Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¿RUPTURA CASTRO COMUNISTA? La ruptura de las Fuerzas Armadas con los Castro se produjo esta semana

Si yo les dijera que hace pocos días se produjo una ruptura de las relaciones de subordinación de nuestras FFAA  con las Fuerzas Armadas y el Estado Comunista de Cuba, ¿me lo creerían?

Pues así fue. Ocurrió por iniciativa de altos mandos nuestros, que envió a Cuba, hace muy pocos días,  a un General emisario de muchos y decisivos jefes militares, no de los burócratas,  a participarle formalmente a los déspotas cubanos que se acabó su relación de metiches en los cuarteles venezolanos.  Si quieren una confirmación,  déjenme sugerirles atención a la lectura que sigue.

He criticado la estupidez de generalizar cuando se trata  de juzgar la conducta de instituciones o grupos sociales,  atribuyéndoles maldades intrínsecas,  como si fueran expresión de una tara genética colectiva.

Fuerza Armada Venezuela

Rechazo por ejemplo la frívola afirmación  que nuestras FFAA son un cáncer para el Estado Venezolano como han sostenido articulistas irresponsables.

Ya muchos pueden dar fe que está en curso, de manera irreversible, un proceso de saneamiento, intrínseco y  auto-sostenido de nuestras FFAA,  para poder asumir el liderazgo moral y político del país durante el tiempo que sea necesario. Están corrigiendo a fondo muy serios vicios propios,  para luego  asumir los correctivos necesarios  en el conjunto del Estado.

El desquiciamiento ético y profesional fue tal en estos años, que mantuvo  en entredicho hasta su  papel rector de la nación, del que muchos  ya empezaban a dudar, y hasta sobre si eran necesarios como institución,  al punto de imaginar si más bien no eran una fuerza  perjudicial para los más sensibles intereses nacionales,  en particular los su soberanía hipotecada ante el Estado totalitario cubano.

Es cierto que el deterioro viene desde la propia Cuarta república, pero más cierto aún es que  desde que imperó la influencia castrista, impuesta por Chávez como líder militar, todo se potenció hasta niveles de  descomposición absoluta, por cuanto fueron  15 años de partidismo  e ideologización desnaturalizante de las instituciones militares.

Déjenme agregar que  este tipo de reacción regenerativa,  cuando se está al borde del abismo, es propia de grupos humanos de cierta complejidad, que habiendo sido fundados sobre valores y practicas enaltecedoras, pueden encontrar en sus mejores tradiciones las fuerzas para su regeneración.

Es algo tan significativo como: cuando todo parecía  perdido, desde lo más profundo resurge con inusitada fuerza el ímpetu  emanado de lealtad a valores  por los que murieron en décadas pasadas tantos de los suyos, cumpliendo su deber de patriotas y que les genera ese intangible, tan real, que sin embargo  les da ese espíritu de cuerpo, como reserva de la integridad de la nación.

Hay muchos ejemplos para sostener estas premisas, sobre la regeneración profesional de nuestras FFAA, por ello  en futuros artículos volveré sobre el tema, ya que estos análisis son necesario para entender todo lo que viene.

Cuando veamos irrumpir  a las FFAA en el centro del escenario político, generando Un Nuevo Orden, que está empezando a construirse desde ellos mismos y  para poner fin a este desmadre, debemos  saber que  ese proceso de enormes rectificaciones, no empezarán  ese día preciso,  sino que ya empezó desde hace meses, aunque deliberadamente  opacados por  el propio Maduro, quien ha tratado además de ocultar el arrecherón que comparte con los Castro,  contra esta necesaria decisión militar unilateral y soberana de nuestras FFAA, de cortar por lo sano con la tutela cubana

A Maduro le ha quedado solo tratar de  distraer,  al no poder parar nada,  con la tonta maniobra de hablar incontinente  e impertinentemente  como  su progenitor,  que ahora nos luce ponderado,  si le comparamos a este alumno muy orate y “disposicionero”.

La ruptura de los nexos militares con el gobierno cubano significa y  explicita que la autoridad del “comandante en Jefe” Colacho tiene sus días contados.

El proceso de regeneración  se emprendió, desde altos mandos militares, desde Junio, al vetar  muchos ascensos de siguises del régimen y al exigir la separación de altos oficiales que podrían ser extraditables y llegó ya hasta declararle la guerra física al narco-tráfico que incluye, imagino, el derribo de las aeronaves de los “narco soles”,  destruyéndoles en pleno vuelo decenas de avionetas.

Esta ofensiva sostenida por parte de mandos militares conectados emocionalmente  con la inmensa mayoría de los efectivos,  solo le han dado el chance a Maduro de querer y tratar de robarse el show, diciendo que él es quien  lo ha ordenado.

Colacho practica sus dones de mando cada mañanita: dirige su mirada hacia el oeste, levanta y sacude enérgico su dedo índice y ordena QUE SALGA EL SOL y de repente se da cuenta que le salió a su espalda,  se da la vuelta y ordena QUE SIGA SALIENDO, pero al día siguiente se le olvida,  por aquella ubicación geográfica grabada a chaparrazos maternos en su memoria de niñez descalza bogotana, cuando le costaba aprender los puntos cardinales,  porque el faltó a esa clase.

El que no me crea sobre este irrefrenable proceso del necesario advenimiento de una impostergable regeneración del ESTADO,  seguirá deambulando en los vericuetos de análisis con una falta absoluta de destino y perspectivas,  o peor aún, seguirá creyendo los cuentos de caminos, sobre que esto tiene un arreglo electoral como  tratarán a acordar entre el régimen y los buenos oficiantes de oposición conveniente, Insultada y sodomizada, pero modosita, porque Maduro Y Diosdado saben que los tipos le meten al masoquismo político.

Recuérdenlo y recuéntenlo: La ruptura militar con Cuba  es un hecho. Se produjo esta tercera semana de Noviembre de 2013

También con Rusia se reorientan significativamente las relaciones que eran derivadas de las compras masivas de armas que hizo Chávez, y sus  asesorías y condicionantes que le eran concomitantes.   Se suspenden los acuerdos de aprovisionamientos, y para conveniencia del país, también en materia de tecnología militar,  nos convendrá ampliar los acuerdos con China de mejor tecnología y  de gran capacidad de asistencia financiera.

Recuérdese que China  es quizá el único país del mundo  que puede y quiza ya quisiera, cuando contemos con un regimen economico y politico estable, invertir aquí dos o trecientos mil millones de dólares,  para una industria petrolera de nueva generación  y poder  llegar a producir los 6 u 8 millones de barriles que ellos necesitan.

Solo nos falta: NO regalar ni un barril más, sacar a Ramírez y su banda  de bolichicos de PDVSA y hacer negocio NO con el Partido Comunista Chino, al que solo le queda  la obsesión por  su control político  del poder allá, que NO ES problema nuestro, sino con decenas de compañías privadas  gigantes,  que  son estimuladas, por el gobierno chino, a comprometerse en inversiones de gran envergadura CAPITALISTA, y es eso lo que estos tarados del gobierno de Maduro no entienden,  porque siguen creyendo que Mao Tse Tung  gobierna esta gran potencia Capitalista emergente asiática,  que será dominante en todos los órdenes en un par de décadas, ASOCIADA a  Estados Unidos,  y que encontrará la manera de hacer de la Zona Pacifico, la del mas colosal crecimiento de  fuerzas productivas, por este  y el siglo que viene y nosotros también deberemos sacar provecho,  cuando crucemos a Colombia  con  oleoductos  gigantescos que llenen y embarquen  con nuestros  crudos y refinados los mega-tanqueros desde su costa pacífica hacia China.

Todo está relacionado  incluyendo la desesperada y locoide campaña de Maduro por agotar TODOS los inventarios comerciales. Quiere dejar un país totalmente desabastecido, porque  en su supina ignorancia  él estima que aún puede voltear la tortilla e imponerse contra el ESTADO DE NECESIDAD que se abre paso para  generar un nuevo orden político y económico  en el país.

Romper militarmente con Cuba y obligarle a salir en sana paz de los cuarteles,  tuvo que haber sido obra de gente con mucha autoridad y con quilates de liderazgo personal o colectivo,  que  ya empezaron a dictar la pauta de lo que viene. Hay que poner el país sobre sus pies.

 

Fuente: Alberto Franceschi

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top