Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡PASO A PASO! Venezolanas narran su experiencia emigrando por tierra (+Video con detalles)

Jennifer Rondón, Silvia Pérez y Dayana Sojo son tres jóvenes venezolanas que como casi otros 2 millones de ciudadanos decidieron abandonar el país en busca de nuevos horizontes y un mejor futuro.

Tras graduarse en la carrera Comunicación Social y no ver futuro profesional posible debido a la crisis en el país, decidieron emigrar por tierra sin siquiera esperar por el acto de grado.

Captura Video.

Emigrar por tierra se ha convertido en la vía de escape de muchos venezolanos de clase media y baja. De acuerdo con encargados de algunas de compañías de transporte, la cantidad de viajes en autobús a otros países se ha elevado drásticamente en el último año. Coinciden en que los altos costos del pasaje aéreo son la principal razón.

La travesía de estas tres venezolanas en detalle

El 30 de septiembre, a las 7:00 pm, las jóvenes comenzaron un viaje que demoró cinco días (en total) hasta su destino: Perú. Los altos costos en los pasajes aéreos, que en su mayoría son expendidos en dólares, las hicieron descartar esta opción.

Tras averiguar en varias rutas, compraron sus boletos en Expresos Ormeño, una compañía peruana que tiene una sede pequeña en Caracas, situada en la avenida San Martín. Los boletos les costaron 160.000 bolívares.

Primera parada. Las jóvenes abordaron un autobús que las llevó hasta San Cristóbal. Luego se movilizaron a San Antonio del Táchira, desde ese punto buscaron un taxi que las llevó a la frontera colombo – venezolana. La unidad cobró 3.000 bolívares a cada una.

Segunda parada. Tras cruzar la frontera y llegar a Cúcuta, acudieron a una casa de cambio. Ahí volvieron a enfrentarse a la crisis económica venezolana. Cada una tenía 80.000 bolívares, que al ser convertidos en pesos colombianos se redujeron a la mitad. Continuaron el viaje y abordaron una unidad que las llevó a Bogotá.

Tercera parada: A las 10:00 pm partieron desde una sede de rutas Ormeño ubicada en el terminal de Bogotá. El viaje duró tres días. Pasaron la frontera con Colombia, la de Ecuador y, finalmente, la de Perú. Pero no todo fue tan sencillo: durante el recorrido debieron parar en cada frontera y el servicio de transporte fue de mala calidad. Al menos, solo en Ecuador les revisaron las maletas.

“Lo más loco es el tiempo que duras viajando, son cinco días, la incomodidad, tu aseo personal, si tienes hambre tienes que esperar a las paradas, es un solo baño para toda esa gente”, cuenta Jennifer desde Lima, su nuevo hogar.

Durante el viaje, Silvia Jennfier y Dayana tomaron otras precauciones: llevaron alimentos no perecederos, como atún, galletas y medicinas para el dolor de cabeza y vómitos, esto por lo largo de su recorrido.

En el autobús donde viajaron no eran las únicas venezolanas, había más que como ellas, se marcharon de su tierra en búsqueda de un mejor futuro a Argentina, Chile o Perú.

A su llegada a Lima, la familia de Silvia les brindó techo y comida mientras buscaban trabajo. A los pocos días comenzaron como meseras en un pequeño local y semanas después pudieron alquilar un apartamento entre las tres.

Con información de El Nacional.

¡No olvides compartir en tus redes! Otros venezolanos pueden necesitar de esta historia

 

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUÉ OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend