Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡OCULTAN EL DESASTRE! Silencio del BCV revelaría números rojos de la economía venezolana

Desde hace más de seis meses el Banco Central de Venezuela (BCV) no emite cifras oficiales. Lo último que se supo es que la inflación para el año pasado se situó “oficialmente” en 68.5%. Expertos estiman que la ausencia de cifras por parte del ente no indicarían más que una gran crisis económica en el país la cual no pueden enfrentar.

El artículo 7 numeral 12 de la Ley Orgánica del BCV establece que la función del organismo es compilar y publicar las principales estadísticas económicas, monetarias, financieras, cambiarias, de precios y balanza de pagos. Especialistas en macroeconomía aseguran que el Banco Central tiene los cálculos de la fluctuación financiera del país, pero se niega a publicarla por lo escandalosas que pueden ser.

Nelson-Merentes-hala-sobre-la-unificacion-cambiaria-BCV-800x533

Hasta el momento la sociedad tiene seis meses sin conocer el “invalorable” número que sirve para hacer proyecciones económicas personales, empresariales y estimar metas financieras para el cierre del año. Los venezolanos y sobre todo quienes son comerciantes o empresarios están trabajando a ciegas, porque lo que hoy tiene un valor, el mes que viene puede costar el doble y tener un crecimiento sostenido en el tiempo, lo que les impide hacer estimaciones certeras de utilidad o pérdida.

El economista Jesús Casique estima que la inflación rondará entre 135 y 140%. Esto ubicaría al país petrolero como el de la inflación más alta en todo el mundo y reafirmaría la recesión oficializada el año pasado.

La agudización de la crisis sorprendió hasta al Fondo Monetario Internacional (FMI), el cual precisó que la inflación en Venezuela subiría 83,7%, en su informe de abril de este año. En octubre del 2014 este organismo creía que el factor cerraría en 62,9% para este año. Inclusive al comparar la diferencia entre la inflación de 2015 con la de 2014, el incremento sería bestialmente superior al registrado entre 2013 y 2014, cuando el número pasó de 56.2% a 68.5%.

Ricardo Sanguino, presidente de la Comisión de Finanzas del Parlamento, opina que es normal que el BCV mantenga las cifras oficiales en silencio. “No hay leyes que le digan al instituto emisor que debe hacer la publicación en tantos días”, dijo el legislador durante una entrevista televisiva.

Pero bajo la presión el velo negro que cubre al BCV se va tiñendo de gris. El ministro de Planificación y Conocimiento, Ricardo Menéndez, al verse cuestionado en el tercer examen de periódico en la sesión del Pacto de Derechos Económicos y Sociales en la ONU, soltó que la inflación en lo que va de año es de 60%.

Esta práctica es única en Latinoamérica. Las páginas web de los bancos centrales de Colombia, Perú e inclusive Argentina, gobierno afín al venezolano, tienen las cifras de inflación de forma visible y sin buscar mucho. Mientras que el 60% en lo que va de año hace mella en el bolsillo venezolano, Colombia cerró abril con 4%, Perú con 3.02% y Argentina 4.06%

Indisciplina fiscal, excesivo financiamiento del BCV a Petróleos de Venezuela, una liquidez monetaria en crecimiento, la caída de la inversión privada y la falta de políticas de Estado que hagan frente a la recesión, forman parte de los factores que le dan alas a la inflación han generado que en el país se origine una hiperinflación, según explicó a Newsweek en Español Venezuela el PHD en Economía de la Universidad de Chicago, Felipe Pérez, quien además fue ministro del área económica en la era Chávez.

La hiperinflación se presenta cuando en los últimos tres años, la inflación de un país ha llegado o superado el 100%. En Venezuela este número superó la barrera límite desde hace tiempo, e inclusive en cálculos aproximados de Pérez, el indicador fácilmente supera el 200% desde 2012. Datos de Bank of América reflejan que la inflación anualizada entre abril de 2014 y abril de 2015 se ubica en 100,7%.

Para Pérez, la cifra exorbitante obedece al exceso de liquidez que en el último año se incrementó 66%. “Actualmente hay 95% en depósitos bancarios y solo 5% en reservas internacionales. Si en el país se genera un clima de mayor desconfianza podría haber una corrida bancaria”.

En Venezuela la impresión de dinero no ha sido para inversiones productivas. El efectivo emitido por el BCV va para financiar a Petróleos de Venezuela y los programas sociales, comúnmente llamados misiones, dijo Pérez, quien no está del todo en contra de esta práctica, sin embargo aclara que si estas sumas de dinero no se utilizan para incrementar la producción nacional y generar dividendos internos, entonces el repunte de la inflación es inminente.

En Venezuela la impresión de dinero no ha sido para inversiones productivas. El efectivo emitido por el BCV va para financiar a Petróleos de Venezuela y los programas sociales, comúnmente llamados misiones, dijo Pérez. Firmas como Econoanalítica han precisado que este crédito del Banco Central a la petrolera asciende a 107 mil millones de dólares.

Con información de El Venezolano News.

¡No olvide dejar sus comentarios!

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend