Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡SIN CONTROL! En un día el hampa mató a cinco funcionarios de seguridad en la Gran Caracas

La situación en Venezuela se agrava cada día especialmente en materia de seguridad nacional. Esta nota publicada por el portal Efecto Cocuyo, demuestra el nivel de inseguridad que se vive en Venezuela, no importa las fechas, no importa dónde se viva, no importa el bando político al cual seamos afectos, no importa nada para estos antisociales. policia-casco

La delincuencia en Caracas no tomó vacaciones esta Navidad. Cuatro funcionarios de cuerpos policiales y un militar fueron asesinados a tiros en menos de 24 horas en la capital, y otro fue abatido en el estado Aragua. Familias de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, Policía de Miranda y Policía de Sucre vistieron de negro este 24 y 25 de diciembre.

25 de diciembre, 2:15 am.

A esa hora un hombre sin documentos fue ingresado al hospital Pérez Carreño de Caracas. Luego de su muerte las autoridades lo identificaron como el oficial de Polisucre, Wilki Adalberto Carreño Saavedra, de 25 años de edad, quien se encontraba con un joven de 24 años cuando le dispararon en la cabeza en la redoma de Antímano. Según el parte médico, la víctima fue trasladada en un Toyota Camrri color blanco, que huyó después de que el paciente fue ingresado a emergencia. El funcionario perdió 40% de la masa encefálica. Se presume que el móvil fue el robo.

24 de diciembre, 10:40 pm.

Al oficial agregado de Polimiranda, Eduardo Alberto Rosillo Romero, de 38 años de edad, le dispararon cuando estaba frente a su casa en la calle Campo Elías de San Casimiro, estado Aragua. Encapuchados llegaron al sitio y querían robar a todos los que estaban compartiendo en la calle. Los dos jóvenes usaron unas escopetas para amedrentar a la gente y quitarles el dinero y celulares. A Eduardo Alberto lo despojaron de su teléfono LG, pero algo puso nervioso a los delincuentes y le dispararon al oficial en el costado derecho. Después de trasladarlo a dos centros asistenciales, a las 11:30 pm tres niños quedaron huérfanos de padreen víspera de Navidad. Tenía 15 años de servicio en Polimiranda, estaba adscrito al Centro de Coordinación en Cúa y es el octavo uniformado que muere de forma violenta de esa institución, según reza un comunicado oficial.

24 de diciembre, 7:00 am.

Antonio José Pachano Jottaviano, de 25 años de edad, y Felipe Pachano son sobrino y tío. Ambos murieron luego de que sus secuestradores les dispararan. El primero era teniente del Ejército, ascendido en julio. Fueron sorprendidos en la carretera vieja Caracas – Guarenas, a la altura de la venta de repuestos Inmenca. Acudieron allí porque el padre del militar se había quedado accidentado. Delincuentes se llevaron a Antonio y a Felipe. Al mediodía aparecieron entre los matorrales de la Terraza 1 de Pablo VI de El Llanito. La familia Pachano pasó la mañana del 25 de diciembre en trámites para retirar los cuerpos de la morgue de Bello Monte. Indicaron que el teniente dejó un niño huérfano.

24 de diciembre, 1:40 am.

Un ataque con fusiles a la sede de la PNB en San Agustín del Sur dejó dos funcionarios muertos y tres heridos. El oficial agregado Zaid Javier Peña Peña, de 29 años de edad, tenía dos tiros en la cabeza y al oficial jefe César Augusto Sánchez Vegas, de 40 años de edad, las balas lo alcanzaron en la espalda. Murieron en el hospital Pérez Carreño. En horas de la tarde, una comisión de la institución en duelo abatió a un hombre apodado “Chino Cancha” señalado como sospechoso de la agresión.

Si se suman estos cinco hechos a un conteo extraoficial, el hampa ha dado de baja a 143 funcionarios policiales y militares en lo que va de año en la Gran Caracas, 11 más que en 2014.

Vivos, pero heridos

Mientras estas muertes se suscitaban, otras armas, otras balas impactaron a otros agentes de la ley. En estos casos no se registraron muertes, pero sí lesiones que ameritaron que las víctimas fuesen trasladadas a un centro médico.

24 de diciembre, 9:30 am.

El oficial de la PNB, Carlos José Morillo Álvarez, fue herido en el brazo cuando se encontraba en el antiguo Club de la Policía Metropolitana en la Cota 905. Los atacantes se desplazaban en un Corsa color blanco. Lo recluyeron en una clínica del oeste de la ciudad.

23 de diciembre, 1:30 pm.

El detective del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), José Miguel Gómez Coronil, de 23 años, fue atacado por dos hombres en una moto roja Bera en la calle El Liceo de la parroquia Los Teques. Un tiro lo hirió en la pierna izquierda y los vecinos lo llevaron a una clínica de la zona.

24 de diciembre, 3:30 pm.

El comisario del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional Bolivariana (Sebin), Erick Erwin Rojas Natera, fue herido en la urbanización Los Colorados, edificio Santa Lucía de Carabobo. Estaba con su padre cuando dos delincuentes le querían quitar su pistola de reglamento, él se negó y le dispararon. Su cuerpo quedó con cuatro proyectiles, dos en el tórax, uno en el hombro y otro en la pierna derecha. Fue trasladado a un hospital de Valencia.

Con información de Efecto Cocuyo / Vanessa Moreno.

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend