contratistas (RNC).

Sólo tres de las 12 empresas de los Rangel Baron están actualizadas en el RNC: Vaccines & Medical Supplies, Gusta Medica (Gumeca), y Corporación Hospitalaria del Zulia. El resto, muestran claramente su estatus actual en el RNC: “No actualizada. Inhabilitada para contratar con el Estado”. En esas condiciones, su prestación de servicios a instituciones estatales violaría la Ley de Contrataciones Públicas.

La red

Continental Médica fue registrada en Maracaibo en 2001, dos años antes de entrar en vigencia el control de cambio. Según el RNC, 100% de su capital pertenece a otra empresa, Inversiones IRB (siglas de “Inversiones Rangel Baron”), cuyos propietarios son los hermanos Daniel Esgardo e Isabel, quienes se distribuyen 50%-50% las acciones. Está domiciliada en Caracas, a 517 kilómetros de la capital zuliana.

El equipo de investigación de Runrunes se acercó hasta la dirección de Inversiones IRB en Caracas que indica su ficha en el RNC. Encontró que la firma propietaria de Continental Medica se encuentra en el edificio residencial Ramca I de la populosa parroquia Los Jardines de El Valle (1). La “oficina” no tiene timbre. Nadie respondió al insistente toque de puerta (21/08/15). Los vecinos “no sabían qué decir”, si allí funcionaba la empresa a la que el Estado aprobó 334,3 millones de dólares preferenciales para importar insumos médicos entre 2004 y 2012.

 

Inversiones IRB es también propietaria de 50% de las acciones de la Fábrica Venezolana de Descartables, cuyo presidente es Daniel Esgardo Rangel Baron, y a la que Cencoex aprobó un millón 312 mil 719 dólares a tasa preferencial en 2014.

Escasez de insumos

Las cifras tanto del IVSS como la de sus clientes proveedores entran en shock en un país donde el sector público y privado dependen 90% de la importación de insumos médicos, tal como lo afirmó en mayo de 2011 la entonces viceministra de Recursos para la Salud, Isabel Iturria. El último reporte oficial de escasez de material médico-quirúrgico lo presentó el Banco Central de Venezuela (BCV) en marzo de 2014, al indicar que faltaba 50% de medicinas e insumos en hospitales y clínicas del país. Ese mismo año, el presidente de la Federación Médica Venezolana (FMV), Douglas León Natera, declaró a AFP que 95% de los hospitales contaba con 5% de insumos.

La imagen de un estante vacío no es una simple abstracción en un hospital venezolano. En 2014, las denuncias por falta de material médico quirúrgico en centros de salud aumentaron de 9,62% a 11,26% en comparación al año anterior, certifica el informe anual 2014 de la organización de derechos humanos Provea. Una encuesta de Médicos por la Salud realizada en marzo de 2014 en 130 hospitales públicos de 19 estados, reveló que 55% de los casos había falla moderada o grave de insumos básicos, 57% de insumos médico quirúrgicos y 51% de catéteres y sondas.

También, la Asociación Venezolana de Distribuidores de Equipos Médicos (Avedem) alerta el déficit en el sector cuya demanda nacional de equipos médicos se ubica en 2.500 millones anuales ($1.500 millones corresponden al sector público y $1.000 millones el privado). Sólo en 2014, se habían importado 254 millones, confirmó a Runrunes el presidente de esta entidad, Antonio Orlando.

En octubre de 2015, Orlando aclaró que Cencoex sólo había asignado $100 millones de dólares al sector en lo que va de año, lo cual equivale a 10% de la demanda anual en Venezuela. De la cantidad asignada, sólo han sido liquidados $17 millones. “En realidad, estamos paralizados. La situación es crítica para todas las especialidades, desde gineco-obstetricia hasta traumatología y cardiología”.  Agregó que el gobierno mantiene desde 2010 una deuda con los proveedores extranjeros cercana a $300 millones, lo que impide realizar cualquier transacción.

Un informe de Avedem de enero de 2015 registra que la escasez de los inventarios de insumos médicos en hospitales y clínicas alcanza 100%, situación que se agrava al tomar en cuenta que más de 90% de los materiales médicos quirúrgicos son importados y los que son fabricado en Venezuela, utilizan materia prima importada. El documento especifica que faltan materiales para laparoscopia, marcapasos, stent coronarios, cepillos qurúrgicos, material de bioseguridad y válvulas para hidrocelafia.

Mientras, el vicepresidente de la Federación Médica de Venezuela (FMV), Juan Correa, informó que la escasez de insumos médicos en los hospitales ronda 80%.

Los reportes de escasez coinciden con la caída de las importaciones de insumos médicos que registra el Instituto Nacional de Estadística (INE). Sólo en el caso del sector que agrupa el código arancelario 9018 (que incluye desde jeringas, aparatos ópticos y kit de diálisis), las compras en el exterior se derrumbaron 80% entre 2011 y 2014, al pasar de mil millones de dólares a $219 millones.

Otros negocios

Los Rangel Baron también se han dedicado a otros ramos muy distintos a la importación y distribución de insumos médicos. Dentro del sector petrolero Daniel Esgardo Rangel Baron adquirió Petrolera Social P&S (antes Posada Sandrea Construcción y Servicios) e Inversiones Generales Rio Mar. Ambas están habilitadas para contratar con el Estado, según el RNC.

El Registro Público de Panamá (RPP) indica que Daniel Esgardo es director de la empresa Cargo Three Inc, cuyo nombre comercial es Pan Air Cargo, una aerolínea de vuelos charter que comenzó operaciones en 1990 y fue reactivada en 2010 con financiamiento de las compañías de Rangel Baron en EE UU. Su capital es de 2 millones de dólares, según el RPP.

Por su parte, Isabel Rangel Baron posee 70% de las acciones de la agropecuaria Leche Mía, cuyo objeto principal es el procesamiento, comercialización, distribución y transporte de alimentos, así como la venta, importación y exportación de todo tipo de productos alimenticios y agropecuarios. El RNC indica que no está actualizada, es decir, está inhabilitada para firmar contratos con el Estado. Tiene una observación de fecha del 21 de marzo de 2014: no presenta una situación financiera razonable.

Con información de Runrunes / Por Lisseth Boon.

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend