Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡UNA CATÁSTROFE! Las 6 malas costumbres que adquirimos los venezolanos por el socialismo (+Fotos)

Desde que el mundo es mundo se tiene la creencia de que cuando un Presidente le entrega el cargo a otra figura política, es porque ya no era factible su permanencia en el poder. El caso de Venezuela no es la excepción. Primero se creía que Rafael Caldera no servía, así como Carlos Andrés Pérez, Hugo Chávez y por último, Nicolás Maduro.

Foto: Reuters.

Sin embargo, el problema no está en lo borracho que fue Jaime Lusinchi, en la ineptitud de Luis Antonio Herrera Campins, o en lo “gánster” que pudo ser Carlos Andrés Pérez, muchas veces el problema está en el propio venezolano que se ha dejado arrastrar por circunstancias sin meterle la lupa a las consecuencias. Un país donde la viveza y la trampa son valorada tanto como el oro y donde hacerse millonario es una virtud; donde la impunidad se ha convertido en un hábito y la corrupción aplaudida entre las “cúpulas podridas”.

Estos últimos factores, han llevado a este país caribeño, rico en petróleo y máxima potencia, a una realidad innegable al peor estilo de África y la India: con miseria, hambruna, indigencia, kilos de basura, desnutrición, terribles hábitos y hasta malas costumbres.

Muchos valores se han perdido desde entonces cuando el fallecido Hugo Chávez llegó al poder con su “imponente” modelo de la “revolución”, un patrón cubano que no ha generado progreso, por el contrario, solo ha sido nacionalista en discurso y cual cáncer rojito, ha acabado con recursos y dejado pobreza mental.

A continuación, las costumbres adquiridas por los venezolanos tras la llegada del socialismo:  

Todo lo quieren “gratiñanga”

En países desarrollados el sistema de un Estado funciona y tiene una influencia positiva en sus ciudadanos porque las autoridades piensan en el futuro. Con un discurso ejemplar, apuestan por la educación, la diplomacia, la inversión social, la buena economía, y hasta el buen vestir. Pero en Venezuela el mundo está al revés, regalías como cajas de comida, aires acondicionados o hasta apartamentos y casas ha dejado implantado al venezolano un “chip co-dependiente del gobierno”. Atrás quedó el esfuerzo y el trabajo duro como filosofía de vida para aspirar a ser un profesional y tener un mejor techo. Ahora está de moda obtener las cosas “por la vía fácil”, pregúntele a un enchufado.

Foto: @Fabio_ZavarseP

Perfección en la trampa

Otra mala costumbre adoptada es la tramposería: Muchos la pasaron “sabroso” raspando cupos Cadivis en el exterior y ahorraron la mayor cantidad de dólares para venderlos en el mercado negro y así multiplicar ganancias. Eso por un lado, pero no olvidemos el bachaqueo, un fenómeno iniciado por una gran cantidad de personas que tienen por oficio comprar los productos en los supermercados que venden a precios controlados. Cuenta con el ingrediente de la generalizada degradación chavista y no es otra cosa que una estrategia de sobrevivencia a la aguda crisis.

Créditos: Meridith Kohut para The New York Times

Aspiraciones a “colectivo”

Solo en “socialismo” los profesionales y las empresas privadas son los malos del cuento, el gobierno chavista no se identifica con las personas preparadas académicamente y que tienen como meta impulsar un país en base a su intelecto. Al contrario, la cúpula madurista acepta a los delincuentes y conformistas, esos mismos que cómo gozan de “una regalía”. En pocas palabras, el madurismo respeta solo aquellos que jamás tuvieron oportunidad de estudiar. Aquellos que salen a amedrentar a sus hermanos y se consideran protectores del Estado. Así nacieron los colectivos.

Foto: @jesusmedinae

Las “invasiones” como techo propio

La Constitución en su artículo 115 dictamina taxativamente el derecho a la propiedad privada. De igual manera lo hace el Código Civil en su artículo 545. No obstante, el Gobierno de Hugo Chávez para el año 2005 legalizó la expropiación “para el bienestar del pueblo”. Por ello, con el pasar de los años se han creado decretos que propician la práctica de la invasión y vulneran la Carta Magna.

Foto: @ParaisoActivo

Mal educación, a la orden

Sin duda, el modelo rojito está cambiando para mal la forma de ser del venezolano, en estos tiempos el pudor y el respeto quedaron en el fango. Abundan en las calles de ciudadanos orinando en las calles a la luz del sol, delincuencia las 24 horas del día, ostentan armas por las redes sociales, insultan a los ancianos, ignoran las leyes como sus gobernantes lo hacen, y una lista interminable.

Foto: Zulia Por Dentro.

Largas colas para comprar alimentos

Venezolanos han sido marcados como ganado para poder disfrutar de un plato de comida, un factor que comprueba la hecatombe que se vive a diario. Sus inicios se remontan en la escasez, el desabastecimiento, el bachaqueo, la falta de producción, de la innegable corrupción en el Ejecutivo y de las respuestas incompetentes del gobierno de Nicolás Maduro. Sin duda, Venezuela se ha convertido en una novela difícil de ignorar, una revolución que no ha dejado más que involución.

Foto: Reuters.

Redacción Maduradas

Puedes leer también:

¡FILOSAS! Los 10 mortales frases del diputado Mejías que le dan en la madre a Nico (defendió a Guevara a capa y espada)

¡No olvides dejar tus comentarios!

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).



¿QUÉ OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Top

Send this to friend