Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡QUE DIOS NOS AMPARE! Prevén inflación cercana al 100% en el mejor de los escenarios para 2015

El analista y calificador de riesgo bancario visualiza una devaluación en el primer semestre del 2015 que llevaría el tipo de cambio preferencial de Bs. 6,30 por dólar a una banda de Bs. 25 a Bs. 30 el dólar aproximadamente.

La situación es muy complicada y el Gobierno tendrá que tomar medidas”, dice el analista descartando que el Ejecutivo acuda al FMI por razones técnicas (condiciones que no va a poder cumplir) e ideológicas (“¿cómo explicar a sus seguidores que va a firmar un acuerdo con el diablo?”).

Colas-para-comprar-devaluacion-bolivar-escasez

Tampoco predice que habrá default con los acreedores internacionales. “El Gobierno va a incumplir con todos los acreedores internos, pero no con los externos”.

Si el petróleo se estabiliza en una banda de 70 dólares…

La tormenta en el mercado petrolero (generada por el crecimiento en la producción de crudos no convencionales en EE UU; el debilitamiento de la demanda y el enfriamiento de la economía mundial con fuerza en Europa y Japón) hace por cada dólar que baja el precio el país deja de percibir 650 millones de dólares anualmente. “Estaríamos dejando de contabilizar ingresos de 13 mil millones de dólares el próximo año, si el precio se estabiliza en una banda cercana de 70 dólares el impacto puede ser unos $ 10 mil millones, el impacto es tremendo”.

Con un 2014 con alta inflación, contracción económica, iliquidez en el mercado financiero y crédito bancario técnicamente detenido, este año cierra como uno de los peores en materia económica. Para el 2015, las perspectivas no son alentadoras y las proyecciones del economista y analista de riesgo, Leonardo Buniak, lo confirman.

“Si el Gobierno hace las cosas bien el próximo año podríamos tener una inflación cercana al 100%”, asegura, en lo que -dice- es una “buena noticia”.

Buniak destacó que el petróleo va a marcar la pauta del 2015, por lo que su caída sostenida incidirá en la convulsa dinámica económica nacional “monoproductora y monodependiente de la actividad petrolera”, considerando que de cada 100 dólares que se contabilizan en balanza de pago 96 dólares provienen de la actividad petrolera.

“Para el 2015 esperamos una sensible estabilización a la baja en el precio del petróleo”, que atribuyó a una tormenta en el mercado petrolero que catalogó como una “ciclo génesis explosiva” por el choque de tres ciclones: exceso de oferta de crudo por el desmesurado crecimiento en la producción de crudos no convencionales en Estados Unidos; debilitamiento de la demanda y enfriamiento de la economía mundial con fuerza en Europa y Japón.

Crisis severa en 2015

Con este escenario, dijo, se prevé una severa crisis cambiaria el próximo año, mayor escasez de divisas y mayor caída de las reservas internacionales. “La situación es muy complicada y el Gobierno tendrá que tomar medidas; algunos dicen que el Gobierno acudirá al Fondo Monetario Internacional, no estoy de acuerdo porque le va a imponer condiciones a Venezuela que no va a poder cumplir y ¿cómo el Gobierno le va a explicar a sus seguidores que vamos a firmar un acuerdo con el diablo?”.

Manteniendo el control de cambio como avizora, anticipa una devaluación en el primer semestre del 2015 que llevaría el tipo de cambio preferencial de Bs. 6,30 por dólar a una banda de Bs. 25 a Bs. 30 el dólar aproximadamente, lo que significa la “mayor devaluación en la historia de Venezuela con el objetivo de financiar el déficit fiscal”. La historia no termina allí. Buniak asegura que la potencial devaluación debe ir acompañada del aumento de la gasolina para financiar la brecha fiscal “y frenar la dolarización de la economía venezolana”.

“Si el ajuste es ordenado, bien estructurado y bien diseñado con una arquitectura que permita atacar el frente monetario, cambiario (…) Si el Gobierno hace las cosas bien podríamos tener una inflación cercana al 100% y eso es una buena noticia. Si hacemos las cosas mal estamos hablando de una inflación de tres dígitos mucho mayor”.

Además de la escalada en los precios, el economista señala que en el 2015 Venezuela está en la fase contractiva del ciclo económico y se espera un retroceso del Producto Interno Bruto de entre 5 y 5,5% “con impactos sociales muy importantes”, dijo, en alusión a una previsión de mayor desempleo y caída del poder de compra. “El año que viene será peor y cuando usted suma caída en el empleo más caída en el poder de compra se obtiene mayor pobreza crítica y extrema”, expresó.

Pese al panorama, apuntó, no habrá default con los acreedores internacionales. “Va a incumplir con todos los acreedores internos, pero no con los externos”, planteó.

Endeudarse para protegerse
Con expectativas de mayor inflación y menor poder adquisitivo, son pocas las opciones del ciudadano a modo de protección económica.

“Yo le puedo proponer a los venezolanos que hagan algo: endéudense en bolívares, pidan créditos bancarios, acudan a la banca en estos momentos, sean audaces y pidan préstamos bancarios y compren activos y bienes que se remuneren con la inflación porque el próximo año las tasas de interés estarán por debajo de la inflación, así que los 100 bolívares que debas hoy se van a convertir en 20 bolívares a final de 2015. Lo importante es hacer inversión productiva en activos que suban de valor”.

Sin embargo, aclaró: “no se endeude para especular ni para ir al mercado paralelo y comprar dólares y especular porque se le pueden quemar las manos”.

A tono con el presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, recomendó hacer planificación estratégica en la familia y las empresas. “No queda otra alternativa que el aumento de la productividad y la eficiencia para sobrevivir a un escenario macroeconómico muy hostil el próximo año”, puntualizó.

Apertura y desmontaje del modelo petrolero actual

El economista Leonardo Buniak sostuvo que las vías más factibles del Gobierno para minimizar la brecha fiscal son desmontar el modelo petrolero actual enfocando las ventas externas de crudo en mercados que paguen el oro negro, y minimizando por ende las ventas con descuentos y créditos a largo plazo a países aliados.

“El único país que paga cash a Venezuela es Estados Unidos y ese mercado se cierra cada día más y el acuerdo con China significa vender petróleo para pagar acreencias y con Petrocaribe el modelo es terrible con ventas a descuentos y con créditos a largo plazo. Una modificación de ese modelo y reorientar la producción a mercados que remuneren solventaría en buena parte el déficit de caja a pesar de los precios del petróleo”.

A la par, Buniak recalcó que el Ejecutivo puede cristalizar una mayor apertura petrolera dando oportunidad a las empresas locales en la explotación de crudo. En este punto, mencionó que en Estados Unidos más de 6 mil empresas privadas participan en la explotación petrolera. “No se trata de privatizar Pdvsa sino de incorporar no sólo la inversión extranjera sino la nacional”.

Todos los caminos, sin embargo, se cierran cuando se considera que el 2015 es un año electoral lo que dificulta la toma de decisiones.

Por María Ramírez Cabello / Correo del Caroní

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top